-
-
2.847 m
1.278 m
0
4,1
8,1
16,3 km

Vista 11438 veces, descargada 55 veces

cerca de Torla, Aragón (España)

Ordesa en otoño es como una poesía viva, y si no, pregunten a la gente que allí retorna todos los años; de día, repleta de fragmentos preñados de luz y color, y tras las puesta y antes del amanecer, pincelada de humedad y reflejos. Y por la noche, si no hay luna, todo duerme, menos el agua y el viento. Ellos no paran porque son los hacedores de la vida allí donde la haya. Siempre renovados, visibles o dejándose notar, se escuchan incluso cuando nadie más canta ni pía.

Por arriba en las alturas, donde la vista hace creer que vuelas (y no es un sueño), estos hacedores son más locarias: el viento, cuando se enfada, es frío e inaguantable como para hacer desaparecer hasta a los más fuertes pinos negros, que se tienen que refugiar más abajo, por encima de las estrofas de cálidos colores. El agua... ¡uy el agua!, se despeña directamente; hay tramos en los que, enfervorizada, se vuelve espuma. Y lo que es capaz de hacer ese agua cuando se acumula bien antes de tirarse para abajo, ¡uf!.

Ruta altamente paisajística y espectacular, que puede ser acometida, aparte de por cualquier montañero, por un abanico realmente grande de senderistas. Bastará con tener buen fondo físico, no tener problemas serios con el vértigo y el equilibrio, y superar el segundo grado que exigen las clavijas de Carriata o la Fajeta. Y si el día es bueno, mejor sin prisas, jornada completa.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta