Tiempo  10 horas 47 minutos

Coordenadas 3032

Fecha de subida 8 de mayo de 2017

Fecha de realización mayo 2017

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
3.087 m
1.764 m
0
4,8
9,5
19,09 km

Vista 2737 veces, descargada 118 veces

cerca de Soportújar, Andalucía (España)





    Partiendo desde el Área Recreativa Puente Palo, esta ruta primaveral consiste en coronar dos tresmiles meridionales: el Pico del Tajo de los Machos (3.086 m.) y Cerrillo Redondo (3.024 m.). El ascenso se realiza por el Río Chico, en busca del Pico de las Alegas y la Loma de la Casilla de los Moros. El descenso se efectúa por la Loma de Cáñar. Nos encontramos en el Parque Nacional Sierra Nevada.




    Para acceder a Puente Palo hay que recorrer un carril mixto hormigonado y terrizo desde Cáñar durante 10'5 km. Se encuentra en aceptable estado para turismos. En esta aproximación recorremos un extenso robledal melojo autóctono, pasando a un pinar bermejo de repoblación de gran porte.




    Los dos primeros kilómetros de la ruta discurren por una pista forestal cerrada al tráfico con cadena. Llegamos a una bifurcación con otra pista abandonada, que enseguida torna sendero. En la parte superior izquierda de la fotografía se observa el Pico de las Alegas. Este es nuestro primer objetivo. Le sigue en descenso la Loma de Soportújar.




    Vadeamos un rabioso arroyo en carga. Nos encontramos en pleno deshielo, y estas fechas primaverales son todo un espectáculo en cualquier paraje de Sierra Nevada. Desde un espolón en el camino y con campo más abierto, detrás nuestra tenemos magníficas panorámicas de la cuenca del Río Chico y el pueblo de Órgiva a sus pies, alzándose la Sierra de Lújar al otro lado del Valle del Guadalfeo.




    Continuando la ascensión, ya tenemos a la vista la Loma de la Casilla de los Moros, a la izquierda del Pico de las Alegas y separados por un collado. A pesar del nombre, más que un pico se trata de un cerro de aspecto romo.




    Llegamos a la confluencia del arroyo del Barranco de Cortés con el Río Chico. Vadeamos ambos fácilmente por una pasarela de piedras.




    El sendero que traemos evoluciona bien definido, hasta que llega un momento en que desaparece sin solución de continuidad. A partir de este punto la ruta transcurre campo a través estilo libre, es decir, cada uno va por donde puede y quiere, pero siempre buscando la mejor curva de nivel, así como el mejor paso entre las peñas y la benévola vegetación rastrera. Justifico la dificultad de la ruta no por el exigente esfuerzo físico, con un elevado desnivel acumulado, sino por el tránsito hostil fuera de traza, por un terreno abrupto sin cobertura de nieve compacta, además de ser necesaria una adecuada orientación. Por lo demás, no existe mayor complicación técnica.




    Se traza una larga lazada, para sobrellevar el graciosillo panderón, evitando internarnos en el bosquete, ya que el siguiente punto de referencia es el Refugio del Cebollar, el cual hemos tenido a la vista desde abajo. Otra opción es seguir un poco más adelante la cabecera del Río Chico, pero la vereda se pierde igualmente y la cuesta es la misma, así que tanto monta, monta tanto. Ya tenemos en el punto de mira las dos cumbres mayores, separadas por el Barranco Hondo.




    Llegamos al Refugio del Cebollar. Además de ser enorme, con su interior diáfano, me sorprendió gratamente encontrarlo en un digno estado para la pernocta. El interior se encontraba muy limpio, las ventanas bien cerradas, la puerta con pestillo y ribeteada con goma. El hogar de la chimenea ha desaparecido, y aunque han sellado su tiro con plástico, el suelo estaba parcialmente mojado, ya que la cubierta ha tenido filtraciones con la última lluvia. En la temporada veraniega debe ser un lugar ideal para dormir, y en invierno dependerá de las filtraciones por su bóveda de cañón, con el revestimiento exterior algo maltrecho, pero en general goza de buen aspecto. Tiene capacidad cómoda para unas 30 personas directamente en el suelo.




    Tras repostar en la cercana Fuente del Cebollar, proseguimos la empinada rampa para encumbrar el Pico de las Alegas. Entre las dos cumbres principales, despunta la antecima sur del Pico del Tajo de los Machos, la cual es habitualmente confundida por algunos montañeros con Cerrillo Redondo, encontrándose erróneamente ubicado en el mapa del IGN. De hecho el topógrafo se lió señalándolo dos veces en lugares distintos. El genuino Cerrillo Redondo es el último tresmil de esta vertiente, continuándole la Loma de Cáñar por debajo de esa cota tresmil. Un gran hito de piedras a modo de vértice geodésico lo identifica con ese honor.




    Tras disfrutar unas limitadas panorámicas desde el Pico de las Alegas, dada su cima alomada, además de coincidir en ese momento una nube envolviéndola, emprendemos un suave descenso hacia el collado que nos separa de la Loma de la Casilla de los Moros. Este collado sirve igualmente como divisoria de la cabecera del Río Chico y la cuenca del Río Poqueira. Pasamos por sucesivas construcciones cuadrangulares construidas con mampostería seca, que en su día parece que fueron chozas, sirviendo hoy como estupendas corraletas. Destaca una edificación elevada respecto a las demás, que tiene pinta de ser la que da nombre al lugar: Casilla de los Moros.




    Emprendemos el definitivo ascenso por la arista de la Loma de la Casilla de los Moros hacia el Pico del Tajo de los Machos. A la izquierda contemplamos la antecima sur, la comentada que suele confundirse con Cerrillo Redondo. A la derecha vemos la antecima norte y los cantiles de los Tajos de los Machos y del Nevero.




    El desnivel se acentúa, siendo otra pendiente calificada como graciosilla, por lo que hay que tomarse la marcha con tranquilidad. En estas fechas queda poca nieve en la vertiente sur, pero en la cara norte aún se mantienen algunas palas que facilitan el tránsito por terreno tan escarpado, sin que sean necesarios crampones, aunque siempre es aconsejable llevarlos. Las panorámicas desde la arista lomera son impresionantes. Se divisan los colosos nevadenses y multitud de lugares a los que ponerles nombre. El Veleta descuella imponente y reluciente. El Mulhacén se vislumbra solo a ratos, permaneciendo envuelto en una nebulosa durante la mayor parte de la jornada.




    Y por fin hollamos la cúspide del Pico del Tajo de los Machos. Tras recuperar el resuello por el desnivel acumulado y la altitud, son de agradecer las fabulosas panorámicas de 360º. Estos lares quizás sean los menos transitados de Sierra Nevada, ya que son los dos únicos tresmiles que quedan fuera de la Divisoria de Mares, la columna vertebral nevadense, que recorre la clásica ruta "Integral de los 3.000", por encontrarse más apartados. En la fotografía se aprecian el Puntal de Tajos Altos y el Tozal del Cartujo en la cordal de enfrente. Siguiendo nuestra cordal, se divisan los Tajos de los Machos, la Cuerda Alta y los Tajos del Nevero.




    Les siguen los Tajos de la Virgen, el Puntal de Loma Púa, el Pico Veleta, el Cerro de los Machos... Incluso la Piedra del Fraile de Capileira es perceptible a simple vista. A media altura quedan el Pico del Sabinar y la Loma Púa, y más abajo el barranco del Río Poqueira. El Pico del Tajo de los Machos sirve de límite para los términos municipales de Lanjarón, Cáñar, Soportújar, Pampaneira y Bubión, siendo el pico que linda con el mayor número de municipios de Sierra Nevada.




    La vertiente occidental se encontraba más despejada de nubes. Admiramos la cuerda de Tajos Altos y el Pico del Caballo. Es habitual nombrarlo como Cerro del Caballo, pero dada su prominencia y altitud, se considera todo un pico. Bajo este último se encuentra el Morrón de los Tajos del Cortadero, coloquialmente llamado Caballito, nombrado erróneamente por el topógrafo del IGN (una vez más) como Tajo de los Machos. Y más abajo, atisbamos el barranco del Río Lanjarón.




    Ahora toca realizar una serie de subes y bajas por la cordal cimera. En primer lugar la antecima sur del Pico del Tajo de los Machos, el Falso Cerrillo Redondo. El Lucero almijareño despunta en lontananza detrás del Caballo, así como La Maroma.




    Y ya tenemos a la vista el collado que nos separa de Cerrillo Redondo. A la izquierda cae el Barranco Hondo, que desemboca en la Hoya del Río Chico.




    El Pico del Caballo parecía hoy que había entrado en erupción. Bonito efecto de la columna de nubes superándolo con velocidad, cual fumarola de un volcán.




    Tras Cerrillo Redondo, último tresmil más meridional de todos, emprendemos el suave descenso por la arista de la Loma de Cáñar. Las vistas se dirigen ahora hacia la costa.




    Llegamos a un punto en el que dejamos la cordal, cambiando el rumbo hacia la ladera sureste de la loma. Con una mirada atrás nos despedimos del omnipresente Pico del Caballo.




    Y con un vistazo a la izquierda contemplamos la cordal recorrida. Este descenso se realiza por derecho, y aunque seguimos fuera de traza, la pisada es dócil, siendo la piedra más menuda y algo suelta. Enlazamos primeramente con una pista abandonada, la cual recorremos durante un corto tramo, para aliviar la pisada y minorar la pendiente efectuando un zigzag.




    Abandonamos esta pista muerta, más bien rodadura extinta, ya que desemboca en otro punto distante de nuestro origen. El matorral rastrero y el pastizal comienzan a expandirse, coincidiendo con el límite dominante de nieve. El objetivo es enlazar con otra pista en uso que pasa por el Corral de la U, el cual se divisa en el límite del pinar. Aprovechamos la mullida vegetación por la que discurren numerosos regueros. Tras enlazar con la pista, ya solo nos queda recorrer algo más de 4 km. al amparo de la sombra proyectada por la Loma de Cáñar, hasta llegar al punto de partida y cerrar el círculo.




    La vegetación predominante la forman robles melojos, pinos bermejos y pastizales de alta montaña, junto con matorrales almohadillados y rastreros. En cuanto a la fauna, es frecuente el cercano avistamiento de ardillas, cabras monteses y zorros. También podemos contemplar el vuelo de perdices, águilas reales y otras rapaces, y con suerte una pareja de quebrantahuesos, que llegó hace dos años procedentes de la Sierra de Cazorla. También podemos contemplar el vuelo de buitres leonados, mientras que los confiados acentores alpinos son habituales.
    La temperatura en cumbre osciló entre -1º y 5º, con viento suave del oeste y nubosidad variable. El itinerario transcurre según el tipo de terreno: un 45% campo a través rocoso y nevado, un 35% por pista pedregosa y terriza, y un 20% por sendero pedregoso. El desnivel positivo es de 1.415 m. y el tiempo total en movimiento fue de 9 horas 20 minutos, sin incluir las paradas. En el vídeo de abajo hay un montaje fotográfico con mi visión de la ruta, que por motivo de copyright de la música de fondo, es posible que no pueda reproducirse en dispositivo móvil, como smartphone y tablet, por lo que solo será posible visionarlo en ordenador y smart TV.




    Ver también las siguientes rutas nevadenses:
Ruta Postero Alto - Barranco del Alhorí - Picón de Jérez - Cerro Pelao.
Ruta Postero Alto - Sendero del Avión - Cerro del Mirador Bajo - Sulayr tramo 17.
Ruta Postero Alto - Cerro de Trevélez - Cerro del Gallo - Sulayr tramo 16.
Ruta Pico Trevenque y Barranco del Dílar desde Collado Sevilla.
Ruta Hoya de la Mora - Collado de Veta Grande - Pico Juego de Bolos - Cerro de los Machos.
Ruta Hoya de la Mora - Pico Veleta - Pico del Caballo - Tozal del Cartujo.
Ruta Cerro del Almirez por el Barranco del Ubeire.
Ruta Loma de Papeles - Puntal de los Cuartos - Picón de Jérez - Lavaderos de la Reina.
Ruta Puerto de la Ragua - Cerro del Chullo - Peñones del Mediodía - Sulayr tramos 14 y 15.
Ruta Capileira - Alto del Chorrillo - Mulhacén - Siete Lagunas - Alcazaba - Vasar del Mulhacén - Poqueira.
Ruta Crestería de los Alayos de Dílar.
Ruta Vereda de la Estrella - Vereda de la Cuesta de los Presidiarios.
Ruta Cahorros de Monachil.
Ruta Pico del Caballo desde la Rinconada de Nigüelas.
Ruta Pico del Tesoro desde el Collado Sevilla.


parquing

Aparcamiento en el Área Recreativa Puente Palo

Río

Vadeo del arroyo

panoramica

Panorámicas desde el espolón

Río

Vadeo de la confluencia del Barranco de Cortés con el Río Chico

refugio libre

Refugio del Cebollar

fuente

Fuente del Cebollar

cima

Pico de las Alegas

Ruinas

Corraletas

Collado de montaña

Collado de la Casilla de los Moros

panoramica

Loma de la Casilla de los Moros

cima

Pico del Tajo de los Machos

cima

Antecima

cima

Cerrillo Redondo

cima

Antecima

cima

Antecima

Waypoint

Monolito y corraletas

panoramica

Loma de Cáñar

panoramica

Panorámicas desde el puntal

Intersección

Cambio de rumbo en el hito

Intersección

Enlace con pista abandonada

Intersección

Abandonar la pista

Río

Seguir los regueros

Intersección

Enlace con pista. Corral de la U

3 comentarios

  • Foto de correcaminos andaluz

    correcaminos andaluz 13-may-2017

    Gran ruta

  • Foto de Southernsouth

    Southernsouth 19-jun-2018

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Beautiful photos and nice track. Thank you for share.

  • Foto de SEBFONCAS

    SEBFONCAS 22-jun-2018

    He realizado esta ruta  verificado  ver detalle

    Perfecta, con muchos waypoints.

Si quieres, puedes o esta ruta