Tiempo en movimiento  una hora 24 minutos

Tiempo  5 horas 22 minutos

Coordenadas 1086

Fecha de subida 2 de diciembre de 2017

Fecha de realización noviembre 2017

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
764 m
723 m
0
1,7
3,4
6,81 km

Vista 632 veces, descargada 12 veces

cerca de Palencia, Castilla y León (España)

Este inolvidable viaje de cinco días, registrado en 5 tracks, contiene cada día UNA PARTE COMÚN, a modo de resumen del conjunto de la excursión, y otra parte detallada de la DESCRIPCIÓN de la ruta correspondiente a ese día.
PARTE COMÚN.
Desde que se planteó el viaje, este tenia para mi varias motivaciones:
- Visitar las iglesias más importantes del románico palentino, que aunque antes ya había estado en muchas de ellas, esta vez llevábamos un guia de lujo en el errenterriara Carlos.
- Con otro amigo colega de Kalapie, iba a pedalear por carreteras palentinas con muy pocos coches, y por el Canal de Castilla (un reto pendiente desde hacía años).
- Llevar dos coches de apoyo con un equipo humano único, que haría el viaje inigualable, en un ambiente entrañable, y regado siempre de nuestros buenos Riberas de roble (con un mínimo de 5 meses de barrica).
El único inconveniente del proyecto eran las fechas, un poco tardías, con meteorología incierta y días muy cortos de luz.
Pero bueno...la previsión de mi infalible “meteoblue” se cumplió, con días muy fríos (lo que nos obligó a ir muy abrigados pues alguna mañana hacía 6 grados bajo cero) pero sin lluvia, aunque la última mañana llegando a Palencia empezó a nevar.
Lo que si tuvimos fue una imprevista e intensa niebla la primera mañana desde la salida de Palencia por el Canal de Castilla, lo que nos impidió acertar con el camino para llegar a Husillos y Ribas de Campos, por lo que ya con bastante menos niebla nos dirigimos por el ancho arcén de carretera a Carrión de los Condes, donde llegamos a la vez que los coches de apoyo.
Y solucionamos también las pocas horas de luz, el segundo día, cogiendo al atardecer el tren de media distancia de Frómista a Aguilar de Campoo, y el cuarto día, llegando a Frómista anocheciendo pero con nuestros potentes focos intermitentes de luz, por carretera local y sin ningún coche. INCREÍBLE!!!
El objetivo de la “expedición” de los siete amigos, era disfrutar del Románico de la provincia de Palencia, de Sur a Norte, entendido en el sentido más artístico y cultural. Además, hemos visto eremitorios rupestres de épocas más antiguas y alguna iglesia y restos visigodos. Y también arte del Gótico, del Renacimiento y del Barroco, incluso del Modernismo.
Los de las bicis eléctricas ascendimos, entre iglesia e iglesia, pedaleando por las carreteras palentinas locales de muy poco tráfico. Asimismo recorrimos el Canal de Castilla, en un tramo inicial de ascenso desde la capital palentina, y de descenso el tramo de Alar del Rey a Palencia y, no solo por interés deportivo, sino también cultural, histórico y sentimental. Los cinco restantes se movieron con dos coches, que a su vez nos servían de apoyo, de lo que les estamos sumamente agradecidos.
El primer día llegamos a Palencia por la tarde en el tren de media distancia (permiten llevar sin desmontar tres bicis por tren, con billete de 3 euros por bici para distancias superiores a los 100 kms, y sin billete para las inferiores) desde Donosti. Para ir sincronizados con los coches que habían llegado al mediodía, omitimos la visita de Baños de Cerrato y Villamuriel de Cerrato, para visitar así los siete juntos Palencia capital (cripta de San Antolín e Iglesia de San Miguel).
Y el segundo día, desde Palencia con las bicis fuimos directamente a Carrión de los Condes (primero por el Canal de Castilla y luego por carretera), sin visitar Husillos y Ribas de Campos, que si lo hicieron los de los coches.
Nos juntamos en la población de Carrión de los Condes para visitarla juntos y después Villalcázar de Sirga y Frómista. En total fueron 70 kms.
Aquí, ya anocheciendo, montamos con las bicis en el tren de media distancia hasta Aguilar de Campoo.
El tercer día, largo de 120 kms y mucho que ver, los ciclistas para no perdernos ninguna joya románica, nos dimos fiesta y así recorrimos juntos en los dos coches, los alrededores de Aguilar de Campoo, y disfrutamos en Vallespinoso de Aguilar (ermita de Santa Cecilia), Olmos de Ojeda (Iglesia de Santa Eufemia), Santibáñez de Ecla (San Andrés del Arroyo), Moarves de Ojeda (iglesia de San Juan de Moarves), y tras pasar por Cervera de Pisuerga, llegar a San Salvador de Cantamuda (Colegiata de San Salvador), el punto más al Norte de nuestro recorrido. En el camino de regreso a Aguilar de Campoo, vemos en Corvio la iglesia de Santa Juliana, y terminamos el recorrido en el Monasterio de Santa María la Real de Aguilar.
El cuarto día ya en bici, tras ver en Aguilar la ermita de Santa Cecilia, vamos hacia el Sureste, y visitamos Mave (iglesia de Santa María de Mave) y Olleros de Pisuerga (iglesia rupestre de Santos Justo y Pastor).
Aquí los txirrindularis nos despedimos de los cinco de los coches para llegar por carretera sin apenas tráfico hasta Alar del Rey, población en la que se inicia el Canal de Castilla, que nos llevará a pocos kms de Frómista, localidad a la que llegamos por carretera, anocheciendo pero con potentes faros, y con un cielo coloreado de ensueño. INOLVIDABLE!!!
Esta etapa se nos hizo un poco larga (90 km), con una falta importante de señalética en algunos puntos del camino, que te lleva erróneamente al Canal del Pisuerga (de regadío y en muy mal estado), que aunque va paralelo al Canal de Castilla, por la espesa vegetación existente entre ambos canales, no te das cuenta de ello hasta después de pedalear varios kilómetros. Entonces en el primer puente que vimos, cambiamos de canal, al de Castilla.
Los coches terminaron la excursión en Villacibio (ermita rupestre de San Pelayo), cerca de Mave, para regresar a Donosti.
El quinto día, tras pernoctar en Frómista, por el Canal de Castilla empieza a caer una copiosa nevada, que nos invita en Amusco a pasarnos a la carretera para así llegar antes a Palencia (unos 35 kms) donde cogemos el tren de media distancia de regreso a Donosti (una de las bicis no se pudo colgar del gancho, pues no lo permitía el grosor de la rueda, por lo que tuvo que ir horizontal, con bastante ocupación del pasillo, como se puede ver en una de las fotos).
De las cinco rutas que consta la excursión, una por día, a continuación la de hoy, descrita al detalle por nuestro entusiasta guía Carlos.
DESCRIPCIÓN DE LA RUTA.
En las iglesias románicas palentinas no hay lujos arquitectónicos como el atrio o el nártex de otras pudientes edificaciones sacras del románico europeo, pero las obras románicas en Palencia están plenas de íntima y conmovedora emotividad.
Hay elementos estilísticos predominantes, como el empleo del arco de medio punto, en vanos de puertas y ventanas, y bóvedas de cañón. Al avanzar el tiempo, por influjo del gótico, el perfil de arcos y bóvedas, tiende al apuntamiento. Es característica la forma de configurar las portadas; por los escasos recursos, no se aspira a crear una “portada monumental parlante” (según Bango Torviso), para trasladar el mensaje religioso a los fieles. Las portadas palentinas tienden a la austeridad.
Casi todo el románico que vemos es de los siglos XII y XIII. Cluny representa, en las artes decorativas, la imaginación creativa al servicio del mensaje religioso didáctico, en tanto que la austeridad cisterciense consagra un ascético ideario estético donde cobra protagonismo un tipo de motivo sobrio y menos expresivo (Bernardo de Claraval critica la presencia de animales “inverosímiles” e “inmundos” en los claustros).
La confrontación de un ámbito de proyección rectangular (la nave) frente a otro semicircular (el hemiciclo absidal) está cargada de simbolismo. El cuadrado representa el espacio terrestre (lugar donde habitan los hombres), y el semicírculo de la cabecera, es el espacio donde radica la morada de Dios.
Los medios económicos eran escasos, por los que había que construir templos sencillos, pero sólidos y duraderos. Las plantas de simple nave rectangular y hemiciclo absidal, no se parecen a las soberbias edificaciones europeas de tres y cinco naves. La materia prima es la sillería. En el Norte de Palencia predomina la arenisca, pero los muros son más blanquecinos al ir hacia el Sur, y la piedra es caliza. Los paramentos son de aparejo diatónico (a soga y tizón), y muchas veces, se remata con mampostería. Se ve solidez, equilibrio y armonía volumétrica. Hay verticalidad en espadañas, torres y cimborrios.
- SAN JUAN DE BAÑOS EN BAÑOS DE CERRATO. Basílica visigoda fundada por Recesvinto el año 661 (calendas gregorianas) es decir, 669 del calendario juliano (según consta en la inscripción original, que se encuentra hoy en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid). La basílica llegó al siglo XIX en un estado bastante lamentable de conservación, siendo sometida a una “oportunísima restauración” (por Aníbal Álvarez) que la salvó de la ruina y en la que le fue añadida la espadaña que hoy corona su pórtico occidental; pero conserva buena parte de su estructura visigótica, con grandes sillares perfectamente labrados y aparejados a hueso (sin argamasa). Arco de herradura en la portada, de ligera herradura sobrepasada o ultrapasada, un tercio de la longitud del radio (el mozárabe se sobrepasa en 2/3, el califal en ½).Y arco de herradura en el arco triunfal de la capilla, que no vemos, pues cierra los lunes. Dentro hay capiteles de un templo romano de Esculapio.
- VILLAMURIEL DE CERRATO. IGLESIA DE SANTA MARIA LA MAYOR, de principios del siglo XIII, en cisterciense y protogótico. Buena sillería. Contrafuertes y canecillos anicónicos. La fachada occidental tiene una entrada muy original, con dos arcos apuntados separados por un grueso mainel. Encima había una arquería mural, pero ahora aparece bastante rota por un óculo del siglo XVI. Más arriba, se ve el auténtico rosetón del siglo XIII. La puerta norte es lo más románico, de cuatro arquivoltas de medio punto, la interior con un perfil angrelado; también los ventanales son románicos, y gran parte de la torre. En general, lo que se ve es, en gran medida, fruto de una restauración reciente, pues se encontraba muy deteriorada por la mala calidad de la piedra. La economía de Villamuriel (y el número de habitantes, 6.400 en 2016) se basa en la industria automovilística, ya que desde 1978, la localidad es sede de una factoría de automóviles Renault.
- Ya en PALENCIA, CRIPTA DE SAN ANTOLÍN. Es la opera prima del románico ibérico. Según Gómez Moreno, es el punto de arranque del románico castellano. Nave rectangular con cuatro arcos fajones, y ábside semicircular, y templo visigodo (relacionado con Wamba, como consecuencia del traslado de los restos del mártir narbonés San Antolín de Pamiers a Palencia). Se compone pues de por dos partes engarzadas; la más antigua es visigótica, del siglo VII, un pequeño espacio rectangular con tres arquillos en su cabecera, con cubierta de piedra con losas planas y bóveda de medio cañón, y hacia los pies, un ligero ensanchamiento a modo de corto transepto, que comunica con la obra posterior, la segunda, protorrománica, del siglo XI, que tiene planta rectangular, de 7 x 17 m, nave abovedada con medio cañón y refuerzo de fajones. En 1034 Sancho el Mayor ordenó su construcción. Para algunos autores este lugar acogió antes un templo pagano romano y una basílica paleocristiana.
A la salida, visitamos el exterior de la catedral gótica, de 1321 a 1516, de aspecto severo y con cabecera poligonal. La Puerta de los Novios (o del Salvador), de finales del s. XV, en gótico flamígero (por la que entró Enrique III de Castilla para casar con Catalina de Lancaster en 1388). Y la Puerta del Obispo,que es la principal del lado Este. La puerta plateresca de los Reyes (o de San Juan) está en la cara Norte.
El impresionante retablo plateresco de la capilla mayor, del s. XVI, tiene tallas de Felipe Vigarny, tablas de Juan de Flandes, y un Calvario de Juan de Valmaseda.
El trascoro, desde donde se baja a la cripta, tiene bajorrelieves de Gil de Siloé y un tríptico flamenco.
- IGLESIA DE SAN MIGUEL. (visita exterior), iniciada en románico, pero de cronología tardía.
- CALLE MAYOR. “Mujer”(1998) de Indalecio López; su instalación creó polémica en su momento por ser demasiado moderna para el entorno la época. Los palentinos la llaman coloquialmente “la gorda”. Edificios Neo (modernistas), de principios de siglo, como el Colegio Villandrando (1911) modernismo floral, con elementos neogóticos, neorrománicos y sezessionistas. La fachada principal es una reinterpretación del gótico veneciano y del catalán. La cornisa está decorada con un gran friso cerámico, obra de Daniel Zuloaga- El edificio los construyó Jerónimo Arroyo (1871-1946), arquitecto municipal y diocesano, y este tiene dedicada una estatua en la plaza Mayor.
Para los ciclistas, como curiosidad citar el moderno aparcabicis cerrado y gratuito, que había cerca de la estación, como se ve en la foto.
foto

San Juan de Baños

foto

Villamuriel de Cerrato

foto

Palencia (1)

foto

Palencia (2)

foto

Palencia (3)

foto

Palencia (4)

1 comentario

  • hiotazu 09-dic-2017

    Magnifica descripción del viaje. Felicidades a los dos Carlos. No puede haber mejor guía turística.

Si quieres, puedes o esta ruta