Tiempo  2 horas 34 minutos

Coordenadas 870

Fecha de subida 5 de octubre de 2015

Fecha de realización julio 2015

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
108 m
52 m
0
3,1
6,1
12,26 km

Vista 3917 veces, descargada 80 veces

cerca de Cascais, Lisboa (Portugal)

En esta ruta partiremos del centro de Cascáis para dirigirnos por sus bulliciosas y turísticas calles hasta la playa de Ribeira, más conocida como playa de los Pescadores, es una playa urbana situada en el corazón de Cascáis. Esta playa cuenta con todas las comodidades y servicios como duchas, rampas de acceso, vigilancia y una gran oferta de bares, restaurantes y tiendas.

Presidiendo la playa se encuentra el impresionante hotel Baia y frente a él un agradable paseo marítimo con bancos y palmeras para disfrutar de la deliciosa vista del mar salpicado de pequeñas barcas de colores. Es una de las estampas más típicas de Cascáis

Siguiendo nuestra ruta nos encontraremos La Ciudadela de Cascáis. Estas instalaciones se remontan a la Edad Media, en tiempos de Juan II, pero el conjunto se reforzó con Felipe II, en el momento en que estaba unida en la misma Corona la totalidad de los reinos de la Península Ibérica. Este reforzamiento continuó en tiempos sucesivos.

En 1870 se adecuó el recinto para recibir a la Corte portuguesa, cuando la familia real decidió veranear en la playa. Allí falleció el rey Luis I en 1889.
Desde el XIX, la ciudadela tiene el título de residencia del Jefe del Estado.
Como curiosidad, este recinto castrense/cortesano fue el primer punto de Portugal donde se utilizó la luz eléctrica, en 1878.
En la actualidad, la ciudadela alberga en su interior, entre otras instalaciones, una Pousada, establecimiento hotelero de lujo.

Continuamos por la Avenida de la Republica donde podremos observar el Hipódromo Manuel Possolo; después tomaremos la Avenida Guía do Facho y volviendo al paseo marítimo llegaremos Boca do Inferno. La Boca do Inferno es una cueva formada por las olas del mar en su golpear contra las rocas calizas. Su nombre (“boca del infierno” en castellano) se debe a su estremecedora apariencia, así como al tremendo impacto del oleaje contra las rocas. La erosión ejercida por la acción del agua y las lluvias provoca que se formen cavidades y grutas en el interior de las piedras calizas.

Cuenta la leyenda que, hace mucho tiempo, en un castillo en Cascáis vivía un terrible hechicero. Un día, este decidió casarse y escogió a la doncella más bella de su reinado. Cuando la conoció se quedó impresionado por su belleza. Celoso, y por miedo a perderla, decidió encerrarla en una torre alta, escogiendo como guardián a su caballero más fiel. Este, curioso, decidió subir hasta la torre para ver qué tipo de prisionero tenía encerrado el hechicero. Cuando abrió la puerta, se quedó fascinado con semejante hermosura. Desde entonces, empezó a visitarla a diario y a raíz de eso surgió un gran amor. Un día, la pareja decidió huir, y salieron cabalgando por la costa junto al mar. El hechicero, consciente de lo que estaba ocurriendo, creó una grandiosa tempestad e hizo que las rocas por las que pasaban se abriesen, como una enorme boca infernal, que se los tragó para siempre. A partir de entonces, la zona empezó a conocerse como la Boca do Inferno.

Continuando el paseo marítimo alcanzaremos “Casa da Guía”; está situado en un Palacete del siglo XVII restaurado y es un precioso sitio donde podréis encontrar restaurantes, cafés, tiendas de decoración, joyería, galerías de arte, etc. Alrededor hay unos jardines donde podréis encontrar varios restaurantes de diferentes tipos de cocina, varias terrazas, para disfrutar de un vino o una copa al atardecer, e incluso unos puestos de artesanía. En las noches de verano se organizan conciertos al aire libre.
Un poco más adelante veremos el “farol da Guía, Dicen que aquí se ubicó el primer faro de Portugal, que era el que alumbraba la llegada de los barcos a la desembocadura del Tajo, o sea Lisboa.

Dicen que vio la llegada de Colón en el Siglo XV y las excursiones de Vasco da Gama unos años más tarde (aunque seguramente serían las luces que se colocaban en lo alto de la ermita de Nossa Senhora da Guia y que hicieron durante años la función de primeras señales marítimas en Portugal) . Por supuesto que el faro que hubo después, fue destruido en el terremoto de Lisboa en 1.755, y fue en 1.761 que hubo de construirse el actual.

Lo siguiente que visitaremos será Fuerte de San Jorge de Oitavos. Fuerte del siglo XVI que emerge aislado en un acantilado frente a la Duna grande de Oitavos. Repite el diseño cuadrangular, con las garitas en las esquinas, típico de las pequeñas fortalezas de la ribera del Tajo, edificadas durante el reinado de D. João IV, distinguiéndose entre los demás por el pórtico. (Inmueble de Interés Público).

Por último accederemos a la playa del Guincho que es, junto a la de Carcavelos, una de las playas más grandes de Cascáis.
Se trata de un arenal con zonas de dunas y completamente expuesto al viento. Esto último convierte a esta playa en uno de los destinos preferidos de los amantes del surf y el windsurf. Durante los meses de verano es usual que se celebren en Guincho competiciones de estos deportes. La playa cuenta con instalaciones y la actividad de los deportes náuticos se suele concentrar en la zona sur de la playa siendo más recomendable la zona norte para los bañistas.
Los bañistas deben tener precaución con el fuerte oleaje aunque, con buenas condiciones de tiempo, Guincho es una playa magnífica con todas las comodidades.
Cueva

Boca de Infierno

refugio

Casa da Guia

Waypoint

Faro de Guia

Castillo

Fuerte de San Jorge

Playa

Playa de Arriba

Playa

Playa de Guincho y Dunas

Playa

Playa da Ribeira

Castillo

Casa da Guía

1 comentario

  • Julio Gomez de insausti 27-ene-2019

    Comentario extenso y detallado Nos encontramos por la zona y voy a utilizarlo para conocer el lugar

Si quieres, puedes o esta ruta