Coordenadas 3973

Fecha de subida 4 de septiembre de 2018

Fecha de realización septiembre 2018

-
-
2.838 m
1.720 m
0
3,6
7,2
14,48 km

Vista 281 veces, descargada 31 veces

cerca de El Portalet, Aragón (España)

El pico de Midi d'Ossau es una cima pirenaica que se eleva hasta 2.884 metros de altura y está ubicada en el departamento francés de Pirineos Atlánticos, a muy poca distancia de la frontera con España.
El Midi d'Ossau aún quedando lejos de ser uno de los tresmiles de los Pirineos Centrales,cosa que de ser asi se hubiera convertido en el rey de la cordillera,destaca por su majestuosidad siendo una de las montañas más reputadas y concurridas de la zona norte peninsular, tanto por su porte piramidal de aspecto inexpugnable como por su pasado ígneo.
En verdad, se trata de un antiguo estratovolcán y junto con su vecino macizo de Anayet conforman la zona más primigenia de toda la Cordillera Pirenaica,datada en la era pérmica.
La mole rocosa del Midi tan visible y reconocible en la distancia ,es una parte de una extinta caldera magmática diferenciandose del cercano Anayet que es un pitón volcánico, lugar por donde ascendía la lava y que a dia de hoy conforma su cumbre.Dos fenomenos naturales parecidos pero diferenciados dentro de la vulcanología.
Esto explica su homogeneidad en la composición de sus materiales y sus grandes paredones verticales asi lo atestiguan si los comparamos con sus picos vecinos. Estas características hacen de estas montañas un paraíso para la escalada con un sinfín de vías de diferentes dificultades.
Desde la frontera del Portalet,antigua ruta de comunicación transpirenaica entre España y Francia,habrá que descender sobre la vertiente francesa unos 2 Km hasta llegar al aparcamiento de Anéou, lugar donde estacionaremos nuestro vehículo y punto donde iniciaremos la ruta de aproximación hacia el ya visible objetivo.Desde este lugar, contiguo a la vieja cabaña pastoril de Araille ,podremos vislumbrar el marcado camino que serpentea por las lomas herbosas tan características de la zona.Cruzaremos el puente sobre el río Gave de Brousset y emprenderemos la marcha,girando a nuestra derecha,por un amplio sendero ,en dirección a la cabaña Sénescau.La senda que a partir de este punto ganará en inclinación y dureza nos llevará ,tras unos cuantos zigzagueos hasta el Col de Soum de Pombie, donde hará su aparición la desco­munal mole del Midi.Tras un breve y suave descenso bajo el flanco oriental del Pico Peyreget llegaremos al Refugio de Pombie ,donde a la vera de su icónico lago montaremos el improvisado campamento donde pasaremos la noche y asi afrontar el resto de la ascensión ,al dia siguiente ,sin ningún tipo de prisa.Otro de los motivos por el que decidimos vivaquear y realizar la ruta en dos días ,es por aprovechar las últimas jornadas estivales,a los que les gusta dormir a la intemperie saben de lo que hablo.
Asi que sin poco más que hacer hasta la llegada del ocaso, nos dedicaremos a fotografiar el espectacular entorno en el que nos encontramos.
Con las primeras luces del día y tras un espectacular amanecer sobre los próximos tresmiles del Valle de Tena,emprenderemos la marcha hacia el Col de Suzon,situado al norte del refugio y bajo el castillete rocoso del Pico Saoubiste,vestigio también del pasado ígneo de la zona.
El camino, hasta el citado collado, discurre por un sendero rocoso,donde las piedras de todo tipo de formas y tamaños se aglutinan en un caótico orden.Poco a poco el empedrado sendero irá desapareciendo bajo nuestros pies dando paso a una senda más llevadera y herbosa.
Una vez en el collado,el evidente camino virará hacia la izquierda dando comienzo la verdadera ascensión al Midi ,ya que las rampas de acceso hasta la primera chimenea incrementarán gradualmente en dureza.El trazado hasta la cumbre consistirá en ir alcanzando sucesivas terrazas rocosas separadas por cortas chimeneas de escasa dificultad.Los montañeros más experimentados podrán franquearlas con tranquilidad sin el uso de cuerda recomendando para los más noveles el encordamiento.
El sendero,tras abandonar el collado de Suzon ,nos colocará tras unos quince minutos de marcha a los pies de la primera chimenea, de unos 25 metros de altura. Esta chimenea (II) ,la recorreremos por su zona interior y tras unos diez metros de trepada encontraremos una pequeña estrangulación que dará paso a una placa lisa y pulida ,de unos 4 metros,la cual está provista de un par de clavijas que nos permitirán superarlas.Este punto quizá sea el de mayor dificultad por la distancia entre clavijas y presas.
Una vez rebasado el escollo ,un sendero bien marcado recorrerá una terraza suspendida hasta alcanzar la base de la segunda chimenea.
Esta segunda chimenea es más impresionante por su verticalidad pero cuenta con muy buenas presas (II+) siendo mas factible su ascenso.Tiene unos 30 metros de altura y se suele superar aprovechando una fisura a la derecha del diedro que forma la propia chimenea. Lo conveniente aquí es rapelar en el descenso por el diedro y ascender por la fisura de la derecha, de tal manera que se minimiza el riesgo de encuentro y las caídas de piedras entre los que suben y los que descienden. Superada la chimenea reaparecerá el sendero de ascenso y tras pasar por un pequeño resalte muy sencillo y equipado con alguna barra,deberemos estar atentos y continuar ligeramente hacia nuestra derecha pese a que veamos hitos justo a la salida de este.Los dos caminos llevan hasta la tercera chimenea pero el que gira a la derecha, a parte de ser menos expuesto te deja justo en la base que marcan las reseñas para comenzar a ascenderla.
La tercera y última chimena (II-) es la más fácil de las tres pero por ello no queda exenta de cierto peligro debido a su verticalidad ,asi que poco a poco iremos superandola desembocando en la famosa cruz del Paso del Portillón du Midi.
Estamos a unos 2600 metros de altura en el llamado Rein de Pombie, donde el caos pétreo vuelve a ser el gran protagonista de la jornada y donde la dificultad de progresión ha desaparecido. Los cairns permiten atravesar este paraje y colocarnos ya en la cresta de un espolón rocoso denominado como Punta de Francia, a la cual podremos llegar en un par de minutos.
Continuando el camino hacia la izquierda y tras rodear un pequeño resalte treparemos fácilmente para ganar la tan ansiadala cima del Midi d' Ossau o Punta de España.
El esfuerzo realizado habrá merecido la pena con creces.Uno podría quedarse eternamente en la cima jugando a nombrar cumbres ya que es uno de los mejores balcones de todo el Pirineo pero al ser un sitio tan concurrido decidimos emprender el descenso esperando no encontrar mucha masificación en los destrepes de las chimeneas,cosa complicada.
La bajada la realizaremos por el mismo itinerario utilizado en la subida. No existe otra variante o itinerario más sencillo para hacerlo. Por ello volveremos sobre la cresta hacia la Punta de Francia y perderemos altura sobre el Rein de Pombie hasta el paso del Portillón.
Desde la cruz del Portillón,descenderemos sin dificultades la tercera chimenea.existiendo la posibilidad de instalar un rápel, de unos 30 metros ,para evitar el destrepe. Seguiremos perdiendo altura hasta situarnos en la segunda chimenea donde montaremos un rapel de algo menos de 30 metros ,sobre una instalación de cadena, que cae sobre el diedro dejando la fisura para el ascenso.
Una vez rapelada proseguiremos descendiendo hasta alcanzar la instalación de la primera de las chimeneas,un conjunto de cintas express y mallones.Esta última tendrá unos 25 metros, siendo la más complicada de las tres al tener algún resalte,lo de complicado es una forma de hablar porque ninguna carece de dificultad pero siendo el Midi una cumbre de iniciación para mucha gente,no está de más comentarlo.
Salvadas las chimeneas continuaremos por el sendero que lleva Col de Suzon, donde volveremos a tomar el empedrado camino que lleva al refugio de Pombie.
Una vez en el refugio y tras una buena hidratación a base de cerveza emprenderemos el camino de vuelta hasta el parking de Aneou
Imprescindible y preciosa ruta para todo pireneista que se precie por ser realizada en un entorno mágico y maravilloso.Como punto negativo destacar la gran afluencia de gente ,pero quien no quiere disfrutar de este montañón.Asi que paciencia por el gentío y a gozar con su espectacular ascenso.Altamente recomendable.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta