Tiempo  7 horas 15 minutos

Coordenadas 934

Fecha de subida 23 de junio de 2019

Fecha de realización junio 2019

-
-
2.462 m
1.264 m
0
2,5
5,0
9,91 km

Vista 36 veces, descargada 5 veces

cerca de Cardaño de Arriba, Castilla y León (España)

El Pico Espigüete con sus 2451m es una de las montañas palentinas más escogidas por el montañero...no solo por su forma casi piramidal, sino por su divertida ascensión donde encontraremos continuas trepadas, destrepes, pasos por su arista, y subidas y bajadas con gran desnivel. Es sin duda una cima 100% para el montañero, sin ser alpina técnicamente, aunque requiere extremar precaución en algún determinado momento.

Esta cima no es la más alta de la zona, pero si la más escogida, a ello doy fe, pues el día en que la realizamos había varios grupos de personas realizándola.

Nosotros escogimos ascender por la arista este de la peña, partiendo desde su base desde el parking donde comienza el PR.P06 de la Cascada de Mazobre para afrontar la divertida ascensión por su larga arista hasta la cima que está muy bien jitada. Durante la misma hay que afrontar tramos de senda, trepadas y destrepes de grado II como máximo, subidas y bajadas fuertes, y todo esto con unas panorámicas soberbias que son un regalo para los ojos.
El descenso desde la cima es por la cara Norte, por una semi-canal amplia, pero muy empinada en su primer tercio, donde hay que tomárselo con calma por las piedras sueltas. Siguiendo este itinerario que está jitado, se alcanza la pista que lleva a la Cascada del Mazobre, la cual visitamos para luego retomar la pista que es el PR.PO6 que nos lleva de vuelta al parking del inicio.

Todo el trazado realizado está bien jitado y en algún momento se puede encontrar alguna pequeña bifurcación jitada que vuelve a unirse al trazado realizado. Los tramos de trepadas son mayormente de uso de las manos a modo de apoyo excepto alguno de Nivel II- con buenos agarres. Lo negativo de la ruta es que a pesar de ser roca caliza puede resbalar en algún momento por el barro adherido a la roca y más aun con piso húmedo, lo cual desaconsejo si el día es lluvioso o a llovido recientemente.

Comenzamos en el parking de la Cascada de Mazobre PR.PO6 que está a poco de llegar a Cardaño de Arriba. Aquí había una fuente, pero ahora no está funcionando, pues le falta el grifo, y no he visto fuentes en todo el recorrido.

La ruta no es técnica, pues sus trepadas y destrepes son sencillas con buenos agarres, pero requiere precaución en algún punto concreto de estos o en el descenso empedrado por la cara norte.
Siempre hay que estar atentos a los jitos que son bien visibles. Para el que tenga experiencia le será fácil, sinó podría ser moderada-difícil.

Los datos aportados por el GPS son ligeramente diferentes a los de Wikiloc:
-Ganancia Altitud: 1171 m
-Pérdida Altitud: -1189 m
Parking del PR.P06 de la Cascada de Mazobre que está poco antes de la pequeña población de Cardaño de Arriba. Aquí había antes una fuente pero ahora le falta el grifo. Desde aquí tomamos la amplia pista del PR hacia la cascada durante unos pocos metros, pues al poco nos salimos de esta para afrontar la senda jitada hacia la arista Este del Espigüete.
Al poco de comenzar la pista que va a la cascada, a mano izquierda hay una senda visible con unos jitos que sirven de guía de la ruta a seguir hacia la arista Este de la Peña Espigüete. Tomamos este desvío y seguimos los jitos hasta su cima, realizando continuas trepadas simples y algún destrepe.
Al poco tenemos la primera trepada del día, pues hay más. Esta es sobre una pequeña pared agrietada con buenos agarres. Diría que es un II-. Tras esta se sigue muy bien el trayecto jitado, pasando por senda y alguna trepada más sencilla.
Siguiendo los jitos volvemos a encontrarnos con más trepadas. En las fotos parece más complicadas de lo que son, pues siguen siendo sencillas con buenos agarres.
Aquí llegamos una gran pared, donde los jitos nos indica bordearla por la izquierda para luego afrontar una empinada subida sencilla hacia la derecha tras la cual hay un marcado sendero.
Tramo de marcado sendero tras la pared que abortamos por la izquierda. Continuándolo se alcanza la arista.
Tras un tramo caminado se vuelve a ver otro sendero bien definido que se tira por el lado derecho de la arista para así afrontar otro buen desnivel entre las rocas calizas.
De nuevo sobre la arista de la peña, siempre guiados por los jitos. Gran parte de este tramo es sobre la roca caliza.
Primer paso donde hay que tener precaución. Es un destrepe de grado II- donde hay que saber buscar como afrontarlo, he ahí la importancia de tener algo de experiencia, aunque es sencillo de afrontar. Menudo cumulo de gente que se iba formando tras pasar yo.
Esta peña tiene multitudes de simas, y muchas de ellas están catalogadas por espeleólogos.
Primera cima bien definida de la peña, pero no es la cima Espigüete, esa está más adelante, teniendo que realizar un buen tramo de recorrido por su arista, teniendo que afrontar subidas, bajadas con un destrepe poco señalizado, pero cuando uno está ahí, se da cuenta de por donde continuar. Este pequeño destrepe es por la derecha, por una amplia grieta empedrada.
Y por fin alcanzamos la cima del Espigüete, la cual estaba llena de gente. Aquí hay un vértice geodésico, buzón de cumbre y varias placas en recuerdo de amigos fallecidos. Desde este punto las vistas son muy amplias, pudiéndose ver los Picos de Europa, divisando bien sus tres macizos separados. Lo más cercano de avistar es la Cascada del Mazobre abajo hacia el norte, donde bajaremos tras una buena parada. También se avista el Pico Murcia, Peña Prieta al norte; Curavacas al noreste; Pico Gilbo, Peña Pintas, los Mampodres al Oeste...son algunas de las cimas importantes de esta zona. El Embalse de Camporredondo, el de Compuerto apenas se deja ver, y el de Riaño. Sin duda, las panorámicas, son un regalo para los ojos.
El regreso al punto de partida lo realizamos por la cara norte de la peña. Para ello retrocedemos hasta el collado, que ya hemos pasado y donde hay un gran jito. Desde aquí baja una marcada senda por la empinada y escabrosa cara norte. El primer tercio de esta bajada es muy empinado y por terreno de piedra suelta, lo cual obliga a bajar con cuidado para evitar resbalones. Aconsejo el uso de los bastones para ayudarnos a mantener el equilibrio y minimizar el esfuerzo a las articulaciones de las piernas. Es un descenso bien jitado, pero hay que tener precaución si hay neveros, como nos pasó a nosotros que nos ralentizó mucho. Optamos ir pegados a la pared, por la senda jitada y no la otra que va separada. Tras este primer tramo se alcanza la zona de piedra suelta que deja deslizarse cómodamente como si esquiáramos.
Cueva tapiada por la nieve. Continuamos los jitos todo para abajo, solo que ahora, el terreno daba mucha seguridad en cada zancada.
Otra sima. A esta le vi una chapa identificativa de espeleología. Continuamos con el itinerario jitado hacia la cascada que la tenemos a la vista.
Los jitos nos lleva a la pista de tierra que va hacia la cascada y que se inició en el parking donde comenzamos. Tomamos dirección a la izquierda, a la cascada.
Visitamos la cascada. Algunos montañeros se animaron a bañarse en sus frías aguas. Tras una larga pausa volvemos a la pista y la seguimos valle abajo, disfrutando las vistas de la peña realizada que la tendremos a nuestra derecha hasta llegar al parking donde empezamos esta preciosa aventura.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta