La Isla de Irlanda

Descubre todos los secretos de la fascinante tierra del trébol y la magia celta

Autor

Panorámica de la Reserva del Valle del Silencio, uno de los lugares más populares de los Montes Mourne.
Foto de @Wild-art

En un valle lejano, se escucha el eco de una gaita. A nuestros pies se extienden praderas llenas de tréboles y los acantilados color verde esmeralda parecen susurrar una canción de otro tiempo. Irlanda es una isla que destaca por muchas cualidades, una de ellas, su capacidad para reconciliar al ser humano con la naturaleza y la tradición. Una de las mejores formas de descubrirla consiste en realizar alguna de estas 10 rutas, ya sea a pie o en bicicleta.

Ruta entre los Acantilados de Moher

Vista de La Torre de O’Brien, una de las principales atracciones de la ruta por los Acantilados de Moher.
Foto de @tbk

Cuenta la leyenda que un pescador de Moher robó la túnica mágica de una sirena y esta le siguió hasta su casa. Estratégicamente, la sirena se casó con él y, un día en que su nuevo marido estaba pescando, cogió la túnica y regresó a las profundidades del mar. También cuentan que bajo esta salvaje zona de Irlanda se esconde la pista de una ciudad submarina que aún no ha despertado. Estas y otras leyendas forman parte de la experiencia de visitar los mágicos “Cliffs of Moher” (Acantilados de Moher), en la Región de Burren. Un espectáculo escénico cuya ruta ideal parte desde la localidad de Doolin bordeando la costa a través de diferentes caminos señalizados. Con un poco de suerte, podrás avistar las Islas Aran y la Bahía de Galway.

Encuentra más descripciones y fotos en

Carrauntoohil, la montaña más alta de la isla de Irlanda

Visitar Carrauntoohil en invierno supone avistar la montaña más alta de Irlanda con nieve.
Foto de @hyde

Con 1039 metros de altitud, Carrauntoohil es considerado el pico más alto de Irlanda. Un perfecto reto para amantes del senderismo y el montañismo en el Condado de Kerry, donde la Cordillera MacGillycuddy's Reeks toca el techo de esta isla gaélica. El contar con las mejores zapatillas de trekking, abundante agua y un puñado de frutos secos para repostar energías son algunas sugerencias durante una ruta en la que se debe de superar un tramo conocido como “The Devil’s Ladder” (Escalinata del Diablo), un sendero en zig-zag que finaliza en un prado desde el que divisar todo el valle. Solo entonces, te preguntarás si realmente has tocado el cielo.

Distancia

12,74 km

Desnivel +

931 m

Distancia

12,74 km

Desnivel +

931 m

Encuentra más descripciones y fotos en

Llegar al Faro de Howth

El Faro de Baily, una de las grandes atracciones durante una ruta por los acantilados de Howth.
Foto de @ARONFORCELLI

A tan solo 37 minutos de Dublín, el Cabo de Howth se extiende hacia el Atlántico perdido entre la bruma y el canto de las gaviotas. Esta ruta empieza en el pequeño pueblo pesquero de Howth y pone rumbo a un escenario típicamente irlandés lleno de sorpresas: acantilados, el Faro de Baily y el regreso al puerto local, ideal para ver las focas asomadas a los barcos que traen la pesca del día. Un paisaje tan épico como místico que, en días de buen clima, permite ver la isla conocida como “Ireland’s Eye” (Ojo de Irlanda), antiguo asentamiento donde yacía la iglesia del pueblo de Howth.

Distancia

7,64 km

Desnivel +

207 m

Terra Incognita
con
Distancia

7,64 km

Desnivel +

207 m

Terra Incognita
con
Encuentra más descripciones y fotos en

El encanto de “Diamond Hill”

Lago Kylemore en el Parque Nacional de Connemara, ubicación de “Diamond Hill”.
Foto de @Hors-Pistes

El famoso Parque Nacional de Connemara es el lugar idóneo para reconectar con la naturaleza: ovejas que pastan ajenas al mundo, pueblecitos de los que brota el aroma a marisco y montañas como “Diamond Hill” (Colina del Diamante). Considerada como la joya de la corona de la ciudad de “Galway”, esta cima de 442 metros de altitud es la excusa ideal para hacer una suave ruta de senderismo admirando todos los encantos de la campiña irlandesa. Especialmente desde el pueblecito de “Letterfrack”, donde podemos ascender por los diferentes tramos de la montaña “Lower Diamond Hill” y “Upper Diamond Hill”, dejando atrás el reflejo cristalino del Lago Kylemore, un famoso lago de agua dulce.

Distancia

6,97 km

Desnivel +

411 m

Distancia

6,97 km

Desnivel +

411 m

Encuentra más descripciones y fotos en

Explorando los Montes de Mourne

Panorámica de la Reserva del Valle del Silencio, uno de los lugares más populares de los Montes Mourne.
Foto de @Wild-art

Irlanda del Norte engloba algunos de los paisajes más bellos de la isla de Irlanda. Los Montes de Mourne, son una cadena montañosa de granito cuyo pico más álgido, el Slieve Donard (850 metros), es a su vez una de las cimas más altas de Irlanda. Un enclave de ensueño donde toda ruta comienza con un buen desayuno a base de salchichas con patatas “Comber”, una especialidad del Condado de Down. A partir de aquí, se puede realizar una ruta por las montañas con impresionantes vistas al Parque Nacional del Valle del Silencio, a su lago azul que contrasta con el verde de unas montañas surcadas por pequeñas cascadas, y a “The Mourne Wall”, antigua muralla levantada por los celtas.

Distancia

11,34 km

Desnivel +

611 m

Distancia

11,34 km

Desnivel +

611 m

Encuentra más descripciones y fotos en

Lago Muckross y Cascada de Torc

La Cascada de Torc, una de las principales atracciones naturales del Parque Nacional de Killarney.
Foto de @patricia77

Considerado como el primer parque natural de Irlanda y establecido en 1932, el Parque Nacional de Killarney en el Condado de Kerry engloba más de 102 kilómetros cuadrados de lagos, cascadas y bosques espectaculares. Dominado por la belleza escénica del Lago Muckross, el parque de Killarney te invita a disfrutar de un fin de semana en el que cualquier ruta tiene como objetivo final la Cascada de Torc. Un trayecto plácido que sale desde la ciudad de Killarney, rodea el lago y atraviesa bosques donde todavía viven ciervos. El sonido del agua y de la naturaleza, será la mejor guía hasta encontrar unas cascadas dignas de la mejor foto de Instagram.

Encuentra más descripciones y fotos en

Los misterios del Castillo de Belfast

El Castillo de Belfast, en “Cave Hill Country Park”, ofrece las mejores vistas de la ciudad.
Foto de @AlbertBallesté

Famosa por ser el lugar de construcción del Titanic, la ciudad de Belfast en Irlanda del Norte engloba numerosas atracciones culturales desde pubs icónicos donde degustar la mejor cerveza tostada hasta el encanto del Castillo de Belfast. Construido durante el siglo XII por los normandos, el castillo se eleva a 120 metros sobre el nivel del mar ofreciendo una panorámica alucinante de la ciudad, además de contar con un centro de visitantes para conocerlo en profundidad. Proponemos una ruta de senderismo por las escarpadas colinas de “Cave Hill Country Park”, una ruta que también puedes realizar en bicicleta, ya que se ubica a tan solo 6 kilómetros de distancia del casco antiguo de la ciudad.

Distancia

6,03 km

Desnivel +

278 m

Distancia

6,03 km

Desnivel +

278 m

Encuentra más descripciones y fotos en

Los Montes Wicklow

La ciudad monástica de Glendalough con la abadía y “The Round Tower” entre otras ruinas medievales.
Foto de @hoes.patrick

Ubicada en el Valle de los Dos Lagos, la localidad de Glendalough supone la mejor alternativa para conocer un pedazo de la historia de Irlanda a tan solo 68 kilómetros de Dublín. Pero si existe una buena excusa para dejarse caer por esta antigua ciudad medieval es conocer los Montes Wicklow, una cordillera salpicada de lagos y topada por el Lugnaquilla, un pico de 925 metros cuyo nombre en irlandés (Log Na Coille), significa el hueco del bosque. Esta ruta empieza en la antigua villa monástica de Glendalough y bordea el Lago Lower pasando por las Minas de Glendalough, ideal para recorrer a pie o en bicicleta gracias a una orografía de pendientes suaves.

Distancia

12,23 km

Desnivel +

501 m

Caminhantes
Distancia

12,23 km

Desnivel +

501 m

Caminhantes
Encuentra más descripciones y fotos en

Subir la Escalera al Cielo

“Stairway to Heaven”, la mejor ruta de senderismo por la Montaña Cuilcagh, entre las dos Irlandas.
Foto de @VirgoHynes

Situada en la frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda, la Montaña Cuilcagh invita a realizar el más apasionante de los recorridos a través de una ruta entre los riachuelos que enlazan con el Río Shannon. Un escenario cuya principal ruta “Cuilcagh Mountain Legnabrocky”, también conocida como “Stairway to Heaven” (Escalera al Cielo), supone 7,5 kilómetros de aventura entre antiguas ruinas celtas y un paisaje que comienza a inclinarse hasta besar el punto final, situado a 665 metros de altitud. Una vez se alcanza, sentirse el rey del mundo frente a los Montes Mourne y las Montañas Croagh Patrick es tan solo una de las muchas experiencias a vivir.

Senderismo
Senderismo
Distancia

11,08 km

Desnivel +

419 m

Senderismo
Senderismo
Distancia

11,08 km

Desnivel +

419 m

Encuentra más descripciones y fotos en

Parque Nacional del Burren

Parque Nacional del Burren, una zona de formaciones kársticas que forman un museo al aire libre natural.
Foto de @BodiAgi

Los amplios paisajes kársticos hacen pensar en un planeta lejano. Sin embargo, El Burren es aún más alucinante. Su nombre, que significa lugar pedregoso, da indicios de lo que el viajero encontrará en este rincón del Condado de Clare. En el Parque Nacional del Burren, “Poulnabrone”, el dolmen más famoso del país por su forma de barco, convive con lugares históricos como la Abadía de Corcomroe. Estas son tan solo dos de las atracciones a descubrir durante una ruta cuyo objetivo es ascender poco a poco hasta una cima desde la que divisar el conjunto rocoso y la Playa de Fanore, ideal para practicar surf.

Distancia

6,19 km

Desnivel +

144 m

macbre.pl
con
Distancia

6,19 km

Desnivel +

144 m

macbre.pl
con
Encuentra más descripciones y fotos en