Tiempo  un día 4 horas 38 minutos

Coordenadas 3243

Fecha de subida 11 de julio de 2016

Fecha de realización julio 2016

-
-
3.403 m
1.346 m
0
8,8
18
35,31 km

Vista 368 veces, descargada 9 veces

cerca de Torla, Aragón (España)

Julio 2014 : ANETO 3.404 m
Julio 2015 : POSETS 3.371 m
Octubre 2016 Kilimanjaro ruta Lemosho 8 dias : KILIMANJARO 5.895 m
Septiembre 2017 : VIGNEMALE 3.299 m

JULIO 2016
Después de coronar el K1 y K2 de los Pirineos, como no, este año teníamos que conquistar el K3, Monte Perdido.

Como siempre, quise reservar plazas en el refugio de Goriz con 2 meses de antelación y cual fue nuestra sorpresa que para el mes de julio solo quedaba plazas libres para la noche del jueves 7 de julio, la verdad nos trastocó mucho ya que tuvimos que pedir días en el trabajo. Parece ser que el valle de Ordesa es más popular que el valle de Benasque y hay que reservar con mucha más antelación

Aquí os dejo el link para que consultéis disponibilidad y precios del refugio REFUGIO DE GORIZ

Quiero comentaros que en este refugio (la verdad desconozco si en los otros también), te alquilan crampones y piolet, que te ahorra tener que subirlos desde Torla hasta el refugio. El estado y calidad de los mismos era estupendo de marca Black Diamond los crampones y Petzl el piolet, eso si nos cobraron 8 y 7 euros por el día, pero os merece la pena ya que si los alquilas en Torla tendrías que abonar 2 días.

No obstante en Torla o Escalona podéis encontrar sitios donde os alquilan este material, aquí os dejo los link ALQUILER EN TORLA y ALQUILER EN ESCALONA

Otra cosa a tener en cuenta para llegar a Ordesa es que desde el 1 de julio hasta el 11 de septiembre no dejan entrar vehículos hasta el aparcamiento de Ordesa, debiendo de coger un autobús en Torla por lo que hay que tener en cuenta los horarios de subida y bajada de estos para no quedarnos tirados. Pero tranquilos porque en verano el último autobús que baja es a las 22:30 por lo que da tiempo de sobra, hasta para los mas rezagados, no obstante os dejo horarios y precios del bus para que consultéis BUS EN TORLA

Salimos el mismo jueves 7 desde Madrid a las 8:00 con dirección a Ordesa y llegamos a Torla sobre las 13:00, comimos algo rápidamente y sobre las 14:30 cojíamos el bus con dirección al aparcamiento de Ordesa, llegando sobre las 15:00 al aparcamiento. Comentaros que a la entrada de Torla existe un amplio aparcamiento donde puedes dejar el coche y tomar desde ese mismo punto el autobús.

Allí decidimos iniciar nuestra ruta por la senda de los cazadores, una subida de unos 700 m que se realiza en menos de 3 km de recorrido. Muy dura pero con la ventaja que una vez llegado al pequeño refugio todo es horizontal hasta la cola de caballo y con unas vistas del valle espectaculares al discurrir la senda tan elevada.

Una vez llegado a la pradera de la cascada y dado que veníamos de la senda de los cazadores no fue necesario subir por las clavijas sino que subimos por una camino que nos llevaba directamente al refugio de Goriz.

Nada más llegar nos dimos cuenta que el refugio era el peor de todos los que habíamos estado, no sólo eso sino que mas tarde nos dimos cuenta también que además era, sin duda, el peor gestionado de todos. Como esperanza para un futuro tenía el refugio un ala pegado al edificio antiguo que era de nueva construcción pero todavía no se encontraba terminado.

Los aseos se situaban en dos casetas prefabricadas delante del refugio, ambas unisex y los inodoros y las duchas estaban juntas, mal oriente y descuidado y aunque no estaba demasiado sucio ninguno de los que fuimos nos duchamos y eso que estábamos pringosos del sudor y las cremas que nos habíamos echado durante la caminata.

Las habitaciones de 24 personas en una única litera corrida (como en los campos de concentración) y de 3 alturas, a nosotros nos tocó en la última altura y tuvimos que entrar a la cama después de escalar hasta el tercer piso por una abertura de unos 50 cm que luego se ampliaba con la inclinación de la cubierta.

No había espacio en la habitación para dejar las mochilas y tenías que dejarlas en la taquilla en la planta baja y subir a la cama con la muda del día siguiente y.... meaos y cagaos ya que bajar a media noche desde esa litera se antojaba muy complicado, cosa que confirmamos cuando bajamos a la mañana siguiente. El calor que pasamos por la noche fue impresionante, a pesar de tener las ventanas de la habitación abiertas sudamos como verdaderos cerdos. Al principio las sábanas sacos nos separaban de la colchoneta que teníamos para dormir, a media noche dormíamos en cualquier lado de la cama.

La cena no estuvo mal, ni en calidad ni en cantidad, pero no sólo nos hicieron comer la ensalada y la butifarra con patatas en el mismo plato que las lentejas, sino que además, cuando terminamos de cenar, nos pusieron una bayeta encima de la mesa para que la limpiáramos nosotros mismos. Vamos todo un refugio del siglo XXI.

El desayuno que lo empezaban a dar a las 7:00 fue lo peor que hemos tomado en mucho tiempo. La taza de desayuno era un cuenco de plástico rayado, el café malo y solo un mal bizcocho industrial que llevarse a la boca. Si madrugas para salir temprano el desayuno corre de tu cuenta.

Queremos aclarar que ninguno de los que fuimos somos melindrosos y estamos acostumbrados a sacrificios y estrecheces pero todos coincidimos que ese refugio esta muy anticuado y sobretodo mal gestionado la gente que llevaba el refugio estaba más preocupada de que limpiases la mesa o no ensuciases el suelo que por atenderte.
Esperemos que cuando abran el nuevo edificio sirva para remodelar el antiguo y sobretodo que tenga una mejor gestión.

Tanto malo nos pareció todo que nos atrevemos a recomendar que os llevéis una tienda de campaña y acampéis en los alrededores del refugio. Hay zonas habilitadas para ello y os aseguro que había un montón de ellas montadas. Eso sí, id preparados porque esa noche estuvo lloviendo toda la noche pero los que durmieron en las tiendas ese día no tuvieron ningún problema.

Bueno yendo a lo que nos interesa, a pesar de la lluvia que cayo por la noche el día amaneció fresco y soleado. Salíamos a la 7:30 y la senda hasta la cumbre de Monte Perdido empieza subiendo y termina subiendo, no hubo ni un solo tramo de descanso hasta la cima. Se empieza con unos pequeños trepes y después de una hora de subida otro trepe en la que nos tuvimos que ayudar unos a otros para salvarlo, pero nada demasiado complicado.

A partir de aquí empezaron los neveros, este año había neveros a partir de los 2.800 y hasta la cumbre nos pusimos los crampones en 3 ocasiones ya que la pendiente era grande y en caso de caída te esperaban rocas en la parte baja. No quisimos correr riesgos.

Llegamos al ibón situado bajo el pico Cilindro y desde allí la vista hacia Monte Perdido es espectacular y desesperanzadora a la vez. Habíamos subido mucho y todavía nos quedaba por subir todo aquello. Toda la parte izquierda de la canal se encontraba nevada mientras que el lateral derecho era todo un camino pedregoso. Por donde subir?

Después de comentarlo entre nosotros finalmente acertamos en nuestra decisión a tenor de lo que pudimos ver de la gente que iba por delante y por lo que después nos contaron los que subieron primero. El primer tramo lo hicimos por la zona de la derecha por el lado de las piedras y llegado a la zona de la Escupidera nos pusimos de nuevo los crampones y subimos por el lado izquierdo, por la nieve. La lluvia de la noche habia borrado el sendero que se encontraba ligeramente marcado.

Este tramo de subida es muy dura, sobretodo la segunda mitad, cansados, la altura te deja poco oxígeno y tienes que parar cada tres pasos, pero sin prisas todo se consigue. Subida toda la canal ya solo queda una pequeña subida para coronar.

En la cima la euforia fue una vez más nuestro sentimiento, después de sacarnos las merecidas fotos en el punto geodésico admiramos las maravillosas vistas de todo el parque Nacional, simplemente espectacular.

La bajada por la canal la hicimos con extrema precaución, especialmente por la Escupidera. Esta zona es la de mayor accidentes mortales de todo el Pirineo y la mayor parte de los accidentes se produce durante la bajada. Cuando estas en esta parte de la canal, si te caes, no lo haces con dirección hacia el ibón situado en la parte final de la canal como parece lo razonable, sino que la pendiente lateral es tan grande que te lanza hacia el precipicio de más de 20 m de altura situado en el borde izquierdo del canal.

Cansados por la subida y confiados porque ya hemos coronado, si además no nos hemos alimentado y bebido adecuadamente es fácil tener un descuido.

La bajada la realizamos todo el tiempo por la nieve, superada la zona de la Escupidera el resto era sencillo y poco peligroso bajar hasta el ibón. Allí nos pusimos y quitamos los crampones un par de veces para salvar los neveros y deshicimos todo el camino andado en la subida. Comentaros que los trepes, en la bajada destrepes, se nos antojaron más complicados que en la subida y sería recomendable llevar una cuerda de unos 5-6 m para facilitar su descenso.

Llegamos sobre las 14:00 al refugio donde comimos unos sándwich que llevamos en unas mesas situadas en el exterior y una vez terminado fuimos a devolver el material alquilado y pagar el refugio. Una vez más nos dieron muestras de la mala gestión del refugio al regañarnos por habernos acercado a pagar con las botas puestas (exactamente 4 pasos dimos hasta la recepción). Como solución propongo que acerquen ésta hasta la entrada tal y como hacen otros refugios, así no pisas el suelo con las botas.

Ya comiendo vimos que entraba una tormenta y en el tramo entre el refugio y la cola de caballo llovió como si no hubiera un mañana. Nunca había visto gotas tan gordas y en tanta cantidad, hacían daño. A pesar del equipamiento nos calamos hasta los calzoncillos y cuando llegamos a la cola de caballo paro la lluvia y lo que vimos a continuación, de nuevo, fue espectacular.

Todo el perímetro del valle se lleno de cascadas debido a la inmensa cantidad de agua que calló en 20' que desaparecieron después de media hora. Bajamos paralelo al río y las cascadas de todo el recorrido se llenaron hasta un nivel que nunca antes había visto. Nuevamente espectacular.

La bajada desde la cola de caballo se hizo larga, muuuuy larga y cansados llegamos al aparcamiento sobre las 19:30 donde cogimos el primer autobús hasta Torla y de allí directamente el hotel a pegarnos una merecida ducha.

Una vez más llegamos cansados pero con una gran satisfacción, las agujetas nos duraron un par de días pero nada que ver con las del Posets que fueron las peores que tuve en mi vida.
Aparcamiento
Fin subida
Desvio
Goriz
Primer subidon
Pano
Monte Perdido

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta