Tiempo  un día 5 horas 31 minutos

Coordenadas 2235

Fecha de subida 22 de mayo de 2018

Fecha de realización mayo 2018

-
-
3.409 m
1.744 m
0
5,9
12
23,68 km

Vista 443 veces, descargada 37 veces

cerca de es Bòrdes, Catalunya (España)

Distancias y desnivel acumulado:
Llanos del Hospital - La Renclusa: 5 km, +400 m, 1:30 horas
La Renclusa - Maladeta - Aneto - Aigualluts - Llanos del Hospital: 18 km, +1.270 m / -400 m, 12 horas
Punto de inicio: Llanos del Hospital / Refugio de la Renclusa (1.745 m / 2.135 m)
Puntos culminantes: Pico de la Maladeta (3.308 m) / Pico de Aneto (3.404 m)

Llevaba tiempo queriendo subir estos dos picos del Pirineo Aragonés, el Aneto y la Maladeta, en un mismo día. Primero porque invernales al Aneto llevábamos unas cuantas acumuladas, segundo porque por alguna extraña razón no había tenido la oportunidad aún de coronar la Maladeta. Para el amigo Jaume en cambio, es su primera vez en el Aneto; es un chico fuerte, no tenía duda de que aceptaría el reto. Que sino, se me aburre!

En invierno, la pista que sube desde Llanos del Hospital hasta la Besurta está cerrada por lo que decidimos dejar el coche en la parte libre del hotel y no en el aparcamiento de verano, unos 500 metros más abajo. Desde aquí la pista está cubierta de nieve. Mucha gente ha pasado antes que nosotros y la subida hasta la Renclusa es amena, sin más complicación. En poco más de hora y media llegamos al refugio; son las cuatro de la tarde. Mañana nos espera un largo día y pedimos el desayuno a primera hora: las 6h de la mañana. Es muy tarde para lo que queremos hacer y la ventana de buen tiempo que tenemos para el día siguiente sólo va hasta el mediodía, pero acostumbrados a otros refugios que te dejan el desayuno por la noche, no teníamos previsto llevar nada desde casa. No importa, desayunaremos rápido.

A las 6:45 salimos del refugio, crampones en los pies. No ha hecho frío esta noche, unos pocos grados bajo cero como máximo y la capa superficial de nieve, a veces, cede bajo nuestro peso. Madre mía, esta tarde será un calvario! Progresamos rápido y en menos de dos horas nos plantamos en el desvío que hacía la izquierda (este) conduce al Portillón superior y al Aneto. Nosotros seguimos recto (sur), las cimas nevadas de las Maladetas encima de nosotros, mientras que debajo en toda la ladera varios grupos de excursionistas siguen nuestros pasos. A medidas que vamos avanzando las cimas al rededor se van encapotando. Cuando llegamos al pie de la montaña, la canal de la Rimaya ha desaparecido en la niebla. Tres escaladores a penas se distinguen el la canal, mientras que un grupo de esquiadores a nuestra derecha ha descalzado y se prepara para subir. Han dejado los esquís en la nieve: subirán con dos piolets, uno para cada mano, pero sin encordar.

La canal de la Rimaya es un plano bastante inclinado (45-50º) que con una buena nieve lleva sin mayores complicaciones hasta el collado de la Rimaya y desde allí a la cima por una cómoda arista con vistas espectaculares. Esto de las buenas vistas, será la teoría ya que hoy, sólo tendremos la oportunidad de observar las principales cumbres cuando estas salgan de entre la niebla. La ascensión, aún así, es magnífica y poco después de las 10h hacemos cima en la Maladeta (3.308 m). Unas fotos de rigor y tras un merecido descanso, deshacemos el camino hasta el pie de la canal. A las 11:45 estamos en el Portillón superior a partir del cual, en dirección al sur-oeste, seguimos la ruta común del Aneto. A medidas que vamos avanzando nos vamos encontrando con grupos que ya han hecho la cumbre y van de bajada. Digo en voz alta lo que esta gente debe pensar: "¿A esta hora estáis subiendo? No sabéis que en la montaña se madruga?". Y tienen razón. El cielo, tan limpio al amanecer, se ha ido cargando de negros aguaceros, mientras que los picos al rededor están asediados por la niebla. Sólo la cima del Aneto, arriba delante, mantiene una actitud pacificadora. Llegaremos a tiempo?
Poco después del Portillón nos vemos obligados a cambiar los crampones por las raquetas. De lo contrario, nos hundirnos hasta la rodilla. El cansancio se hace notar, hasta el collado de Coronas (3.196 m). Allí, paramos a descansar un rato y picamos un trozo de bocadillo. No recordaba haber visto el collado con tanta nieve en esta época: la depresión que se forma con el viento en invierno y en la cual, en verano, encontramos un laguito (Ibón Coronado) es de tal proporción que casi hace intransitable el paso al valle de Coronas. Cambiamos una vez más las raquetas por los crampones y dejando atrás el collado, chino chano, atacamos el camino a la cima.
Poco tiempo antes de llegar a la cumbre oímos voces en la niebla y descubrimos que no hemos quedado los últimos en la montaña: arriba, un último grupo de esquiadores se prepara para bajar. El encuentro, salido de la nada, no deja de ser misterio. Preguntamos sobre el estado del Paso de Mahoma y nos dicen que se pasa bien, con precaución, pero que siempre se tiene buenas presas. En efecto. Diez minutos más tarde (14:40), hacemos cumbre del Aneto. La cruz y la Virgen, siguen allí! (véase aquí el comentario)

Al atravesar el paso de nuevo nos empieza a nevar. Estamos felices, pero todavía queda un buen tramo de bajada. A la cuota de los 2.240 m más o menos, abandonamos a la izquierda el camino de subida para seguir recto, glaciar del Aneto abajo, hacía el valle de Aigualluts. Con las horas del día la nieve se ha hecho sopa y a pesar de la pendiente nos hundimos hasta la cintura: no podemos seguir así! En mitad de la pendiente, probamos de calzar las raquetas para poco a poco, más deslizando que caminando, alcanzar el torrente de Barrancs. A partir de allí la nieve por fin se hace más dura y lo que queda de camino se puede hacer caminando. A las 17:30 pasamos el Forau de Aigualluts (2.055 m), la Besurta (1.900 m) a las 18:15 y a las 19 horas, estamos de vuelta en Llanos del Hospital (1.745 m). Un día completito!


Hotel Hospital de Benasque

Refugio de la Renclusa

.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta