Tiempo  5 horas 56 minutos

Coordenadas 2546

Fecha de subida 28 de abril de 2014

Fecha de realización abril 2014

-
-
1.395 m
430 m
0
3,9
7,8
15,69 km

Vista 645 veces, descargada 2 veces

cerca de Aledo, Murcia (España)

Ruta lineal en la que partiendo desde la casa forestal de Mortí en las faldas de Sierra Espuña (en la parte totanera), subimos al Morrón largo, después a Las Cunas por la cresta del cejo de las cunas y por último al Cerro de la Garita, para acabar en la finca Caruana.

Salimos desde la casa forestal de mortí, y subimos por el camino de los Algarrobos, pasando la puerta verde del parque y seguimos por el camino hasta la curva donde sale el barranco que nos llevará hasta la base de la pared del Morrón Largo.
Ya fuera del camino empezamos a subir por el barranco, hasta un momento que aparece una pequeña bifurcación, como queremos subir por la grieta del centro, tomamos por el cauce de la izquierda que es menos marcado y seguimos subiendo. Pronto se acaba el acanalamiento del barranco y nos deja en una fuerte pendiente con alguna trepada evitable para llegar hasta la base de las paredes.
La idea es subir por la grieta central, y así lo hacemos, una grieta fácil, con un par de trepadas al inicio de la grieta y otra al final para salir, es entretenida e interesante.
Una vez arriba, disfrutamos de las vistas del valle del Guadalentín en la caseta y tomamos el camino para bajar hasta el camino de Campix.
En el cruce con el camino de Campix, tomamos a la derecha y seguimos por el camino unos 200 m, al pasar una curva, a la izquierda no sale una antigua senda de la que solo queda una traza, la tomamos y avanzamos por ella, subiendo hasta un pequeño collado en el que paramos a tomar un poco de comida y descansar de la fuerte subida de la senda.
El rastro de esta antigua senda, que antiguamente era utilizada para sacar los troncos de arboles maderables, sigue hacia la derecha, si vas atento, se sigue perfectamente el rastro incluso hay algún hito por el recorrido.
Esta senda va a parar a una cresta rocosa que sube a las cunas. Seguimos la senda hasta encaramarnos a la cresta y empezar a disfrutar tanto con las trepadas como con las magníficas vistas que te ofrece este lugar. Pasamos por los dos puntos característicos de esta cresta, el Paso de Alin y el Microvasar.
Las trepadas son todas evitables, si no te acercas a la cresta, (pero para mí pierde totalmente el atractivo).
Una vez superada la cresta rocosa, llegamos a la senda que viene desde el cortafuegos del Cerro del Sombrero y que llega hasta las Cunas.
Tomamos la senda a la izquierda y siguiéndola pasamos junto al trampolín (quien no tiene una foto en esta tabla de piedra???) para llegar a la cima de las Cunas 1.406 m, el punto más alto del día.
Una vez hecha la foto de cumbre, seguimos la senda para bajar por el cortafuegos, sin dejarlo hasta el Collado Pilón, desde este, vamos hacia las yeseras para empezar a subir por el cortafuegos que hay junto a ellas y tomar la senda de subida para llegar al Cerro de la Garita.
Este es el último picacho del día, una vez arriba, en vez de bajar por el mismo sitio, como nuestro destino es la finca de Caruana, seguimos a Pepe que nos indica la posibilidad de bajar siguiendo unos hitos que hay y más o menos llegar a la zona de la puerta cinegética del Purgatorio.
Así lo hacemos, empezamos a bajar en dirección al oeste, siempre hay que ir cercanos a los cortados que se quedan a nuestra derecha y delimitan la zona de la umbría del Barranco de Enmedio, no alejándose de estos cortados, van apareciendo hitos, no muy cercanos la verdad pero más o menos con algo de intuición se baja.
Llega un momento que los hitos giran a la derecha y se van a media ladera en dirección a umbría, en ese momento abandonamos los hitos y nos tiramos por la cresta de la loma como buenamente podemos hasta llegar al camino. Este trozo de bajada, es feo y muy resbaladizo, por lo que hay que ir con ojo para no caerse.
La salida la hacemos justo a la valla cinegética que da entrada al Barranco de Enmedio , una vez en el camino solo que da seguirlo hacia abajo y llegar al Purgatorio, y desde aquí por el camino asfaltado bajar hasta la finca Caruana, donde nos deleitamos con una de sus jarras de barro escarchadas llenas de buena cerveza para celebrar la interesante ruta.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta