Tiempo  3 horas 9 minutos

Coordenadas 303

Fecha de subida 29 de agosto de 2016

Fecha de realización agosto 2016

-
-
514 m
40 m
0
1,1
2,1
4,29 km

Vista 1376 veces, descargada 92 veces

cerca de Cadiz, Andalucía (España)

El Cádiz Medieval y Puerta de Tierra:

Antes de empezar a describir esta ruta, advertimos que en un tramo del recorrido el GPS se dislocó y marca un desnivel de unos 400 m. inexistente ya que Cádiz es plana; la única subida que hicimos fue a la Torre de la Catedral.

Este paseo nos lleva a visitar los barrios del Pópulo y Santa María, los más antiguos de la ciudad.

Partiendo del Centro de Recepción de Turistas nos dirigimos hasta la plaza de San Juan de Dios.

La primitiva Plaza Mayor de la ciudad, que se llamó también de la Corredera, se dispuso, como es frecuente en las ciudades medievales, a extramuros e inmediata a una de las puertas de acceso, en este caso la primitiva Puerta del Mar, hoy Arco del Pópulo. Su disposición irregular está condicionada por coincidir con una de las embocaduras del antiguo brazo de mar, que originariamente atravesaba la actual isla de Cádiz.

Ya en el siglo XVI se había convertido en centro de la actividad urbana, abierto al puerto y presidido por el cabildo municipal. Su tradicional función comercial se vio incrementada a medida que el comercio americano iba creciendo, pues en su emplazamiento se ponían a la venta muchos productos exóticos que traían a la ciudad las flotas de indias. A finales del siglo XVIII se ordenó la construcción de puestos fijos que dotó al conjunto de carácter de mercado público, que se mantuvo hasta que fue inaugurado el Mercado Central.

Así mismo, merced a la última remodelación de la plaza llevada a término en 2012, se completó la peatonalización del espacio y se añadieron nuevos elementos ornamentales. Entre ellos destaca el monumento al político gaditano Segismundo Moret, recuperado para esta plaza que ya ocupara cuando fue inaugurado en 1909.

En la Plaza de San Juan de Dios destacan interesantes edificios como el Ayuntamiento, la iglesia de San Juan de Dios y la Casa de los Pazos Miranda.

El actual Ayuntamiento de Cádiz se construyó en 1799 sobre las bases y emplazamiento de las anteriores Casas Consistoriales y es el resultado de dos etapas: la primera, neoclásica, iniciada en 1799 por Torcuato Benjumeda, y una segunda correspondiente al estilo isabelino, obra de García del Álamo en 1861 y que afectaría a los interiores. En 1936 se iza por primera vez la bandera de Andalucía.

La Casa de los Pazos de Miranda: Este edificio fue construido en 1795 por Miguel de Olivares, para Don Fernando Pazos de Miranda y ocupa un pequeña manzana del lado occidental de la Plaza de San Juan de Dios.

En él se refleja la formación casicista de su autor y se resumen los cánones inspiradores de la escuela academicista gaditana. Se compone de un gran cuerpo superior articulado por pilastras jónicas de orden gigante, entre las que se disponen los vanos y un zócalo avitolado que engloba las plantas inferiores, dónde se abre una sencilla portada de mármol, con vano de medio punto, flanqueado por pilastras.

Adentrándonos en el barrio del Pópulo, encontraremos el Arco del Pópulo y la Casa del Almirante (s. XVII), reflejo fiel de las casas habituales de los comerciantes con las Indias y de espectaculares portadas en mármol.

El Arco del Pópulo, se trata de la puerta norte de la muralla de la ciudad, construida en el siglo XIII por Alfonso X el Sabio. Dicha muralla era de mampostería y cal, almenada y con torres, estaba formada por tres lienzos que daban al oeste, al norte y al este, la parte sur quedaba sin cubrir por no ser necesaria, debido a lo difícil de su acceso.

El Arco del Pópulo fue llamado primitivamente Puerta del Mar y también Puerta Principal de la Villa. El nombre actual lo recibe por un lienzo al óleo de la Virgen del Pópulo Romano, obra del pintor de origen romano Antonio Franco del siglo XVI, que se encontraba expuesto en una hornacina abierta en el muro.

En 1598 se comenzó a construir una capilla sobre la bóveda de cañón del arco, entre las dos torres, para rendir culto a la Señora del Pópulo.


El arco de la Rosa nos sorprenderá con una impresionante vista de la Catedral. El arco de la Rosa se trata de una de las tres antiguas puertas que tenía el Castillo de la Villa, en Cádiz. Su denominación obedece a la pequeña capilla dedicada a la Virgen del Rosario o de la Rosa que se alzaba sobre ella. Originalmente su acceso se realizaba en eje acodado, a lo que obligaba la torre situada ante él, hoy desaparecida. Sobre el vano, que fue ampliado para permitir el paso de carruajes, defiende la entrada un matacán. Ante el arco se abría una pequeña plaza, denominada plaza de las Tablas, donde se montaban los patíbulos, desaparecida a finales del siglo XIX, cuando se configuró la actual plaza de la Catedral.

La Catedral: El siglo de oro vivido por Cádiz en el XVIII, con el monopolio del comercio americano, exigía un marco adecuado para las celebraciones litúrgicas que ya no podía ofrecer, pese a su venerable antigüedad, la Catedral Vieja de Santa Cruz. Así fue como, con la ayuda económica de los cargadores a Indias, se inicio la construcción de una grandiosa arquitectura, diseñada por Vicente Acero en 1722.

La genialidad del autor supo darle un aire de originalidad a la obra al conjugar la tradición arquitectónica española con las formas barrocas procedentes de Italia. Coinciden así una planta de origen gótico con potente girola, con el rico movimientos de líneas típico de los arquitectos italianos de la época.

El interior se abren un total de 16 capillas, entre las que destacan la de San Sebastián, que conserva un lienzo que representa a su titular, fechado en 1621 y obra del genovés Andrea Ansaldi; la de San Servando y San Germán, que cuenta con tallas barrocas de los titulares obra de Luisa Roldán, la Roldana, fechadas en 1687; la capilla de Santa Teresa que expone la custodia procesional del Corpus Christi, realizada en plata entre 1649 y 1664 sobre diseño de Alejandro Saavedra y la Capilla Mayor, que presenta un templete neoclásico de planta circular realizado en mármoles de colores y bronce dorado, siguiendo el diseño de 1790 de Manuel Machuca.

Mención especial merece la cripta, diseñada por Vicente Acero y concluida en 1726. Se organiza en torno a un espacio circular cubierto por bóveda plana al que se abren dependencias. Preside el conjunto un espacio rectangular con nichos para enterramientos, en cuyo testero hay un altar de mármoles genoveses del siglo XVII, con la imagen en mármol blanco de la Virgen del Rosario, imagen de estilo barroco de gran calidad atribuida al escultor italiano Alessandro Algardi.

En la cripta se encuentran enterrados, además de los obispos de la diócesis, los ilustres gaditanos Manuel de Falla y José Mª Pemán.

Podemos visitar también el Yacimiento Arqueológico Casa del Obispo que nos ofrece la posibilidad de conocer gran parte de la historia de Cádiz a través de sus restos. Un apasionante paseo por más 1500 m2 a través del tiempo escondido en las "entrañas" del antiguo palacio episcopal de Cádiz, donde el visitante comprobará, de forma directa a través de suelos de cristal y con reconstrucciones digitales, la evolución de la Ciudad desde el siglo VIII a.C. hasta el siglo XVIII.

Fue lugar de culto de diferentes civilizaciones; cuyo punto de partida fue un gran monumento funerario fenicio. Durante época romana fue un complejo relacionado con los cultos a los dioses Apolo, Esculapio e Hygia (Asklepieion). En el siglo XVI, el Obispo García de Haro lo convierte en residencia episcopal.

Más adelante visitaremos el Teatro Romano (s. I a.C.), de los más antiguos y mayores de la Península Ibérica, y la Iglesia de Santa Cruz, también conocida como Catedral Vieja, con importantes obras genovesas (s. XII al XVI).

El Teatro Romano de Cádiz se descubrió en el año 1980 en unas excavaciones arqueológicas destinadas a localizar el Castillo de la Villa. Hasta entonces sólo se habían visto algunas de sus galerías interiores sin identificar a que edificio pertenecían.

Desde 1980 hasta ahora se han ido sucediendo las actuaciones de recuperación del Teatro romano de Gades. Actualmente, cuenta con un centro de interpretación al que se accede desde la Calle Mesón, 11-13 (Barrio de El Pópulo), en el que se pueden observar mediante pozos excavados en el suelo distintas zonas del teatro, como el escenario, la orchestra o las gradas de la proedria. Además, el centro ofrece al visitante la posibilidad de ver la cavea del teatro a través de grandes ventanales, conocer su historia por medio de paneles informativos, restos arqueológicos y un audiovisual en el que se muestra cómo era este edificio. Se puede acceder a la galería del teatro a través de uno de sus vomitorios, excavado bajo el suelo de la Posada del Mesón, un edificio que está junto al centro de interpretación. Asimismo, desde la galería se puede acceder por una pasarela a una zona acotada de la grada.

La Iglesia de Santa Cruz o Catedral Vieja es el templo con mayor historia en la ciudad y cuenta la tradición que fue levantado sobre el solar de una antigua mezquita musulmana. Se construyó a instancias del Alfonso X el Sabio y se erigió como catedral en 1263, expresando el Rey Sabio su deseo de ser enterrado en ella, si bien nunca fue cumplido.

El edificio original era gótico-mudéjar con tres naves y cubierta de artesanado, sufriendo una primera modificación en el año 1572. El posterior asalto anglo-holandés de 1596 dejó su fábrica muy dañada por culpa de un incendio. La necesaria reconstrucción de 1606 se aprovechó para ampliar el templo, con planta de salón y falso transepto, dividida en tres naves por columnas toscanas que sostienen arcos de medio punto.

A continuación llegamos al barrio de Santa María, cuna del flamenco en Cádiz. Aquí observamos calles que aún mantienen su trazado medieval y lugares de especial relevancia como la Iglesia de Santa María (destacando la capilla de Jesús Nazareno), el Centro Municipal de Arte Flamenco La Merced y la Casa de Iberoamérica, antigua cárcel real que data del siglo XVIII.

El Centro Municipal de Arte Flamenco "La Merced" ubicado en el barrio más flamenco de Cádiz y en concreto en la Plaza de la Merced (1867), está destinado a favorecer el fomento y la enseñanza del arte flamenco.

Acoge un programa muy variado de actividades relacionadas con el flamenco como conciertos, clases, exposiciones, etc.

La Casa de Iberoamérica o Antigua Cárcel Real. Se construye en 1794 por Torcuato Benjumeda, de una forma sobria y elegante, posee una planta rectangular en torno a un patio central, otros dos laterales y dos plantas de altura. Los materiales son pobres en el interior: ladrillo, mampuesto y piedra ostionera; en el exterior hay sillares de piedra y mármol.

Alberga exposiciones y otros eventos culturales.

Terminamos la ruta en la Puerta de Tierra, parte del complejo defensivo que rodeaba la ciudad. La puerta de Tierra es un monumento arquitectónico que supone un reducto de la que fuera muralla de entrada a la ciudad de Cádiz, Andalucía, España. Levantada por el arquitecto academicista Torcuato Cayón en el siglo XVIII, la portada está labrada en mármol y está concebida más como retablo religioso que como fortificación militar.

Es uno de los monumentos más significativos de la ciudad que separa, en la actualidad, el Casco Antiguo (conocido popularmente como "Cádiz" o "Cádiz Cádiz") y la zona moderna (conocida popularmente como "Puerta Tierra" o "Extramuros") de la ciudad.
Waypoint

Plaza de San Juan de Dios

Edificio de interés

Ayuntamiento

Ayuntamiento
Edificio de interés

Casa de los Pazos Miranda

Waypoint

Arco del Pópulo y Casa del Almirante.

Waypoint

Arco de la Rosa

Waypoint

Catedral

Waypoint

Plaza Fray Félix, Yacimiento arqueológico Casa del Obispo y Parroquia de la Santa Cruz.

Waypoint

Teatro Romano

Waypoint

Arco de los Blancos

Castillo

Castillo de la Villa

Edificio de interés

Casa Lasquety S. XVll

Arquitectura religiosa

Iglesia Convento de Santa María S. XVl

Museo

Casa de Iberoamérica- Antigua Carcel.

Edificio de interés

Puerta de Tierra

Waypoint

Centro Municipal de Arte Flamenco La Merced

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta