Tiempo  5 horas 29 minutos

Coordenadas 1713

Fecha de subida 13 de marzo de 2016

Fecha de realización marzo 2016

-
-
2.025 m
1.350 m
0
2,3
4,6
9,27 km

Vista 641 veces, descargada 24 veces

cerca de Las Dehesas, Madrid (España)

13 de Marzo de 2016

IBP Index = 80 HKG

Precioso día de Montaña, cielos claros y azules, nieve blanca y sin pisar, hasta llegar al puerto de la Fuenfría y la bajada por la Calzada Borbónica que parecía la Gran Vía de la cantidad de gente que había.

Se califica como Alpinismo y dificultad moderada ya que debido a la acumulación de hielo y nieve en ciertas zonas (el enlace con la Vereda del Infante, la parte final de Peña Bercial y la parte media de la bajada desde cerro Minguete) ha modificado los perfiles del suelo, creando pendientes de hasta el 55% de inclinación que han hecho necesario el uso de Crampones y piolet de travesia, pudiendo ser en verano calificada como senderismo de baja dificultad.

La ruta comienza en Casa Cirilo, en las Dehesas de Cercedilla, subimos en dirección NE por la carretera de las Dehesas. Unos 400 metros más adelante nos encontramos con la barrera que prohíbe la entrada a coches y que marca la linea de acceso al medio natural, en este punto seguimos por la carretera (izquierda)

Pasamos por delante del aparcamiento "G" y unos 200 metros más adelante, salimos de la carretera por nuestra derecha, para enlazar con otra pista que pasa por encima de arroyo de Majavilán (completamente cubierto de nieve y que casi no se distinguía).

Unos 300 metros más adelante no encontramos con una barrera canadiense para ganado, en la parte de la derecha hay una puerta por donde podemos cruzar sin temor a lastimarnos los tobillos, llevaremos 1 km andando desde casa Cirilo.

Debido a la cantidad de nieve acumulada (apreciando en todo el recorrido más profusión en cara S y E que en caras N y O) perdimos el inicio de la Vereda del Infante (itinerario elegido hoy para alejarnos de las hordas de personas que ya se adivinaban), pero gracias a esa cantidad de nieve caída no se precisaba seguir un sendero marcado, por lo que 100 metros después de la barrera salimos de la pista y atacamos a nuestra izquierda, en poco más de 300 metros lineales ascendemos 120, en alguna ocasión incluso clavando rodilla en la nieve, hasta que enlazamos con la ya marcada y señalizada (con puntos rojos) Vereda del Infante.

Seguimos subiendo por este camino (ya no tan empinado) durante 1,2 Km, hasta llegar al Collado de Marichiva, punto de cruce entre la Vereda del Infante, la Calle Alta y la GR10. Tras un breve descanso encaramos la subida a Peña Bercial, completamente cubierta de nieve de buen espesor, en 1 Km lineal, se ascienden casi 250 metros, el sol nos calienta y a veces incluso castiga en la subida, vamos alternando la vertiente Segoviana con la vertiente Madrileña.

Coronamos Peña Bercial (no sin cierta dificultad en el tramo final) y nos detenemos en las posiciones Republicanas del mismo nombre, pertenecientes a las defensas que en la GCE cubrían todo este cordal.

Seguimos por la linea de la cuerda, pasamos por la cota 1978 y llegamos hasta Cerro Minguete, con unas tremendas vistas del Montón de Trigo, completamente blanco de reluciente nieve, irguiéndose como siempre, poderoso pero amable y familiar a nuestros ojos. En la misma cumbre del Minguete podemos apreciar otra muestra de los parapetos defensivos que jalonan toda la zona, defendidos por la 29 Brigada Mixta y el Batallón Alpino.

La distancia a recorrer entre ambas cumbres es de apenas 1,1 Km lineales y prácticamente sin desniveles que señalar.

Tras otro descanso (algo más prolongado en esta ocasión) bajamos directamente hacia el puerto de la Fuenfría que se abre allí abajo, ante nuestros ojos, en una preciosa vista aérea. En este lado del Minguete hay tanta nieve que en ocasiones entramos hasta las rodillas, pudimos observar acumulaciones de casi 3 metros de alto en algunas zonas.

Tras perder 230 metros de altura en apenas 1 Km lineal llegamos al puerto de la Fuenfria, antiguo pago y paso natural que podemos encontrar en memorias de reyes, y hasta en obras de los más ilustres de nuestros autores, aquí sitúa Cervantes el lugar de nacimiento de "Rinconete", e incluso Quevedo hace transitar por aquí a su "Buscón".

Sin más dilación cogemos la vía más rápida de descenso hacia el bocata de torreznos que nos espera en Casa Cirilo, que no es otra que la Calzada Borbónica (seguir los puntos blancos), mandada construir por Felipe V en el S XVIII para enlazar la meseta Madrileña con Valsain y la Granja y por donde pasaron las comitivas fúnebres del rey y su mujer Isabel de Farnesio camino de su morada final en el Palacio de la Granja.

No debemos confundir la Calzada Borbónica con la muchísimo más antigua Calzada Romana (via XXIV o vía Antonina) señalizada con puntos verdes, y que enlazaba Segovia con Titulcia y que pasaba por la mítica ciudad Romana de Miaccum (se cree situada en lo hoy en día sería Collado Mediano, aunque hay otras fuentes que la sitúan muy cerca de lo que sería la antigua Cárcel de Carabanchel, en el madrileño barrio del mismo nombre).

Ya sin cambiar esta ruta (recordemos, la Calzada Borbónica, puntos blancos) bajamos hacia las dehesas pasando por los Puentes de Enmedio y del Descalzo, obras dieciochescas, muy robustas, enclavadas sobre antiguos puentes romanos.

Sin pérdida llegaremos al punto de partida para disfrutar de un merecido refrigerio y sobremesa, comentando las vicisitudes de la jornada.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta