Tiempo  9 horas 12 minutos

Coordenadas 1301

Fecha de subida 13 de enero de 2018

Fecha de realización junio 2016

-
-
2.762 m
1.868 m
0
3,4
6,8
13,64 km

Vista 841 veces, descargada 51 veces

cerca de Eriste, Aragón (España)

Travesía circular de 4 días alrededor del macizo de Postes / Llardana partiendo del refugio de Biadós (Gistaín), atravesando los valles de Gistaín, Eriste, Estós y Batisilles y Zinqueta por un paisaje que corta la respiración por su majestuosidad.

Día 1: Ref. Biadós a Ref. Ángel Orús ascendiendo al Pico de la Forqueta
Día 2: Ref. Ángel Orús - Cima Posets - Ref. Ángel Orús
Día 3: Ref. Ángel Orús a Ref. de Estós
Día 4. Ref. de Estós a Ref. de Biadós

Día 3: Hoy no madrugamos tanto como ayer, a priori la ruta que tenemos por delante no es tan exigente como la ascensión al Posets y podemos despreocuparnos un poco e ir sin prisas. Después del desayuno volvemos a subir (es la cuarta vez en tres días) hacia la parte alta del valle de Eriste, hasta el cruce de caminos entre las rutas a los tres refugios. Esta vez giramos a la derecha, hacia el valle de Estós, siempre en dirección hacia el barraco de los ibones y la larga cascada que de ellos se nutre.
Poco después de dejar atras la bifurcación se cruza el torrente de Llardaneta y en suave pendiente se va ascendiendo mientras dejamos atrás la Cabaña de Llardaneta. Desde este punto las vistas al Valle de Eriste son realmente impresionantes!
Con desgana abandonamos esta visión para continuar hacia el valle de Ibones que se alcanza aproximadamente a los 2400m. Las vistas aquí vuelven a sobrecogernos.
El camino, bien marcado y surtido de hitos, nos embarca en una larga y fuerte subida hasta el ibón de la Plana y posteriormente hasta el collado de la Plana, enmarcado por el pico Perramó (2904m). Hace un buen rato que vamos pisando nieve por lo que nos hemos calzado los crampones para encarar con garantias el camino.
Miremos donde miremos las vistas son de postal por lo que nuestra cámara no deja de disparar.
Antes de dejarnos caer desde el collado hasta los ibones de Batisielles echamos un último vistazo a nuestras espaldas y nos despedimos del Posets no sin antes recordarle que nos volveremos a ver!
La bajada hasta los ibones se convierte en una suerte de esqui sobre crampones ya que las nieve se ha transformado en una masa resbaladiza donde los crampones a penas clavan. Entre risas y carreras llegamos a bajo casi sin darnos cuenta y entre los ibones decidimos reponer algo de fuerzas antes de continuar.
Dejamos un momento las mochilas y nos acercamos a echar un ojo a los ibones de Perramó, bajo la sombra de las impresionantes Agulla y Tuca de Xinebro y Agulla y Tuca de Ixela (2837m la más alta).
Continuamos el descenso desde donde dejamos las mochilas hacia el Ibón Grande de Batisielles, por su margen izquierdo, para seguir descendiendo por un inclinado camino entre el bosque hasta la Cabaña de Batisielles y el Ibonet del mismo nombre. El lugar invita a la meditación y al descanso, sin lugar a dudas es un enclave privilegiado.
El camino vuelve a bifurcarse y nosotros tomamos el que discurre por detrás de la cabaña, en dirección al Refugio de Estós.
Aunque sencillo, lo que nos queda por delante se nos hace largo. De poco vale que caminemos por un frondoso bosque o por una verde pradera: la mochila pesa y los pies van pidiendo un descanso.
Abajo, bastante más abajo, se abre el valle de Estós y reconocemos el camino que en varias ocasiones hemos recorrido para ascender al Pico Perdiguero (3222m). Sabemos que estamos cerca de nuestro destino y eso proporciona fuerzas extra para seguir un poco más.
Una vez frente al refugio, aunque aún a bastante altura respecto a él, ya sólo nos queda descender al barranco del río Estos, cruzar un puente metálico y volver a ascender unos metros hasta la puerta del refugio en el que nos regalamos una cerveza bien fría para felicitarnos.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta