Tiempo  5 horas 38 minutos

Coordenadas 1583

Fecha de subida 7 de agosto de 2019

Fecha de realización agosto 2019

-
-
1.287 m
927 m
0
2,9
5,8
11,68 km

Vista 88 veces, descargada 6 veces

cerca de Errazkin, Navarra (España)

Comenzamos a andar cerca del Km. 10 de la carretera de Lekunberri a San Miguel de Aralar.
Dejamos el coche al lado del camino que comienza con una puerta metálica por la cual avanzaremos y unos diez minutos después y al lado de un paso canadiense giramos a la izquierda para remontar una pequeña cuesta y pasar por un pequeño raso de Amurutxate y después por el hayedo. Pasamos al lado de una gran sima y un poco más adelante llegar a un bonito abetal.
Estamos avanzando entre los cordales de Oiarbide y Beloki.
Continuamos adelante y llegamos hasta una estela que recuerda al padre capuchino Jesús Bedoña.
Según cuenta la leyenda o la historia, no está muy claro, parece ser que al párroco del Santuario de San Miguel de Aralar le mandaron un sacerdote para que diese las misas, ya que él se debía ausentar por un tiempo.
Parece ser que salió cierto día, después de la misa, camino del monte y con intención de buscar hierbas medicinales, pero poco se esperaba que el Señor le llamase a su lado según buscaba las citadas hierbas. Esta estela recuerda el lugar.

Desde este punto giramos y nos dirigimos hacia la borda de Bustintza. Cerca de la misma podemos ver unos cuantos "arkuek", antiguas cabañas circulares y realizadas con piedras. Las más cercanas se les conoce como Mugardi y están a unos cien metros al oeste de la borda.
Seguimos dirección Norte y cortamos la GR-12 Sendero de Euskal Herria y seguimos avanzando por el raso de Inguitzi.
Desde aquí tomamos la dirección hacia la cima de Aitzear donde ya comenzamos a ver rocas aisladas, pero sobre todo en su cima.
Desde aquí, y por el lado contrario, seguimos hacia la cima de Pallardi y nos encontramos con numerosas dificultades para llegar hasta su buzón.
El camino no está muy bien definido y tenemos que intentar localizar los pasos menos complicados para evitar problemas en su aproximación.
Nos ha costado bastante y hemos tenido que utilizar las manos en varias ocasiones para alcanzar la cima.
No es muy recomendable subir a Pallardi por este lado, es bastante mejor hacerlo por el lado contrario, es decir, por el lugar por donde hemos bajado.
Desde aquí conseguimos llegar a una borda con bastantes caballos a su alrededor y a partir de aquí el camino se suaviza.
Continuamos en dirección a Ttutturre y llegamos a subase para tomar un sendero que entre las rocas nos lleva a la cara oeste. Desde aquí y por un pequeño sendero bastante evidente y en fuerte cuesta llegamos al mismo buzón. De hecho nos encontramos con dos buzones y una placa conmemorativa.
Las vistas desde la cima son magníficas.
Bajamos por un sendero que recorre la cara norte y nos dirigimos hacia una senda que pasa por el collado Abatearrate, entre el Ttutturre y el Algorta. En el collado podemos apreciar los vestigios de un túmulo funerario.
Salimos a un alto sobre los rasos de Etzantza. Descendemos hacia la zona llana y pasamos al lado de un abrevadero con bastantes caballos, vacas y terneros para llegar hasta una pista en la que se encuentra, nuevamente, el GR-12.
Continuamos por la pista y por el GR hasta llegar a unos postes indicadores. En este punto abandonamos las marcas de GR y seguimos por la pista hasta alcanzar el camino de ida. En pocos minutos alcanzamos el punto de inicio y el lugar donde hemos dejado el vehículo.

Hemos comenzado a andar sobre las 8 horas y 8 minutos y acabado en el mismo sitio sobre las 13 horas y 47 minutos.
El tiempo efectivo empleado en el recorrido ha sido de 4 horas y 24 minutos a una media de 2,8 kms./hora.
El tiempo dedicado a fotos, descansos, "hamaiketako", etc., ha sido de 1 hora y 13 minutos.

Este recorrido tiene varias dificultades importantes, sobre todo en el paso desde Aitzear a Pallardi, donde nos hemos visto obligados a detenernos varias veces para intentar buscar el mejor camino posible y así y todo hemos tenido muchas dificultades.
Nos hemos visto obligados a guardar los bastones y servirnos de las manos para en pequeñas trepadas entre la roca, alcanzar la cima.
A partir de la cima, poco a poco, el camino se suaviza un poco, pero cuando mejora de verdad es a partir de la borda.
No hay marcas en ninguna parte de los caminos, salvo los tramos de GR, por lo que recomendamos la utilización de GPS con un buen "track" y así y todo el camino seguirá sin estar muy claro. No es recomendable con lluvia, nieve o terreno helado.
Riesgo de caídas entre las rocas y además en zona con roca y hierba puedes encontrarte con agujeros entre las rocas.
Mucha precaución.

Para llegar al punto de inicio hemos utilizado la A-15 hasta Lekunberri, después la NA-7510 hasta llegar al km. 9,750.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta