Coordenadas 1461

Fecha de subida 4 de noviembre de 2016

Fecha de realización noviembre 2016

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
3.407 m
1.872 m
0
3,9
7,7
15,49 km

Vista 895 veces, descargada 25 veces

cerca de es Bòrdes, Catalunya (España)

Realizamos la dura subida al Aneto, en la cota de 3404m de altitud sobre nivel del mar, el día 30 de octubre de 2016. Las condiciones meteorológicas son muy buenas, día claro y soleado con una temperatura ideal para esta época.
Aprovechamos que el aparcamiento de La Besurta está abierto para empezar la ruta desde aquí. Madrugamos y a primeras horas comenzamos a caminar dirección hacia el cercano refugio de la Renclusa, a unos 45 minutos de distancia. Emprendemos la marcha con frontales que no apagaremos hasta que comience a insinuarse el sol. No disponemos ni siquiera de luz lunar, tan solo las estrellas nos acompañan en la inmensidad de la oscuridad. Grandioso y paranormal espectáculo.
Hasta la Renclusa todo es fácil. A partir de aquí y aún a oscuras las cosas se van a ir complicando conforme vayamos ascendiendo. Las sendas desaparecen, las trochas también; solo los bloques de granito emergen frente a nuestros frontales. Trepadas y destrepadas se suceden entre estos mares de piedras encajadas a capricho de tiempos tumultuosos. La pendiente es muy pronunciada, oímos el rumor de las afloraciones de agua. En ocasiones el agua está congelada y podemos resbalar, seguimos muy atentos con los movimientos ‘danzarines’. Nada es fácil, tan solo nos guiamos por unos hitos de piedras que aparecen por cualquier lugar, a veces no vemos rastro de ellos. Hay que comprobar con el gps los itinerarios que vamos describiendo, lo cierto es que cualquiera vale; subir en directo y sin bacilar.
Va amaneciendo y comprobamos el espectáculo que la naturaleza nos brinda, no se puede comentar. Cada vez vemos más nieve sobre las cumbres que tenemos encima. Nos vemos obligados a ponernos los crampones, está dura y resbaladiza. Seguimos trepando y subiendo entre rocas y nieve. Nos encantamos un poco y continuamos subiendo más arriba del desvio hacia el Portillón superior, lo que nos sirve para acercarnos a la inmensa crestería de nuestra izquierda que presenta un patio lateral muy alto. Descendemos por la cresta hasta alcanzar la entrada al Portillón. Ahora vemos el salón de entrada hacia la Madaleta y Aneto con sus glaciares. Apoteósico mar congelado . Tenemos que quitarnos los crampones pues el paso del descenso del Portillón está limpio de nieve.
Vuelve a aparecer la nieve pronto y se entremezcla entre los bloques de granito que se empeñan en aderezarnos el camino ¡vaya por dios!
Seguimos los distintos hitos y pisadas y alcanzamos los glaciales. Esta es la zona más cómoda de todo el recorrido. Nieve dura en buenas condiciones de ser chafada con crampones. El ascenso es ahora algo más tendido y sin brusquedades en el camino.
Logramos alcanzar el collado Coronas, en sombra, y nos tomamos un respiro para tomar algún alimento más.Ya solo nos quedan los últimos 200 metros de desnivel. Sí, pero son en fuerte ascensión, con nieve buena de pisar, pero con alguna trepada cuidadosa; los volados empiezan a aparecer y las fuerzas parecen flaquear…
Finalmente alcanzamos el Paso de Mahoma. Descansamos, recuperamos y nos envalentonamos para hacer este peligroso y estrecho puente de enlace a la cumbre.
En la cima del Aneto todo parece detenido en el tiempo, todo es pausa, todo es majestuosidad; no hay ritmo, hay silencio, sensaciones distintas.
Gozamos de la maravilla que tenemos por doquier y nos disponemos a desandar lo andado. Dura tarea.
En el regreso, pasado el Portillón superior, retornamos por camino distinto, más próximos a las crestas de nuestra derecha. No resulta la mejor opción, se hace muy pesada de destrepar.
Como cabía suponer, hasta la Renclusa este descenso se hace complejo siguiendo la muy dispar cantidad de hitos que nos vamos encontrando. Ah, las rodillas nos crepitan, piden tregua sin posibilidad de ella.

Durante todo el itinerario nos habremos puesto los crampones en seis o siete ocasiones, lo que nos ha penalizado aún más si cabe el recorrido.
Exitosa experiencia, aunque haya sido de recorrido desagradable para el andar, pero siempre merecerá la pena llegar hasta la cima de los Pirineos, El Aneto.
parquing

Besurta

Besurta
refugio

Renclusa

Renclusa
Información

bloques

bloques
Información

subida crestas

subida crestas
Collado de montaña

Portillón superior

Portillón superior
Información

Glaciares

Glaciares
Collado de montaña

collado Coronas

collado Coronas
Waypoint

paso Mahoma

paso Mahoma
cima

Aneto 3404m

Aneto 3404m
Información

bajando

1 comentario

Si quieres, puedes o esta ruta