Tiempo  7 horas 50 minutos

Coordenadas 2006

Fecha de subida 1 de mayo de 2017

Fecha de realización mayo 2017

-
-
1.670 m
948 m
0
4,5
8,9
17,88 km

Vista 466 veces, descargada 31 veces

cerca de La Resinera, Andalucía (España)

NOTA IMPORTANTE:
Este recorrido se puede calificar como muy difícil, o solo para expertos si optamos por hacer íntegramente el recorrido siguiendo todo el cresteo de la Arista, y solo es recomendable a personas que no padezcan de vértigo. La CADENA, tiene unos tramos aéreos que son peligrosos si no estamos habituados a soportar el vacío que hay debajo de nuestros pies en los tramos más expuestos, al igual que si trepar por roca no es lo nuestro. Además de lo comentado, nunca internarse por ella si la roca está húmeda, mojada o con hielo (en pleno invierno, no es raro que lo haya), sin olvidarnos del viento. No es extraño que sople bien, pues estamos en una cuerda divisoria de mares más cerca del mar.
Dicho lo anterior, son tramos cortos, pero no por ello dejan de ser peligrosos si se dan estas circunstancias. Para acceder al Vértice Geodésico, el punto culminante del cresteo, y evitar los tramos más aéreos, podemos desviarnos por la cara norte a media ladera, evitando los tramos más arriesgados. Ya fuera de lo que representa la cadena de algo más de un kilómetro, el resto del recorrido no es nada complicado. Es todo lo contrario, es disfrutar del senderismo en plena naturaleza.


El Parque Natural de las Sierras Almijara, Tejeda y Alhama, es otra de mis grandes debilidades. "Montear" por él, es tan excitante sensorialmente, que es muy difícil resistir a sus encantos. Tiene tantos y de tal magnitud, como para sorprenderte cada vez vez que te internas por él, ya sea la Almijara, como Tejeda y Alhama. Yo los considero los "Picos de Europa" del sur.

De lo más llamativo que tiene, es la profundidad de sus Barrancos, la exuberante vegetación en la profundidad de ellos, (especialmente en la zona malagueña por la humedad del Mar, con la más seca y árida de la parte granadina). Sus afiladas y agrestes crestas son origen de los Ríos Chillar, Higuerón, Cebollón, Cacín, además de Arroyos tanto en la zona malagueña como granadina. Las panorámicas cenitales sobre el Mediterráneo, y la Costa de Málaga son una constante en cuanto ganamos altura en cualquiera de sus cumbres. La intensidad cromática de su vegetación, es explosiva (las flores amarillas de las aulagas ahora en primavera, son bellísimas) son tantos los contrastes que observamos, que es difícil adentrarse en este "pequeño", pero grandioso Parque Natural, y que no quedes atrapado por él.

Si además de todas las Cumbres y Atalayas dominantes de este conjunto de sierras, desde las cuales la inmensidad visual que alcanzaremos hasta donde nuestra capacidad nos permite ver y que es difícil enumerar por ser tan incontables los escenarios que dominamos, estas sierras nos brindan recorridos atractivos como para disfrutar de la Naturaleza, también hay otros que son verdaderamente alpinos, como la circular al Navachica por la Puerta y el Almendrón, o como este de la CADENA, que hoy nos trae hasta aquí. Hay más, mucho más. Contemplar toda la cuerda de Sierra Nevada con su manto blanco, níveo e inmaculado al Este, y los barcos de gran envergadura surcar el Mar Mediterráneo por el Sur, y si el día es claro, (que hoy no lo fue) divisar la orilla africana, es un punto y aparte y muchos puntos suspensivos... no hay palabras para describirlo, es una continua exclamación interior que embarga el sentimiento, y todo esto puede ser desde el Navachica, Piedra Sillada, Salto del Caballo, Raspón de Los Moriscos, Pico Lopera, etc etc.

¡¡¡LA CADENA!!!.

Para este ¡¡¡IMPRESIONANTE!!!, e ¡¡¡INIGUALABLE!!! (no hay suficientes palabras para describirlo. Y0, LO VIVÍ ASÍ) recorrido, partimos desde el Puente Cambril, donde confluyen los Arroyos Cambril y de la Venta, los cuales forman el Río Cacín, hacia una de las moles más representativas de la Almijara: Salto del Caballo, y lo hacemos por la vía más rápida y exigente. Nada más pasar el Puente nos desviamos a nuestra izquierda y comenzamos a subir por el Cortafuegos de la Loma del Madroño, que divide los dos Arroyos, hasta coronar en el Alto de Ubares.

Conforme ascendemos y ganamos altura, el espacio visual, se va engrandeciendo, emergiendo a nuestra derecha el inconfundible Pico del Lucero, o Raspón de Los Moriscos, el más agreste y representativo por la especial particularidad de su cima, mientras que a nuestra izquierda toda la cabecera de los Barrancos de la Culebra y Alfajas dan origen al Río Cebollón.

En nuestro ascenso por el Cortafuegos, salvamos un pequeño promontorio de roca, al cual si no queremos trepar, hay que rodear por uno de sus flancos, siendo la parte derecha la más idónea. Una vez superado el escollo, daremos con una pista de entresaca de exuberante vegetación, desde la cual dominamos toda la Cuerda del Cerro de Los Morros y el temple Granadino.

Alcanzado el Alto de Ubares, hay que detenerse. Detenerse y contemplar todo lo que observamos en 360º a nuestro alrededor. Lo primero, al frente es el Salto del Caballo con su característica y bella caseta del INFOCA, la Cuerda de la CADENA, y el Cerro Cabañeros. A la derecha, el Lucero, y el embalse de Bermejales al norte, a nuestra espalda. Mirar y ver todo lo que el panorama nos presenta es realmente atractivo y sugerente.

Tras un refrigerio y el sosiego de la paz interior que provoca el "escenario" contemplativo, proseguimos camino al encuentro con el Salto del Caballo. Conforme ascendemos, nuevas Cumbres vamos divisando como Piedra Sillada, (siendo esta de especial relevancia, pues es la puerta y llave de entrada a la Cadena) y Navachica, y otras se van ampliando, como el Cerro Cabañeros.

Una vez en el Salto del Caballo, junto a la caseta, si nos giramos las panorámicas son impresionantes, mires donde mires, pero me detengo especialmente en las de la Cadena.... es fuerte e impactante. Es un cordón de roca fina y afilada, una sucesión de eslabones de distinta altura, como dientes de sierra, con fuerte depresión que corta el cielo. Llama poderosamente la atención y no dejas de observar. Es la primera vez que la veo tan cerca, y tan lejos a la misma vez. Ya estoy observando que las advertencias de prudencia y respeto sobre esta CADENA, eran ciertas.

Dejamos el Salto del Caballo en descenso al Collado de Piedra Sillada, y no dejo de observar ese Cresterío retador y agreste . Me embarga emocionalmente y por momentos también me acongoja.
Continuamos hacia la segunda Cumbre del día, PIEDRA SILLADA (O SELLADA) que tras un breve ascenso, hacemos Cima. (Me llama la atención parte de la gran roca sudando agua a esta altura. Es bastante llamativo, como si hoy no llevábamos ya bastante).

Desde la Cumbre de Piedra Sillada, Divisar la inmensidad escénica en 360º a la redonda, es sublime y sobrecogedora...¿cómo explicar que estás percibiendo toda la Cuerda de Sierra Nevada en un extremo y el Mar Mediterráneo en otro?...

Con toda la carga de adrenalina, por lo visto y sentido, desandamos el camino para por la base de Piedra Sillada, buscar la entrada a la cuerda que tanto tiempo llevaba deseando conocer y recorrer. Conforme nos acercamos, ya se vislumbra lo que hay al frente.

¡¡¡LA CADENA!!!. Ese cresterio, ese filar agreste, vertiginoso y puntiagudo que parece inexpugnable y poco abordable, que divide la provincia de Málaga con la de Granada. Ha llegado el momento tan deseado de ir por ella.

Conforme voy hacia ella, vuelvo la mirada a Piedra Sillada, pareciendo esta, un gendarme vigilante de tus andanzas.

Al ir avanzando, vamos viendo como la superficie de terreno cada vez se va estrechando, y el vacío de la depresión de la izquierda, va aumentado. A nuestra derecha, es más "domesticada", más amable. Vamos salvando "eslabones" hasta llegar al primer tramo critico. Una base de paso de aproximadamente un metro. El vacío de la izquierda, no es vacío, es un ¡¡VACIÓN!!. solo mitigado porque no vemos donde comienza el máximo grado de inclinación. No hay que mencionar que SI SE TIENE VÉRTIGO, hay que abortar. Ante todo, sentido común y mucha prudencia. Evitar mirar a la izquierda, solo al frente. Este tramo, se que ha habido gente que lo ha pasado sentada, a horcajadas, o arrastrándose (literalmente). No es excesivamente largo, pero hay que pasarlo.

Tras este, vienen más "eslabones" menos expuestos pero no por ello, hay que perder la concentración. Siempre mirando donde ponemos los pies, y asegurando los pasos. La roca que pisamos en la mayoría de los tramos es sólida, pero no hay que confiarse, pues segura totalmente no lo es. También hay zonas quebradizas e inseguras, aunque en esas zonas, el riesgo no es tan acusado.

El recorrido de la Cadena es aproximadamente de un kilómetro y medio, (como comenté al inicio) y delimita las provincias de Granada y Málaga, siendo la cara sur (Tajos de Las Piletas) la más abrupta y peligrosa. superado el primer escollo importante, viene el segundo. Necesitamos trepar para salvarlo. No es muy alto, pero no se puede rodear. Hay que trepar sí o sí. Si el sentido en que estamos recorriendo la Cadena, fuese a la inversa, (Oeste-Este) este "destrepe" sería muy peligroso. Habría que rapelar asegurándonos con una cuerda.

Para evitar la parte más expuesta de la Cadena, podemos abandonar la Arista al inicio del recorrido por la parte derecha, la cara norte, la menos problemática y retomarla a la altura del Vértice Geodésico.

Una vez, dejamos el Vértice Geodésico, cumbre de la Cadena con sus 1645 m proseguimos la cresta hasta Peñón Rodado, finalizando un recorrido digno de alta montaña sin serlo.

Conforme regresamos al Puente Cambril, voy girando la vista atrás, para contemplar ese "cordón" de Oeste a Este, (a la inversa de esta mañana) con viva emoción por todo lo vivido y sentido. Para mis compañeros, lo de hoy no es nada nuevo. De hecho he tenido el gran privilegio de realizar esta circular, con quienes son los autores de su descubrimiento.

Ha sido un placer, compartir, vivir, disfrutar, y sentir emoción por las sensaciones que vives al ver cumplido un enorme deseo.
¡¡MUCHAS GRACIAS, polvorilla en la colina y Manolo!!. por enseñarme el buen camino.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta