Tiempo  2 horas 27 minutos

Coordenadas 1204

Fecha de subida 9 de febrero de 2019

Fecha de realización febrero 2019

-
-
804 m
654 m
0
2,4
4,7
9,43 km

Vista 42 veces, descargada 0 veces

cerca de Realejo-San Matías, Andalucía (España)

El agua sale presurosa por un pequeño orificio. Escondida hasta que ve la luz, su murmullo al caer es señal de vida. Hablamos de las fuentes, de los pilares, los pilarillos. La imaginación humana ha diseñado miles de formas para el correr del agua. No hay dos iguales, y si lo son, sus entornos los hacen únicos.
Decimos Granada, agua, fuentes, hay mucho que ver, y que disfrutar. Esta ruta es una de las muchas posibles. Una toma de contacto apenas, pero representativa de lo que ofrece la bella ciudad. Desde una suntuosa fuente (¿o Pilar?) como el de Carlos V, a muy humildes “pilarillos”, hoy secos. De los que el agua sólo es un elemento decorativo, circulando reciclada, a los que aplacan la sed de los que pasan por su lado.
Porque los pilares se sitúan cerca de los lugares por donde fluye la vida. O ya lo ha hecho. Como el pilar del Lavadero de la Placeta del Sol, antes y hoy lugar de reunión, o el de la muy frecuentada Carrera del Darro lugar con un pilar escenario de músicos callejeros. Otros como el Pilar del Via Crucis, aislados en una calle desierta, sin agua, productos de una religiosidad de otros tiempos.
Este recorrido parte de un parking público. Nos encontraremos con el primer pilar en las cercanías del Rio Genil, seguido del que se encuentra en la Basílica de la Virgen de las Angustias, patrona de Granada. Ascenderemos por la Calderería, en un entorno de zoco árabe y gente en las terrazas de atestados bares. Allí, junto a un pilar, las monjas de clausura se turnan para rezar frente al altar. Nos adentraremos en el Albaicin, y tras retornar a la Plaza Nueva, franquaremos la Puerta de las Granadas. Ya estamos en el recinto de la Alhambra. El agua corre por canalillos en el suelo, y las fuentes y pilares dan frescor a estos bosques. Nuestro tramo final nos lleva al Realejo, barrio de hondas resonancias granadinas.
Ya sólo nos queda recordar a Federico García Lorca:
Frente al ancho crepúsculo de invierno
mi corazón soñaba.
¿Quién pudiera entender los manantiales,
el secreto del agua
recién nacida, ese cantar oculto
a todas las miradas
del espíritu, dulce melodía
más allá de las almas...?
Se encuentra en el Monasterio de los Basilios, hoy hotel. Acuden los niños de los cercanos Escolapios.
Se encuentra en el interior de la Basílica de la Virgen de las Angustias. El compás de la basílica de Las Angustias corresponde al espacio que ocupó antaño un cementerio parroquial. Destaca su frontis, de dos pisos diferenciados con una pequeña repisa. En el primero está el único caño del que sale agua por la boca de un mascarón que evoca el rostro de una ninfa. El mascarón está enmarcado por un pergamino enrollado por sus cuatro esquinas, característica que le confiere una gran originalidad. Dos leones, en altorrelieve, sujetan el pergamino. Estos leones están apoyados sobre sus patas traseras en un pequeño y sobresaliente pedestal.
Esta plaza recuerda al que fuera rector de la Universidad de Granada. Fue asesinado en el mismo lugar y por los mismos motivos que García Lorca, a los 32 años. Amigo y discípulo de Unamuno, que fue cesado por Franco el 22 de octubre de 1936, la noche que fue fusilado Vila en Granada
Es una posada para los comerciantes almacén y mercado de mercancías principalmente Trigo. Se construye en el siglo XIV y su nombre original es Al-Funduq al-Gidida o Alhondiga nueva. Es la única Alhondiga de esta clase que subsiste en la actualidad de las que hubo en Al-Andalus. En 1494 los Reyes Católicos lo concedieron a Sancho de Arana. A su muerte (1531) salió a subasta, usándose como hospedaje de carboneros, más tarde como corral de comedias (hasta 1593) y luego, casa de vecinos. Fue declarado Monumento Histórico-Artístico Nacional en 1918. En el centro se encuentra su pilar, abrevadero, lavadero, un ejemplo de varios usos.
Está situado en la plaza del mismo nombre, entre Caldelería Nueva y la Cuesta de San Gregorio. Elaborado en piedra de Sierra Elvira, se encuentra muy desgastado. En las inmediaciones convive el bullicio de sus bares y teterias, en una zona de sabor árabe con la paz del interior de la Iglesia de San Gregorio, donde una monja de clausura siempre se encuentra rezando frente al altar. En su origen fue una Ermita construida por los Reyes Católicos. Paso por diversas vicisitudes. Tras la desamortización el templo se utilizó como almacén de vinos y carbones, también como prostíbulo y sala de baile. Se incendia en la guerra civil y, reconstruido, desde los años cincuentala iglesia y el convento están ocupados por la comunidad de religiosas de las clarisas de clausura.
Situado bajo la placeta de Carvajales, uno de los miradores con más encanto de todo el Albaicín. Arriba en la plaza una alberca central. Abajo un pilar con tres caños, que no salen de un frontal común, como ocurre en todos los pilares, si no que están independientes unos de otros, salen de la propia pared encima de la cual está el mirador. La Plaza y el mirador hacen referencia, en su nombre, a una de las familias nobiliarias más influyentes de la Granada del sigo XV y XVI. Los Carvajales tienen sus orígenes en la provincia de León.
Este pilar está dedicado al compositor D. Valentin Ruiz Aznar. Se encuentra dentro del Monasterio de la Concepción, uno de los más antiguos y representativos conventos de clausura granadinos. Fue fundado en 1518 y en él se integran armónicamente importantes palacios, casas y jardines moriscos preexistentes del periodo musulmán, junto a edificios propios de las construcciones conventuales cristianas.
Pilar situado en la muy visitada Carrera del Darro. Aquí la vida fluye con sus múltiples visitantes y cantantes espontáneos. Está adosado al Convento de Santa Catalina de Zafra. Es un Convento de religiosas dominicas fundado en 1520 por la viuda de quien fuera Secretario de los Reyes Católicos, Hernando de Zafra, integrando para su construcción varias casas moriscas que fueron donadas a éste por los Reyes Católicos. ES famoso por sus dulce que venden aquí las monjas.
El Pilar del Toro está situado en la muy concurrida Plaza Nueva de Granada. Detrás de la sede del Colegio de Abogados y junto a la Iglesia de Santa Ana. Fue la última obra del escultor Diego de Siloe. Hasta 1940 se encontraba en el cruce de las calles Cárcel Baja y Elvira, junto a la bajada de la Calderería Nueva. El pilar se disponía adosado a una casa, en el lugar donde se abría una pequeña plazoleta, frente a una hospedería. Era utilizado como abrevadero de animales y de suministro de agua para los vecinos del barrio.
El primero que se encuentra una vez superada la Puerta de las Granadas. Da la impresión de haberse reconstruido con frecuencia. Predomina la ubicación sobre la belleza del pilar.
Situada al pie de la Puerta de la Justicia en la entrada al recinto amurallado de la Alhambra. Los tres surtidores se interpretan puede como símbolos de los ríos de Granada: Darro, Beiro y Genil. También se ha asimilado al Verano, Primavera y Otoño por coronarse con espigas, flores y frutas. En el centro hay un cartel alusivo al Emperador Carlos V. El lienzo de muro sobre el que se apoya el pilar, presenta cuatro medallones tallados con personajes mitológicos: Hércules matando a la Hidra de Lerna; las hermanas Frixo y Hele pasando el Helesponto sobre un carnero, Dafne perseguida por Apolo, y por último Alejandro Magno.
En la explanada de la Puerta de la Justicia, adosado al muro se encuentra este pilar realizadoen homenaje al autor de Cuentos d ela Alhambra. y justo a su derecha si accedemos a la Puerta desde el exterior del recinto monumental, encontramos adosado al muro que hay entre la Torre de Barbas y la Puerta de la Justicia un pilar de tamaño considerable realizado en homenaje al escritor Norteamericano Washington Irving, famoso por sus cérebres "Cuentos de la Alhambra". El pilar está hecho en Piedra de Sierra Elvira, consta de una pila rectangular y un frontal con tres caños de bronce de los que brota el agua. Sobre el frontal una placa en la que podemos leer: "GRANADA A WASHINGTON IRVING 1859-1959".
Situado en la Casa de la Estafeta, situada en la Plaza de los Carros, frente al Palacio de Carlos V. Se utilizó hasta 1928 como residencia de paisajistas, hasta que se usó oficina de correos en 1960. Los dos buzones de la Estafeta de Correos son dos cabezas de león, realizadas en bronce de color verde, provenientes del antiguo edificio de Correos en Gran Vía
Situado en el patio del Parador de San Francisco. Construido en Piedra de Sierra Elvira, El frontis está dividido en tres casetones, en los que hay tres mascarones y de los que brota el agua, y flanqueados por dos pequeñas aletas. El agua que brota no es potable, pues proviene de la Acequia del Rey. El escudo Heráldico que pertenece a la familia Silva, que participó en el asalto a Salobreña.
Humilde pilar en una calle con bellos Carmenes.
Superviviente de los lavaderos que se situaban en los barrios. Junto al componente práctico, tenía otro relacional, como centro de reunión de los vecinos. Este es el que se conserva en la actualidad, cuando grupos de jóvenes lo frecuentan. En la fotos una imagen del siglo XIX, y vistas de la ciudad desde el Lavadero.
Sencillo pilar, hoy sin agua, situado en la calle del Paredón de Jesús Penas, adosado al l Carmen del Maurón. El barrio del Mauror de los más antiguos de Granada, y el primero que se construyó extramuros. Llamado pilar del Vía Crucis o pilar del Calvario. Representa una escena del descendimiento de Cristo.
Situado en el Campo del Principe, su agua es potable. Es el clásico pilar de piedra de Sierra Elvira con pila abombada, dos caños con mascarones y cornisa recta.
Pilar situado bajo la placeta de San Cecilio. Hoy está muy deteriorado, y en situación de abandono, aunque el agua continua manando. Fué construido en el año 1891 con la finalidad de dotar de agua a los habitantes del Campo del Príncipe, tal y como podemos leer en la placa que se encuentra sobre él.
Es un pilar muy antiguo, del año 1566. Se encuentra cerca de la Puerta de la Iglesia de San Cecilio. Muy deteriorado en la actualidad. Anteriormente se encontraba en la calle San Juan de Dios.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta