Tiempo  un día 3 horas 5 minutos

Coordenadas 4056

Fecha de subida 24 de octubre de 2017

Fecha de realización octubre 2017

-
-
2.188 m
1.234 m
0
5,0
9,9
19,81 km

Vista 820 veces, descargada 12 veces

cerca de Maraña, Castilla y León (España)

Esta aventura épica decidimos hacerla en 2 días, haciendo noche en la cima de la Polinosa, en la que mi hermano casi se queda "en bragas", pues su saco de dormir tenía la cremallera rota, menos mal de navaja e improvisación para hacer el apaño. El vivac está muy bien situado a los pocos metros de hacer cima en dirección hacia el Cernuval, en un pequeño cordal protegido con piedras, con increíbles vistas panorámicas al Sur por un lado y al Norte por otro. Kira, nuestra perra de viaje, pilló buen cacho entre nosotros 2, haciendo sitio y empujándonos en ocasiones fuera de las esterillas :-). Susto a mitad de la noche al caer 4 gotas que nos puso en alerta, pero no fue más que una falsa alarma, todo continuaba según lo previsto.
Al día siguiente, las siguientes cimas (Convento, Cruz, Uve, Salmanquino y punta extrema de Salamanquino) suceden con normalidad, ayudando a la perrita solo en un par de ocasiones.
Volviendo hacia el Cernuval, divisamos en la base de la pared NE de la Polinosa la bandera de España y la Placa conmemorativa en honor a los 3 miembros del GREIM fallecidos en ese mismo sitio en el año 2014, cuando efectuaban un rescate con el helicóptero y éste se precipitó en un trágico accidente.
El siguiente tramo, ya después de haber dejado la cima del Picacho Valcerrao atrás, es el más incómodo en nuestra opinión para llevar un perro, pues en los cresteríos muchas veces hay que recular para encontrar un mejor paso para la perra. Hacemos cima en la Graya y nos ponemos en marcha para buscar los "famosos" rápeles, los cuales se encuentran al lado derecho de la cresta.
Allí nos ponemos arneses, incluida la perra (puesto que ella no conoce el camino alternativo que conoce Cardo, el perrito de Anselmo del Albergue La Parada de Maraña) y bajamos sin contratiempos. Los anclajes en Octubre de 2017 están nuevos y la cuerda con nudos también, pero hay que llevar cuerda de 35 m. por siaca.
Nos desvestimos, hacemos el Bustil de Pepe con sus cimas secundarias y bajamos hasta el reguero de Murias para volver a ascender hacia la otra vertiente, donde coronamos el Pico Azahara y Peña Brava.
Es en este punto donde decidimos evitar el Crestón de los Cubos y el Pico Mediodía, debido a las dificultades que habíamos tenido con la perra en las crestas anteriores, así que descendemos hasta la base del Crestón, para volver a subir al cordal que une el Mediodía con Valjarto. Desde aquí divisamos que la subida al Mediodía es factible con la perra y decidimos subirla.
Después de esta plácida cima, ya solo nos quedaba coronar el Valjarto, y desde aquí descender directos a la Laguna para "reconfortar" a la perra, pero para nada recomendable, pues es una bajada muy pindia, es mejor seguir por la ladera N del Valjarto y descender suavemente hasta llegar a la pista que nos lleva a Maraña.

2 comentarios

  • avigamo 10-nov-2017

    Cojonuda aventura y buena descripción, colegas :-)

  • Foto de Álvaro Pormaventura

    Álvaro Pormaventura 10-nov-2017

    Fuiste buen referente ;-), este invierno subiremos a veros por allí y hacer algo invernal :-)

Si quieres, puedes o esta ruta