Tiempo  8 horas 57 minutos

Coordenadas 2126

Fecha de subida 16 de septiembre de 2018

Fecha de realización septiembre 2018

-
-
1.938 m
564 m
0
3,7
7,3
14,62 km

Vista 258 veces, descargada 12 veces

cerca de Taranes, Asturias (España)

Al loro, que esta es de las buenas.

El Tiatordos es una de las montañas más singulares de España. Tiene forma de un circo glacial gigantesco con paredes verticales. Yo la tenía pendiente desde una antigua visita al Peloño y ciertamente es una cumbre que a todo buen montañero le gusta tener en el zurrón.

Desde cualquier lugar de inicio hay un desnivel notable. Esta ruta tiene más de 1.500 m, por lo que ya es un esfuerzo considerable.

Las rutas normales son senderistas. Esta, sin embargo, trepa por una de las paredes y recorre la parte de la arista que se conoce como La Copa, con vistas vertiginosas al vacío. Es para montañeros expertos, sin vértigo, acostumbrados a trepar, sortear matojos sin ñoñerías, subir laderas de hierba resbaladiza y a orientarse sin camino sabiendo que la niebla puede convertir el paisaje idílico en alta montaña traicionera.

Una vez advertido lo anterior, hay que precisar su verdadera dificultad para los experimentados. Hay que escalar grado III, tumbado y con cazos, y se van conquistando terrazas seguras. La orientación en la pared es bastante intuitiva, no obstante pongo un esquema y subo waypoints marcando el inicio y el desvío en medio de la pared, en dirección a una chimenea que nos saca de la zona más vertical. Amplío información en los waypoints. Y hay un esquema en la foto 25. En resumen, muy accesible y recomendable para montañeros curtidos.

Lo peor del trayecto son las zonas más bajas del principio y final, con mucho barro y resbaladizas. El barro hace que se tomen pequeños desvíos del camino para evitarlo, lo que ha tornado el trayecto al inicio en un laberinto. Y al bajar, cuidado al final, que el costalazo acecha.

En la zona inferior, también hay tramos en los que no está marcado el camino, ni es fácil de seguir sin GPS porque a veces hay varias alternativas, casi todas válidas, que llevan por diferentes recorridos al mismo lugar. Ah, y como comienza y termina en el mismo sitio, para que nadie se despiste, hay que realizarla en el sentido horario. Es decir, al comienzo ir hacia la izquierda, para recorrer el resto de la ruta hacia la derecha porque hay que trepar y en el otro sentido sería un marrón.

En el waypoint bosque me he perdido 500 m. No tiene trascendencia porque enseguida he cogido una trocha de ganado. Se hace fácil y más teniendo en cuenta, lo que hemos hecho para subir. No es un bosque cerrado e incómodo y es bonito de ver, con rebecos sueltos.

En el Texu, hay una fuente aunque el waypoint no es exacto. El que la necesite que se informe antes o la busque allí con paciencia. Antes del waypoint Pedrera también podemos aprovisionarnos de agua en un arroyo por el que se pasa, aunque está sin marcar porque el track avanza unos 100 m por sus aguas cantarinas. Es agua para jabalíes, en el punto óptimo de aprovisionamiento, con unos 700 m de desnivel positivo realizado. Entre estos dos puntos tenemos cubiertas las necesidades de la ruta.

En la majada de Braña de Oso hay mucho helecho que dificulta ir en línea recta a la pared. No pasa nada porque la alternativa, que es la que he realizado, pasea por el recuencu del Tiatordos, visitando un bosquecillo y una pedrera monumental.

Es una ruta para toda la jornada, hay muchas zonas para ver, por lo que hay que ir con comida y abundante agua.

Al final, pasada ya la Foz de la Escalada, me he quedado sin pilas a 500 m del parking, pero el camino ya es franco. Solo hay un desvío y se elige el camino que baja, en la dirección al pueblo. Es imposible equivocarse.
En cuanto se vea la mole caliza, ir en dirección a la pared de la izquierda, buscando el Recuencu, que es donde menos helechos hay. Se siguen sendas de los caballos que hay en la majada.
Un buen lugar para el amaiketako, que en euskera es la minicomida antes de comer :)
Lugar para divertirse entre sus recovecos antes de afrontar el esfuerzo en la pared. Hay rebecos que se esconden al final del Recuencu. Se les puede ver en alguna foto camuflados entre las piedras.
El acceso a la pared se ve en esta tercera foto del waypoint. En la primera foto se ve el esquema. Básicamente consiste en subir a la cuesta herbosa que se aprecia, llegar a la vertical de una oquedad evidente y seguir por la canal que nos conduce directo en su dirección y, sin llegar a la cueva, desviarse a la derecha para coger la chimenea, tal como se ve en las fotos de los siguientes waypoints.
En la sexta foto se ve la oquedad que nos sirve de orientación. Se va en línea recta. Mucha hierba, por lo que mejor no meterse ahí con lluvia. Creo que por la izquierda, se puede sortear esta canal, pero como la he visto fácil, no he explorado la otra opción. Aquí hay grado III como ya he avanzado antes. En algún sitio se coge un poco de alturita, pero muy tumbado todo.
Cuando veamos la primera foto, es en esa dirección, a la derecha. Nos encontraremos debajo de lo que se ve en la segunda foto, bajo la oquedad. En la pared se ve muy bien. No obstante he marcado waypoint y he girado bruscamente a la derecha para que se marque el desvío sin confusiones.
La chimenea se sube escalonadamente, por lo que se va quitando el miedo a medida que se alcanzan las terracitas.
Aquí por cualquier lado, yo he ido al borde para ver paisaje.
Desde aquí las mejores vistas de La Copa y el Tiatordos. No he encontrado el nombre... :( Y se lo merece, eh, a ver si alguien informa.
Con gente, porque es muy popular. Tiene una piqueta como homenaje fúnebre, su epígrafe dice: "Este símbolo va dedicado a los montañeros que perdieron la vida en misión de exploración o rescate en las montañas. Por esta razón los montañeros les recordamos con cariño." Vistas impresionantes del Cornión, con la perspectiva piramidal de Peña Santa y de toda la montañosa Asturias y la no menos montañosa León. La civilización se minimiza hasta desaparecer.
Aquí he seguido la campa y me he pasado el camino.
En el bosque, tras unos primeros metros empinados, me he orientado enseguida. A ver quién descubre el rebeco en la quinta foto.
Les vaques... qué paz!
Repito que la fuente anda por ahí, pero el waypoint no recoge el lugar exacto. Trasteando en Google Earth se ve una confluencia de senderos candidata.
Para mí, lo más peligroso. Cuidado con los resbalones en la parte final.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta