Tiempo en movimiento  53 minutos

Tiempo  2 horas 5 minutos

Coordenadas 466

Fecha de subida 1 de agosto de 2018

Fecha de realización julio 2018

-
-
1.332 m
1.297 m
0
0,6
1,3
2,58 km

Vista 158 veces, descargada 6 veces

cerca de Tilganga, Central Region (Nepal)

El templo Pashupatinath es uno de los más importantes templos hinduistas del dios Shiva más importantes del mundo. Se encuentra ubicado a orillas del río Bagmati en la zona este de la ciudad de Katmandú. Los nepalíes lo consideran el templo más sagrado de entre todos los templos.

El templo forma parte de la denominación Valle de Katmandú que está inscrita en la lista de la Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1979.

El templo es una de los 275 Moradas sagradas de Shiva en el continente. Anteriormente, solo a aquellos que eran hinduistas de nacimiento se les permitía entrar al templo. Las otras personas debían contentarse con observar el templo desde la otra orilla del río. Sin embargo, estas normas se han relajado a causa de numerosos incidentes. Si se encuentra en el destino del individuo, comenzará y completará su viaje hasta alcanzar estos escalones sin encontrar obstrucciones en su camino, se considera se encuentra bajo la gracia amorosa de Rudra.

La existencia del templo Pashupatinath se remonta al año 1400. No se conoce con certeza cuando fue fundado. Según Nepal Mahatmaya y Himvatkhanda, Shiva adquirió gran devoción bajo la denominación de Pashupati (‘señor de las bestias’), en este lugar.

El templo de Pashupatinath fue erigido nuevamente en el siglo XVII por el rey Bhupendra Malla, después de que el edificio anterior fuera consumido por las termitas.

Este templo sobrevivió bastante bien al terremoto de Nepal del 25 de abril de 2015.

Los sacerdotes que llevan a cabo los servicios en este templo son sacerdotes brahmines de origen del sur de la india desde más de 350 años.

A este templo llegan numerosos fieles y saddhus (hombres sagrados) que visitan los Ghats que hay junto al río Bagmati, y donde se sumergen para purificarse. Existen diferentes tipos de Ghats, y muchos de ellos son utilizados para la incineración de piras funerarias.
Los sacerdotes de Pashupatinath son denominados Bhattas y el sumo sacerdote es llamado Mool Bhatt o Raval. La característica única de este templo es que únicamente cuatro sacerdotes pueden tocar a la deidad. El sumo sacerdote da cuentas únicamente al rey (aunque ya no hay rey en Nepal) y tenía que informarle sobre asuntos relacionados con el templo da manera periódica.

Sin embargo, esta tradición se rompió después de la histórica revolución política en Nepal, con la demolición de la monarquía y el establecimiento de una república laica. El nuevo gobierno permitió a los sacerdotes nepalíes que adoraran en el templo, abandonando de esta manera siglos de vieja tradición.

Existen varias historias que tratan sobre el origen de Pashupatinath. Un de ellas dice que Shiva y Parvati llegaron al valle de Katmandú y en su viaje descansaron junto a Bagmati. Shiva quedó tan impresionado por su belleza y por el bosque cercano que decidieron convertirse en ciervos y dar un paseo por este bosque. Hay muchos lugares en el valle de Katmandú que son identificados como lugares que Shiva visitó durante este tiempo como ciervo. Después de un tiempo la gente y los dioses comenzaron a buscar a Shiva. Finalmente, y después de varias complicaciones, le encontraron en el bosque, pero se negó a abandonarlo. Lo que si anunció es que el lugar donde vivió a orillas de Bagmati en forma de ciervo sería conocido como Pashupatinath, el Señor de todos los Animales

Arquitectónicamente el templo está construido con un estilo de pagoda nepalí, y todas las características de una pagoda nepalí pueden verse aquí como la construcción cúbica, o las vigas de madera bellamente talladas. Los dos niveles de techos son de cobre con recubrimiento de oro. El templo tiene cuatro puertas principales, todas ellas cubiertas con láminas de plata, y un pináculo dorado (Gajur), el cual es un símbolo del pensamiento religioso. La puerta occidental tiene una estatua de un gran toro o Nandi, el cual está chapado en bronce. La deidad es de piedra negra. Vasukinath se encuentra al este de Pashupatinath.
La zona de Pashupati es considerada como uno de los lugares más importantes de peregrinaje para los seguidores del hinduismo. Miles de devotos, tanto del país como del extranjero, llegan al lugar cada día. En ocasiones especiales como en el Ekadasi, Sankranti, Mahashivratri, Teej Akshaya, Rakshabandhan, Grahana (eclipse) o en el Poornima (día de luna llena) la atmósfera del lugar se vuelve festiva y las personas se congregan en mayor número. Durante la celebración del festival Shivaratri el templo Pashupatinath se ilumina con lámparas de aceite y permanece abierto durante toda la noche. Miles de devotos se dan baños rituales en el río Bagmati durante el día del festival y cumplen ayuno durante todo el día. En la ocasión del Maha Shivaratri cientos de sadhus (sabios) de diferentes partes de Nepal e India se acercan a este lugar.
Existen diferentes tipos de Ghats, y muchos de ellos son utilizados para la incineración de piras funerarias. El cuerpo se colocará apuntando hacia el sur, el camino de la muerte. A pesar de que el contacto con el cuerpo se limitará al mínimo se celebrará un baño ritual si puede ser con aguas del río Ganges y perfume de sándalo. Y se procederá a vestir el cuerpo con una túnica. Los colores de la túnica variaran según la persona de que se trate. En el caso de los hombres será blanca. Si hablamos de miembros del sexo femenino variará. Si la mujer era casada se le vestirá de rojo. Puede ocurrir que fuera soltera. En este caso el vestido debe ser de color amarillo. En este caso y según la zona también es permitido que sea de color rojo. Por último si fuera viuda el color de las vestiduras será blanco, u otro color pálido, según las normas del ritual funerario hindú. En este momento el cuerpo se colocará en un armazón de madera parecido a una camilla cubierta de flores que le acompañará hasta el momento de la cremación que luego trataremos. Llega el momento de llevar el cuerpo al lugar de la cremación. Un hindú debe quemar su cuerpo para así permitir la liberación total del alma para iniciar su nueva vida. El traslado se hace con un cortejo fúnebre. Cuanto mayor es la importancia de la persona más elementos se pueden introducir en él. Es imprescindible, por supuesto, la camilla con el cuerpo lleno de diferentes flores, naranjas y amarillas habitualmente. Puede ser trasladado en algún tipo de carroza igualmente adornada. Llega el momento culminante y final de este rito. El cuerpo se coloca sobre una pira funeraria (con leña en abundancia).Pueden llegar a quemarse 300 kilogramos de madera. El cadáver es untado con mantequilla para que así arda con mayor rapidez y se consuma lo mejor posible. En el momento de la cremación el procedimiento es diferente en el caso de ser un hombre o una mujer. En el caso de ser un hombre es el primogénito el que tiene el derecho de encender la pira funeraria. En el caso de ser una mujer la fallecida el ritual funerario hindú contempla que debe ser el marido, o en su defecto el hijo menor quien tenga el derecho de encender la pira funeraria con una antorcha. Una vez encendida la antorcha los presentes contemplaran como arde en su totalidad y posteriormente se retirarán. Se deben esperar entonces tres días para poder posteriormente recoger las cenizas. Estas cenizas se colocarán en una urna que posteriormente será trasladada al Ganges donde serán vertidas.
Las orillas del río Bagmati en Kathmandu son uno de los lugares más fascinantes de Nepal. Las aguas de este río son muy sagradas, ya que en ellas se celebran los ritos funerarios que se llevan a cabo en el templo hinduista de Pashupatinath. Lo que más choca de la orilla del río Bagmati, es que vida y muerte van cogida de la mano. A un lado tenemos las cremaciones, y a la otra, niños jugando, infinidad de monos campando a sus anchas, y los saddus, hombres sagrados que han renunciado a todo lo material y que visten de forma muy pintoresca.
Ghats que hay junto al río Bagmati, y donde se sumergen para purificarse. Existen diferentes tipos de Ghats, y muchos de ellos son utilizados para la incineración de piras funerarias. El cuerpo se colocará apuntando hacia el sur, el camino de la muerte. A pesar de que el contacto con el cuerpo se limitará al mínimo se celebrará un baño ritual si puede ser con aguas del río Ganges y perfume de sándalo. Y se procederá a vestir el cuerpo con una túnica. Los colores de la túnica variaran según la persona de que se trate. En el caso de los hombres será blanca. Si hablamos de miembros del sexo femenino variará. Si la mujer era casada se le vestirá de rojo. Puede ocurrir que fuera soltera. En este caso el vestido debe ser de color amarillo. En este caso y según la zona también es permitido que sea de color rojo. Por último si fuera viuda el color de las vestiduras será blanco, u otro color pálido, según las normas del ritual funerario hindú. En este momento el cuerpo se colocará en un armazón de madera parecido a una camilla cubierta de flores que le acompañará hasta el momento de la cremación que luego trataremos. Llega el momento de llevar el cuerpo al lugar de la cremación. Un hindú debe quemar su cuerpo para así permitir la liberación total del alma para iniciar su nueva vida. El traslado se hace con un cortejo fúnebre. Cuanto mayor es la importancia de la persona más elementos se pueden introducir en él. Es imprescindible, por supuesto, la camilla con el cuerpo lleno de diferentes flores, naranjas y amarillas habitualmente. Puede ser trasladado en algún tipo de carroza igualmente adornada. Llega el momento culminante y final de este rito. El cuerpo se coloca sobre una pira funeraria (con leña en abundancia).Pueden llegar a quemarse 300 kilogramos de madera. El cadáver es untado con mantequilla para que así arda con mayor rapidez y se consuma lo mejor posible. En el momento de la cremación el procedimiento es diferente en el caso de ser un hombre o una mujer. En el caso de ser un hombre es el primogénito el que tiene el derecho de encender la pira funeraria. En el caso de ser una mujer la fallecida el ritual funerario hindú contempla que debe ser el marido, o en su defecto el hijo menor quien tenga el derecho de encender la pira funeraria con una antorcha. Una vez encendida la antorcha los presentes contemplaran como arde en su totalidad y posteriormente se retirarán. Se deben esperar entonces tres días para poder posteriormente recoger las cenizas. Estas cenizas se colocarán en una urna que posteriormente será trasladada al Ganges donde serán vertidas.
El templo Pashupatinath es uno de los templos hindúes del dios Shiva más importantes del mundo, de hecho es considerado el más sagrado entre los templos de Shiva (Pashupati: “Dios de los animales” una característica inherente a este dios). Arquitectónicamente el templo está construido con un estilo de pagoda nepalí, y todas las características de una pagoda nepalí pueden verse aquí como la construcción cúbica, o las vigas de madera bellamente talladas. Los dos niveles de techos son de cobre con recubrimiento de oro. El templo tiene cuatro puertas principales, todas ellas cubiertas con láminas de plata, y un pináculo dorado (Gajur), el cual es un símbolo del pensamiento religioso. La puerta occidental tiene una estatua de un gran toro o Nandi, el cual está chapado en bronce. La deidad es de piedra negra. Vasukinath se encuentra al este de Pashupatinath.
El hinduismo cree en la reencarnación. Para ellos nuestro cuerpo es solo temporal. Lo importante es nuestra alma. Este hecho explica en gran parte las características del ritual funerario hindú. A lo largo de diferentes existencias esta alma puede adoptar diferentes apariencias. Las acciones que realicemos en cada vida tienen consecuencias en las siguientes. Una vez finalizado todo el procedimiento de cremación se inician trece días de luto. Este es el momento en que la familia recibe las condolencias de familiares, amigos y conocidos en su domicilio. Durante los diez primeros días los hombres no podrán cortarse el pelo ni afeitarse. Por su lado las mujeres no podrán lavarse el pelo. La cultura hindú cree que en este periodo la familia esta impura y no debe acudir a templos ni otros lugares sagrados. El décimo día, por la mañana, se produce un acto ritual en el que los hombres se afeitan y cortan el pelo mientras que las mujeres proceden a lavárselo. Es el llamado Dasai o Daswan. La mañana del decimotercer día se produce el último rito. Se hace en un altar un sacrificio de fuego para desearle un futuro mejor al difunto. Es un acto de ofrenda a los dioses. Posteriormente se limpia este altar y se colocan agua, alimentos purificados y flores. Tras estos actos se finaliza lo que es el funeral y cada uno puede volver a su vida normal.
Lo que más choca de la orilla del río Bagmati, es que vida y muerte van cogida de la mano. A un lado tenemos las cremaciones, y a la otra, niños jugando, infinidad de monos campando a sus anchas, y los saddus, hombres sagrados que han renunciado a todo lo material y que visten de forma muy pintoresca.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta