-
-
2.069 m
1.386 m
0
3,9
7,8
15,7 km

Vista 2681 veces, descargada 95 veces

cerca de Vivero, Castilla y León (España)

Dicen que a la tercera va la vencida, y así ha sido en nuestro caso en esta ocasión. La primera vez lo intentamos desde Rabanal de Bajo el día 09/06/12 con el Club Peña Trevinca de O Barco. No logramos realizarla, teniendo que abandonar cuando llevábamos recorrido unas tres cuartas partes del trayecto debido a las tupidas e intransitables “escobas” (retamas) y a la climatología adversa (lluvia, frío y niebla), lo que hizo que abandonásemos. La segunda ocasión fue el día 16/06/12 decidimos, Dina Campazas, Miguel López y un servidor, intentarlo de nuevo desde el pueblo de Vivero Murias de Paredes (León). Llevamos un track de otra persona cargado de Wikiloc.com pero en este trayecto llegó un momento que, al igual que anteriormente, la retama y la maleza eran tan espesas que nos impedían progresar, así que abandonamos el trazado del track y buscamos una salida nueva descendiendo otra vez a la zona conocida como la Pradera y en ésta tomamos una pista que nos llevaría al collado de Fuentefría. Sin embargo, al igual que la vez anterior, hicieron acto de presencia la lluvia incesante, el frío, la niebla y el fortísimo viento que nos dificultaba mantenernos en pie al llegar al pico Dos Hermanos. Creíamos que estábamos en el Nevadín, (la niebla nos dificultaba la visión) y nuestra desilusión fue grande. A pesar de todo, decidimos continuar en la buena dirección pero cada vez la niebla era más densa (no se veía a más de 10 m) y las condiciones climatológicas eran pésimas. A mayores, el cansancio iba haciendo mella en nosotros y a falta de setenta metros de desnivel para coronar el Nevadín (aunque no lo sabíamos ya que lo comprobamos luego en casa con el Compe GPS y el mapa) decidimos abandonar una vez más. No dándonos por vencidos decidimos (Miguel López, Ignacio Valverde y este comentarista, pertenecientes a los Clubes Peña Trevinca de O Barco y Huellas de Cabrera de Puente de Domingo Flórez) intentarlo una vez más. En esta ocasión nos aseguramos de que haría muy buen tiempo y de llevar el track propio que usamos la última vez, cuando estuvimos tan cerca de lograr nuestro objetivo. Además, estudiamos con profundidad la ruta y contábamos con un mapa de la zona (Mapa Topográfico Nacional de España, Escala 1:25.000, Murias de Paredes, nº 101-IV). Como alternativa a esta, ver también el enlace: http://es.wikiloc.com/wikiloc/edit.do?event=info&id=3314733&NEXTHOP=http%3A%2F%2Fes.wikiloc.com%2Fwikiloc%2Fview.do%3Fid%3D3314733, con el titulo:
"NEVADIN (VARIANTE) VIVERO-DOS HERMANOS-NEVADIN-PEÑA GRANDE-PEÑA VENDIMIA-CASCADA-VIVERO 17/05/14", o al final de este comentario, pulsando en “Ver más”.

Partimos nuevamente de Vivero, cerca de la iglesia, justo al lado de un potro de herrar el ganado en excelente conservación, al lado de la calle Calecha. Frente a esta última está la calle de Arriba que, en principio, es la que tenemos que seguir. Después de pasar por esta calle cementada con algo de pendiente transitamos por un camino en buen estado y prácticamente llano, pasando primero por la Braña de Vivero y continuando nuestra ruta a través de una pradería de hierba seca con vegetación y algunos árboles a ambos lados del camino (salgueras y serbales, estos últimos con sus frutos rojos). Llegamos a la altura de un ramal que sale a nuestra izquierda con un hito grande de piedras (por donde se suele hacer esta ruta y que nosotros descendimos la vez anterior). Es una larga pendiente con algunas zonas donde el matorral dificulta el paso. Hicimos caso omiso del hito y continuamos de frente hasta cruzar el arroyo del Portillín y plantarnos delante de un cercado para el ganado en la zona conocida como la Pradera (hay unos 100 postes verticales de madera blanquecina debido a la acción de los fenómenos atmosféricos). En este lugar y a nuestra izquierda (mirando el cercado en la dirección de la marcha), vemos el comienzo de un camino con un pequeño poste a su derecha en el cual está clavada una estaca horizontal y en ésta dos finos postes más. Desde este momento y a través de este camino sin hitos comenzamos una nueva vía inédita (ya que no la he visto en ningún track) para acceder al Nevadín, así como al resto de cimas. El camino va ascendiendo poco a poco y al llegar a una pronunciada curva que gira a la izquierda, lo abandonamos por alejarse de nuestra dirección. Recorrimos una estrecha vaguada con un arroyuelo sin agua que presentaba una corta pero fuerte subida de unos 300 m (Teso Redondo) hasta alcanzar una pista forestal que sale perpendicular a nuestra marcha (unos 900 m en total desde el comienzo del camino) que nos llevaría hasta collado de Fuentefría, donde finaliza la pista y desde donde pudimos contemplar una buena panorámica. Dejamos atrás, a nuestra izquierda, el pico Dos Hermanos continuando por un sendero bien definido y de terreno casi llano en donde comienzan a aparecer de nuevo las retamas con ramas suaves y no muy altas (por la cintura) que no serían un estorbo ya que están algo apartadas del sendero de ganado (Miguel e Ignacio llevaban pantalón corto y no sufrieron ni un arañazo). Entre Teso Redondo y Valdicieros subimos por otra vaguada que durante un trecho era de hierba y monte muy bajo para, finalmente, subir el último repecho de la loma redondeada con piedra y vegetación que llegaba escasamente al tobillo y alcanzar el Nevadín. Nos encontramos con un vértice geodésico y un buzón grande y redondo. El lugar no es muy llamativo (algo soso), eso sí, se divisan unas buenas vistas a los valles de Vivero y Salientes, algunas lagunitas y las cercanas cimas de Peña Grande y Peña Vendimia, que por cierto, no son peñas sino montículos o lomas. Cuando comenzamos a hacer algunas fotos, de pronto, apareció una gran cantidad (casi una nube) de “grandes hormigas voladoras” que revoloteaban a nuestro alrededor y se posaban sobre nosotros pero nos sufrimos ni una sola mordedura. Ni que decir tiene que las fotos salían con puntos negros (ellas). Descendimos rápidamente entre el Nevadín y Peña Grande, pasamos por la cima de unos estrechos y agrestes peñascos, los cuales tienen algo de dificultad y hay que tener cuidado en su descenso. Ascendimos de nuevo la ladera de Peña Grande hasta su cima que aún es más sosa, ya que no tiene ni un hito de piedras. Proseguimos sin más tardanza y pronto alcanzamos Peña Vendimia (1 hora desde el Nevadín según comentó Miguel), éste presentaba un hito considerable de piedras, igual a los anteriores, así como las molestas hormigas. Un poco más abajo nos detuvimos a comer y, a continuación, nos pusimos de nuevo en marcha descendiendo por el cordal de esta loma y su ladera de pastos secos para pasar por debajo de Cáscaro Redondo y llegar al collado de la Muezca. En éste descendimos a una pista que se divisa y divide en dos. Teníamos que decidir si descender hacia la Pradera en donde comenzamos el ascenso o continuar de frente (todos los track que he visto descienden a la Pradera para seguir el camino de la ida), decidimos seguir de frente y por la pista del medio (hay una superior). La pista está en muy buen estado y apenas tiene desnivel, por lo que se hace cómoda. En poco tiempo llegamos, en una revuelta de la pista que desciende, a una pared de piedra que sirve como mirador. Desde aquí vemos cercano Vivero, al que llegamos en poco tiempo.
A continuación nos fuimos a bañar a una cascada de pequeña altura pero con dos caídas preciosas y dos pozas. El lugar estaba solitario y es encantador por lo recogido y sombrío. Tiene unas grandes rocas, mojadas por las gotas de la cascada, por las que discurre el agua encañonada sin apenas ruido. El agua estaba muy fría por lo que no tardamos en salir. Este lugar no está en el track pero es muy fácil llegar a él (os doy las pistas viendo las fotos). Llegando desde Villablino, nada más entrar en el pueblo y a mano izquierda veréis una especie de plazuela con una fuente llamativa por su forma artística (su base empedrada lleva el nombre del pueblo), justo a su derecha, mirándola de frente desde la carretera y antes de pasar el puente del río Vivero, veremos un estrecho sendero de piedras y una pared pegada al río. Frente a dicha pared hay una larga casa bañada igualmente por el río, al fondo una caseta de labranza y, ya pegada a la cascada, un viejo molino (que no se ve desde la fuente). La distancia es de unos 150-200 m río arriba. Como veis en el mismísimo pueblo. También tienen una buena fuente cubierta siguiendo, río abajo y a escasa distancia, la calle que queda a nuestra espalda cuando miramos hacia la fuente “artística”.
Si emprendéis esta ruta os daréis cuenta de que este track es diferente (de momento) a los demás (como diría un escalador, hemos abierto una nueva vía), con la particularidad de que no tendréis que “pelearos” con las escobas, pudiendo incluso llevar pantalón corto. Sólo tenéis que tener la precaución de hacerla cuando la predicción meteorológica en Vivero sea de sol radiante.
Otra vez más, que lo paséis estupendamente. ¡¡Buen camino!! Espero saludaros pronto con una nueva marcha.

Ver más external

fuente

VIVERO

refugio

BRAÑA DE VIVERO

Waypoint

CERCADO GANADO

Collado de montaña

COLLADO FUENTEFRÍA

cima

PICO NEVADIN (2077 m)

cima

PEÑA GRANDE (2027 m)

cima

PEÑA VENDIMIA (2009 m)

panoramica

MIRADOR

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta