Tiempo  4 horas 53 minutos

Coordenadas 1561

Fecha de subida 14 de noviembre de 2014

Fecha de realización noviembre 2014

-
-
915 m
431 m
0
3,0
6,0
11,94 km

Vista 934 veces, descargada 17 veces

cerca de Aledo, Murcia (España)

Me atrevería a calificarla como la ruta más montañera que se puede hacer en la "Sierra Espuña Baja".
Concretamente hablo de la cara sur, en la parte totanera de Sierra Espuña, en una parte alejada de las zonas cimeras que habitualmente son andadas por los visitantes de Sierra Espuña.
Lo habitual es que cuando el visitante llega a Sierra Espuña, elija una ruta por las zonas altas, Morrón Chico, Pedro López, Las Cunas, etc.

Pero.... para quien quiera conocer otras zonas de Sierra Espuña, y le gusten las trepadas, esta ruta, quizá le resulte interesante.
A mi me encanta!!!!!

No es una ruta senderista, donde se enlacen caminos y sendas.
Se anda por rambla, monte a través, por zonas que no están marcadas, ni indicadas por hitos, solo la intuición y el track te indican el camino.

Muchas zonas de trepada, para disfrutar de estos menesteres en las dos subidas, primero en el Morrón Redondo (para bajarlo tambien hay algún destrepe facil), y despues toda la cuerda del Morrón Largo.

La ruta parte de la casas forestal de Mortí. Dejamos el coche y por el camino foretal de los Algarrobos empezamos a subir hasta cruzar la puerta que corta el camino al trafico rodado a motor.

A unos diez metros al pasar la puerta, a la derecha, junto a la valla cinegética, bajamos hasta el cauce de la rambla de los Arcos. Una vez en el cauce lo remontamos, salvando pequeños resaltes hasta llegar a una bifurcación. En esta bifurcación dejamos el cauce principal y tomamos por el cauce que sale a nuestra derecha y seguimos subiendolo, en este nuevo cauce, nos encontraremos diversos lugares donde poner las manos para superar pequeños resaltes, la mayor parte de ellos evitables por los márgenes.

Seguimos subiendo y en la primera bifurcación, tomamos por el cauce de la izquierda luego en las siguientes que nos encontramos, tomaremos simpre a la derecha. Siguiendo todo el barranco llegamos al collado de las Chaparras, donde podemos disfrutar de las vistas de la cara sur del Morrón Redondo, por la que subiremos a continuación.
Dejamos el Collado de las Chaparras campo a través, en linea recta hacia el Morrón Redondo, hay que llegar casi hasta la base de las paredes que forman un circo, y una vez aqui podremos ver la canal por la que subiremos, ya que desde abajo no se ve.
Esta subida es algo pestosa al principio, fuerte pendiente y piedrecillas sueltas que hacen incomoda la subida. Lo bueno es que esto dura poco, y pronto llegamos a las paredes que forman este circo rocoso.
Una vez que llegas aqui, a la izquierda está la canal con un olivo en la entrada, esta es la zona por la que subiremos a la cima.
Una vez que se trepa la canal, queda otra zona de trepadas que da acceso directo a la cumbre.

Desde la cumbre, vamos hacia el Oeste, en dirección al Morrón Largo, iremos junto a los cortados que dan al sur buscando unos hitos que nos bajarán por la misma cara sur, sin tener que irnos hacia arriba para poder bajar del Morrón Redondo.

La bajada por los hitos no es dificil, solo hay que seguirlos y hacer algún destrepe que otro.
LLegamos a la pista y por ella, llegamos hasta detras de la casa de los Algarrobos, justo en el barranco donde está la conducción de agua.

Este tramo que viene no está muy marcado, se puede seguir una pequeña traza que sale a nuestra izquierda (margen derecho orografico) y que a media ladera, nos llevará hasta una zona de piedras sueltas a modo de pedriza en formación. En este punto giramos a la izquierda y en linea recta nos vamos hacia arriba buscando las primeras rocas para empezar las trepadas que nos llevarán hasta el vertice geodésico del Morrón Largo.

Toda esta subida, es una zona con una trepada tras otra, algunas de ellas más expuestas que otras, depende de la zona que elijas para trepar. Bien es verdad que hay zonas en las que puedes evitar las trepadas y otras en las que no existe esa posibilidad, por lo que para quien no disfrute trepando, quizá esta no sea su ruta.

Una vez arriba, nos dirigimos hacia el Oeste y antes de llegar al Espolón de Chaikovski, dejamos la cresta rocosa y nos dirigimos al encuentro de la traza de senda que nos llevará hasta el antiguo cortafuegos de las Piteras.

Una vez en la senda de los Pistacheros, solo nos queda seguir la senda hasta llegar de nuevo a la casa forestal de Mortí, donde empezó y termina esta interesante ruta.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta