Tiempo en movimiento  4 horas 57 minutos

Tiempo  7 horas 11 minutos

Coordenadas 3249

Fecha de subida 28 de mayo de 2019

Fecha de realización mayo 2019

-
-
1.877 m
1.105 m
0
4,6
9,2
18,32 km

Vista 52 veces, descargada 3 veces

cerca de Puebla de Lillo, Castilla y León (España)

Ruta muy bonita y asequible. Salimos de Puebla de Lillo, donde hay sitio de sobra para dejar el coche, y recorrimos unos 2.5 kilómetros por carretera. Nos desviamos a la derecha y subimos por la cresta del Susarón, ascensión pindia en la que hay que tener algo de cuidado, ya que se salvan más de 700 metros de desnivel en poco más de 2 kilómetros.
Esta parte es lo mejor de la ruta por lo espectacular y por lo divertido, ya que se asciende usando las manos continuamente, pero la roca seca agarra estupendamente y no hay trepadas complicadas ni pasos aéreos. Durante toda la ascensión tenemos unas vistas preciosas del Embalse del Porma.
Es por esta parte que pongo la ruta como de “alpinismo fácil”, dudando si no será un “senderismo moderado-difícil”.

Tras comer en la cumbre del Susarón, bajamos por la ladera norte, subimos a dos pequeños cerros (los Curriellos) y cogemos una pista ancha durante varios kilómetros atravesando un bonito hayedo para llegar a la Cervatina, donde podemos ver un conjunto de tejos curiosamente concentrados en medio del bosque de hayas. La zona está vallada pero hay una puerta por la que se accede a un sendero para verlos de cerca (que no recorrimos).

Desde la Tejeda continuamos por la pista varios kilómetros hasta desviarnos a la derecha para coger un sendero muy bonito, con tramos entre rocas plegadas totalmente oblicuas, con el que llegamos nuevamente a Puebla de Lillo completando la ruta circular.

Aunque la parte media por la pista forestal se hace un poco larga, la increíble ascensión del principio y el bonito sendero del final merecen mucho la pena. No vimos fuentes en el camino.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta