Coordenadas 2172

Fecha de subida 28 de junio de 2017

Fecha de realización junio 2017

-
-
2.923 m
1.441 m
0
6,2
12
24,72 km

Vista 1051 veces, descargada 81 veces

cerca de Sallent de Gállego, Aragón (España)

Afortunadamente,todavía existen lugares y picos,que se mantienen solitarios y olvidados dentro de nuestro querido Pirineo.El Pico de la Llena Cantal es uno de estos lugares.Situado en pleno circo de Piedrafita,en el Valle de Tena, está rodeado por picos con mucho peso como Infiernos, Balaitus, Frondiellas, Gran Facha,etc.Su altura de 2.956 metros hace que no entre dentro del selecto grupo de los tres miles y es por ésto,por lo que no es tan frecuentado.Pese a ello,su porte piramidal y afilado,tan desafiante e inexpugnable al ojo humano,no hacen más que alimentar la curiosidad sobre su posible ascensión.
La ruta ha sido realizada en dos jornadas. En la primera de ellas subiremos hasta el refugio de Respomuso donde pernoctaremos y en la segunda,con toda la tranquilidad y tiempo del mundo,haremos cima en la Llena Cantal.
El track,he decidido juntarlo en uno solo,porqué esa era la intención inicial a la hora de acometerlo,pero al final por diferentes motivos,no nos quedó más remedio que realizarlo en dos etapas.A fin de cuentas,resultó ser todo un acierto,porque pudimos disfrutar de muchas horas de luz.Ideal para disfrutar e inmortalizar este fantástico entorno.
El track comienza desde la parte final del embalse de La Sarra.En este punto aparcaremos el coche y cruzaremos un pequeño puente sobre el rio Aguas Limpias donde enlazaremos con la GR11,camino que nos llevará,en continuo ascenso,hasta el refugio de Respomuso.Destacar en está parte de la ruta los múltiples saltos y cascadas de agua,fruto del deshielo,que nos encontraremos a nuestro paso.
El Paso del Onso,en época estival,no entraña ningún tipo de peligro ya que es en invierno donde sus impresionantes paredes verticales son incapaces de retener la nieve,desplomandola con gran violencia.
Una vez en el refugio y con el ocaso de las últimas luces,nos encomendaremos al dios Morfeo esperando que nos brinde una buena jornada de montaña en el día venidero.
A las 7 de la mañana,con la mochila preparada y con un esplendido día por delante,emprenderemos la marcha siguiendo las marcas rojas y blancas del GR11.El sentido del camino,en todo momento es evidente porque la pirámide rocosa de la Llena Cantal siempre estará presente y altiva ante nuestros ojos.Asi que poco a poco,iremos remontando las lomas del Circo de Piedrafita.El principio del camino es un continuo sube y baja debido a los resaltes orográficos del entorno y en el que tendremos que atravesar algún que otro torrente de agua,que nos obligará a descalzarnos.Una vez superados estos pequeños imprevistos ,llegaremos a una planicie donde el verdor de las praderas y las improvisadas y serpenteantes caidas de agua se funden en una perfecta armonía.
Atravesado tan icónico paraje,el camino prosigue hacia el ibón de Llena Cantal.La pendiente a partir de este punto,ira ganando en exigencia así qué habrá que tomarselo con cierta calma porqué hasta coronar la cima,el incremento de dureza será una constante .El Ibón,enclaustrado entre las cimas del Circo,es todo un espectáculo para la vista y bien merece ser inmortalizado.
De vuelta al track, bordearemos el ibón y seguiremos subiendo por la senda que se ha convertido en una incomoda pedrera lateral que flanquearemos hasta alcanzar una zona más llana donde nos aguardan algunos neveros. Estamos en la cota 2550 m y tenemos el objetivo a nuestro margen izquierdo,asi que es el momento de abandonar el GR11 y seguir algunos hitos dispersos y marcas de pintura roja que nos llevarán hasta la cima de la Llena Cantal.En esta última parte de la ascensión es fácil perder el camino a seguir asi qué intentaremos progresar de la forma más adecuada y factible posible.Las trepadas hasta la cumbre aunque carentes de dificultad pueden ser algo expuestas si no se realizan con el rigor adecuado.Asi qué,con cautela y decisión nos lanzamos por la arista hasta hollar tan ansiada cima.
Las vistas desde arriba,son un auténtico deleite para la vista y el espiritu,uno podría quedarse eternamente jugando a visualizar montañas porque la panorámica tan majestuoso que se alcanza a ver es digna de mención
Ya con el objetivo logrado,emprenderemos el camino de vuelta por la misma ruta que ascendimos,extremar la precaución al máximo en el destrepe de la Llena Cantal,un mal paso puede ser letal.
Excursión altamente recomendable si lo que quieres es perderte en solitario por uno de los valles más espectaculares de todo el Pirineo.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta