Coordenadas 587

Fecha de subida 22 de junio de 2019

Fecha de realización febrero 2017

-
-
1.112 m
960 m
0
7,2
14
28,85 km

Vista 8 veces, descargada 0 veces

cerca de Rabanera del Pinar, Castilla y León (España)

Salimos de Rabanera del Pinar en dirección Norte por la vía del tren abandonada junto al río, los caballos abrevaron a la salida del pueblo y pasamos la portera junto al paso canadiense hacia Cerrillo Merino, giramos al Oeste por la dehesa de Santa Marta para subir por la Peña del Mojón hacia Las Tajuelas, seguimos por la Cuesta del Cuende hacia las Tenadas de Peña el Moro y luego hacia Cabezón de la Sierra, luego bajamos a cruzar el río de la Vega y en la Ermita del Santo Cristo tomamos la senda de las Hacinas en dirección al puente de San Miguel sobre el Arroyo Navagrullas, seguimos por Los Ruyales hacia Peña Caballera, pasamos una portera y giramos hacia Hoyo Pensado para bajar por el camino de Cabezón pasando por la puerta de San Marcos hasta Piedra Moreno, pero unas cercas nos impidieron el paso, decidimos seguir las sendas del ganado entre el robledal hacia las Tenadas de las Cabezas, pero no hallamos portera que nos permitiera el paso, así que optamos por cruzar la cerca soltando los alambres de un poste de madera, pasamos los caballos, volvimos a montar los alambres y 400 metros adelante tomamos el camino hacia las Tenadas de Valdemama (en dos ocasiones hemos intentado comunicar Cabezón de la Sierra con Castrillo de la Reina y en ambas hemos encontrado cercas sin portera en la zona entre Los Ruyales y Piedra Moreno parece que será necesario acercarse más a Hacinas para evitarlas), recuperada la ruta prevista decidimos hacer un descanso, luego pasamos por Valdemama hacia el puente sobre el río Saelices a las puertas de Castrillo de la Reina, en su Area Recreativa paramos a dar agua a los caballos, mientras unos llenabamos el cubo en la fuente, los más impacientes se acercaron al pilón para abrevar ¡cuidado, una auténtica trampa! está tan bajo que uno de los caballos metió una mano y acabo dentro con agua hasta la barriga, todo quedo en un susto pero pudo tener consecuencias graves, repuestos del incidente cruzamos el pueblo en dirección a la Dehesa de Campo Cubillo donde pastaban abundantes vacas y un grupo de yeguas y potrillos que se acercaron curioseando, salimos por Peñacaida hacia Nava Sotillo para cruzar la Dehesa de Santa María convertida en un campo de golf natural para disfrute de las gentes de Salas de los Infantes, seguimos por Peña de las Zahurdas hacia la Tenada de Camarma adentrándonos poco a poco en el robledal de Los Vallejos a las puertas de Castrovido donde hicimos noche.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta