Tiempo  11 horas 21 minutos

Coordenadas 2770

Fecha de subida 8 de marzo de 2015

Fecha de realización marzo 2015

-
-
2.004 m
956 m
0
5,7
11
22,98 km

Vista 550 veces, descargada 8 veces

cerca de Manzanares el Real, Madrid (España)

Un día perfecto de comienzos de marzo. Sol a raudales y temperatura que fue desde un grado bajo cero, al partir, hasta casi veinte por la tarde.
Salí de la última fila de casas del pueblo, siguiendo el sendero de pequeño recorrido (blanco y amarillo), al despertar del sol. Creí que me llevaría unas 4 horas dar la vuelta, pero por el cansancio y otros accidentes fueron más del doble. Este camino tiene el problema de que en ocasiones hay que trepar por las piedras o, lo que es peor, descender por los canchos que atraviesas.
No muy lejos del pueblo empecé a encontrarme cabras montesas. Primero tres hembras, luego media docena de machos que ni se inmutaron. Las cabras serían lo cotidiano a lo largo de todo el recorrido, pero estas del comienzo fueron las más bonitas.
Por encima de los 1.700 metros comenzaron los neveros, especialmente en la umbría. La nieve derretida hacía que, de no estar atento, se te hundieran las piernas: hay que caminar siguiendo las huellas de quienes pasaron antes, y alejarse de las piedras que sobresalen entre la nieve.
Tras coronar Las Torres el camino se hace más practicable, por un rato, aunque luego el descenso por los canchos de piedras descomunales se hace bien complicado. No obstante, asociar las forma petreas con figuras familiares de animales o personas es una buena manera de entretenerse: la imaginacón no tiene fronteras. Algunas de las más interesantes van en las fotos, para que les busquéis parecidos.
Hablando de animales, en esta parte de la pedriza abundan los buitres, en el cielo. Se les puede fotografíar porque el camino pasa cerca de algunas buitreras. En el suelo, las lagartijas, ya desperezadas del letargo invernal, eran omnipresentes en los pedregales.
Hay que poner mucha atención, porque en ciertas partes el camino no está bien señalizado, Faltan las marcas blancas y amarilas, y a pesar de que los caminantes las han sustituido por mojones (montoncillos de piedras) colocados encima de las rocas, en no pocas ocasiones hay que adivinar por dónde va, y por tanto equivocarse y volver. En el track están eliminadas las equivocaciones, pero fueron al menos media docena.
Llegué a Canto Cochino, al aparcamiento, como lazarillo de un caminante que se había torcido el tobillo y avanzaba dolorido, cuando el sol se escondía. Cuando lo dejamos en su coche estaba mejor, pero iba derecho a urgencias. El Manzanares bajaba mujiendo tempestuoso, porque el deshielo había convertido la nieve en agua y la precipitaba por barrancos y arroyos.
Esta ruta no es para novatos: 23 km y casi 1.600 m de subida acumulada Si se hace con conocimiento y deprisa puede llevar toda la mañana (6 horas). Si se descansa mucho, porque resulta agotadora, puede tomar todo el día. Pero merece la pena por las vistas, por el agua, por la nieve, por los animales que salen al paso, por la soledad de los parajes y por el aire que se respira.
Os dejo (abajo, en Ver más) la dirección de una web del Ayuntamiento de Manzanares el Real con información.
Hay muchas fotos de la Pedriza en:
http://www.minube.com/rincon/la-pedriza-a14039

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta