Tiempo  3 horas 25 minutos

Coordenadas 721

Fecha de subida 23 de octubre de 2016

Fecha de realización octubre 2016

-
-
1.656 m
1.294 m
0
2,1
4,2
8,31 km

Vista 361 veces, descargada 5 veces

cerca de San Mamés, Madrid (España)



Marcha realizada el sábado 22 de octubre de 2016
Con un tiempo bastante pasado por agua, hemos decidido volver al mismo sitio de la semana pasada, para hacer un recorrido que sería recomendable, tanto para aquellos que se inician en la montaña, como para los que salen con los más pequeños, que podrán ver y valorar in situ, la necesidad de los cortafuegos y de su mantenimiento, las antiguas formas de delimitar el bosque y sus propietarios, mediante el empleo de “motos”, así como los curiosos afloramientos de grandes bloques rocosos, que en medio de un pinar como éste, se pueden dar en cualquier momento.

Queremos comprobar, si la antigua senda o camino de los gallegos hacia el puerto de la Linera tiene continuidad tras haber atravesado el cortafuegos que sube hasta la Peñota. También queremos ver el estado de dicho cortafuegos en la parte más baja. Hay que atravesar la urbanización de los Llanos, cercana a Villavieja del Lozoya, para adentrarse en un bonito robledal por una pista en no muy buen estado, que finaliza en una cancela, justo al inicio del pinar. Desde aquí y tras pasar dicha cancela, un par de pistas, de las que utilizaremos la de la izquierda para la ida y la de la derecha para la vuelta. La pista de ida la dejamos al poco de tomarla, pues dibuja una amplia zeta que evitamos atajando durante medio kilómetro, por el primer tramo de pinar, que nos acaba sacando muy cerca del arroyo de Villavieja. Desde aquí, continuamos ahora por la pista, durante kilómetro y medio más, antes de llegar al cortafuegos que tomaremos por la izquierda. Como nos temíamos, de los setecientos metros de recorrido por dicho cortafuegos, el primer medio kilómetro se encuentra en muy mal estado, con una vegetación que dificulta el progreso (nosotros lo hacemos por la linde del pinar), pero y lo que es más importante, resta la eficacia y papel que debería tener todo cortafuegos. Al llegar al mismo punto donde salimos la semana pasada, tras recorrer la senda medio abandonado, para continuar subiendo el cortafuegos hasta la Peñota, en esta ocasión decidimos cruzarlo, para continuar dicha senda por el otro lado. La senda sigue estando, en bastantes tramos, desdibujada por el poco uso que se le da. Aún así, nosotros decidimos seguirla, hasta llegar a la misma altura del arroyo de la Linera, que aunque nace en la base de la Peñota, sin embargo recibe el nombre del puerto que se encuentra casi un kilómetro más hacia el este. Desde aquí y tras salvar un bonito roquedal por la izquierda, buscamos una vaguada bastante cómoda para bajar hasta la pista de regreso, que en realidad se trata del mucho más reciente camino al puerto de la Linera o de los gallegos, que era como se denominaba la vieja senda, que en estas dos últimas ocasiones hemos intentado recorrer y rememorar.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta