Tiempo  una hora 3 minutos

Coordenadas 313

Fecha de subida 22 de diciembre de 2014

Fecha de realización agosto 2014

-
-
17 m
-8 m
0
0,9
1,7
3,44 km

Vista 3827 veces, descargada 14 veces

cerca de Bilbao, País Vasco (España)

Este recorrido no es sino un paseo por lo que, en su día, fue lo más castizo de Bilbao, del que se hizo eco, entre otros, Miguel de Unamuno.
Comenzamos en El Arenal, junto al Teatro Arriaga y avanzamos por la Calle Bidebarrieta hasta la Plazoleta de Santiago, donde rodeamos la catedral por el lado sur hacia la calle Tendería y el Portal de Zamundio, donde tomamos la Calle Ronda. En ella encontraremos la casa natal de Miguel de Unamuno. Seguimos la calle hasta su final, en la Calle de la Ribera y la Iglesia de San Antón, donde giramos a la izquierda para seguir por Achuri hasta el inicio del Paseo de Los Caños, que debe su nombre al sistema de tuberías que llevaban agua potable a la Villa desde 1553 hasta 1933, y que discurre junto al lado derecho de la ría hasta El Pontón, donde termina nuestro recorrido.
Paseo para toda la familia o para todo el que quiera disfrutar de un recorrido tranquilo, para hacer sin prisa y fijańdose en los detalles, que comento en cada waypoint. Sólo hay que hacer "click" en cada uno para ver la información.
  • Foto de 01
  • Foto de 01
  • Foto de 01
El Arenal. Para seguir, cruzamos la calle Rivera a la altura del Teatro Arriaga y nos adentramos en la calle Bidebarrieta, que recorremos entera hasta llegar a la Plazoleta de Santiago.
  • Foto de 02
  • Foto de 02
  • Foto de 02
  • Foto de 02
  • Foto de 02
  • Foto de 02
Plazuela de Santiago, con la catedral de Bilbao. Seguimos el recorrido rodeando la catedral por el lado sur, con su grandioso pórtico que hace las veces de soportal y de contrafuerte del lado de la nave de la Epístola. Vamos por las calles Tendería y de la Cruz hasta el Portal de Zamudio, donde giraremos a la derecha, hacia la Calle de la Ronda. No obstante, antes de llegar al Portal de Zamudio, no está de más echar un vistazo a la Puerta del Ángel, que da acceso al claustro de la catedral por el exterior.
  • Foto de 03
  • Foto de 03
  • Foto de 03
Calle de La Ronda, llamada así porque por ella iban las murallas de la Villa y la ronda de soldados que la vigilaban. En este punto nos hallamos frente al edificio donde está la casa natal de Miguel de Unamuno.
  • Foto de 04
  • Foto de 04
  • Foto de 04
  • Foto de 04
  • Foto de 04
  • Foto de 04
Iglesia de San Antón, la que aparece en el escudo de la Villa. Aquí giramos a la izquierda, hacia Achuri donde encontramos edificios interesantes, como la Estación de Ferrocarril a Durango y San Sebastián, la escuela Maestro García Ribero, o el neoclásico antiguo hospital civil de Bilbao, que hoy es el Instituto Emilio Campuzano.
  • Foto de 05
  • Foto de 05
  • Foto de 05
  • Foto de 05
  • Foto de 05
Inicio del Camino de los Caños. Unamuno fue sólo uno más de los bilbaínos que escogieron este sendero como rincón de ensoñaciones. Poco tiene que ver el actual Paseo restaurado por el Ayuntamiento con el que aún guardan en su memoria muchos de nuestros mayores. Ya no existe la Isla San Cristobal, aquella que durante siglos albergó tantas y tan diversas actividades, como la pesca de las angulas o la captación de aguas de la ría. Junto con La Isla también desaparecieron los misteriosos jardines de Los Caños, sus puertas, sus verjas y sus paseantes. Las losas del paseo quedaron enterradas bajo senderos de barro y piedra. Hasta el cauce de la ría fue alterado tras las inundaciones de 1983, acercando el Paseo en su último tramo hasta la propia ribera. Pero desde 1553 esos "caños" abastecieron de agua potable a los habitantes de la Villa hasta 1933, cuando se empezó a traer agua del embalse de Ordunte.
  • Foto de 06
  • Foto de 06
  • Foto de 06
El Pontón. Fin del Camino de los Caños y de nuestro recorrido, junto al edificio de La Panadería Municipal del Pontón, único elemento que ha sobrevivido del conjunto industrial que el Ayuntamiento de Bilbao proyectó construir a mediados del siglo XVIII. La obra no se realizó hasta 1794, cuando se designó al arquitecto de la Academia de San Fernando, Alejo de Miranda, para llevar a cabo su diseño y ejecución. Hoy en día es sede de la Ikastola Abusu.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta