Tiempo  10 horas 50 minutos

Coordenadas 3555

Fecha de subida 1 de julio de 2019

Fecha de realización junio 2019

-
-
3.324 m
2.503 m
0
5,3
11
21,3 km

Vista 89 veces, descargada 1 veces

cerca de Sierra Nevada, Andalucía (España)

Exigente y física travesía que nos llevará por las lagunas que rodean al pico Veleta al norte y al este, partiendo desde Hoya de la Mora.
En la primera parte atravesaremos el Corral del Veleta, haciendo cumbre en el Cerro de los Machos, 3.327m y enlazando con la pista de la Carihuela.
Para la segunda parte, descendemos por la Laguna de Río Seco y sobrepasamos los Raspones de Río Seco, 3.030m, hasta la Laguna de las Cabras (de la Morra). Corto ascenso para tocar la Atalaya del Púlpito, 2.979m (Morra Hoyos del Veleta) y sus lagunillos. Descenso para pisar la aguas del río Veleta inmersos en su ma.gnífico circo glaciar y fuerte subida hasta la dorsal de Loma Púa.
Sólo nos resta remontar la loma hasta el Puntal de Loma Púa, 3.226m, vuelta al carril y Refugio de la Carihuela. Cerramos el trazado de retorno hasta la Hoya de la Mora.

Como otras tantas veces, partimos desde el aparcamiento de la Hoya de la Mora en dirección a las Posiciones del Veleta, esta vez ascendemos por la vereda de los Panderones, dejando la vereda de las pistas para la vuelta.
Nos deshacemos rápido del anodino ascenso y nos plantamos a las puertas del Veredón Superior, las vistas magnánimas habituales del Corral y los colosos nevadenses, y el persistente nevero de las Posiciones que nos corta el paso.

Escollo de unos dos metros de altura que descenderemos sin problema hasta la repisa de acceso al veredón, descendiendo el espectacular pasillo bajo los Tajos del Veleta hasta tocar su base en el Corral, aún con algunos neveros a la umbría de sus paredes.

Caminamos ahora hacia el pedregal de ascenso al Cerro de los Machos, pasando junto a los Lagunillos del Corral, pisando las últimas nieves estivales y atacando la fuerte rampa que nos separa del reconocible hito de los Machos.

Primer esfuerzo de la jornada, no el último, y ganamos una de las cotas con mejores vistas al norte de Sierra Nevada, controlando buena parte de las cumbres del macizo central nevadense desde el Cerro de los Machos.
Bajamos la mirada al sur y adivinamos buena parte de los rincones que recorreremos en la jornada, pasaje escondidos en el valle del río Veleta.

Descendemos hasta la pista de la Carihuela, paralelos a la arista norte del Veleta y viramos en dirección a la Caldera.
Tramo de rodaje y tras pasar la Puerta de los Raspones, ya centramos nuestra mirada en la Laguna de Río Seco y la abrupta cresta de los Raspones de Río Seco. Avanzamos un poco más, y una vez sobrepasamos la laguna, abandonamos terreno firme por unas horas y nos desviamos hacia la laguna y sus nacimientos.

No dejaremos de apartar la mirada de la serrada línea de los Raspones, localizando la pequeña canal que nos permitirá sobrepasarlos. Un pequeño cascajar nos da paso al desmoronado canuto de ascenso, corto y vertical, pero que no reviste complicación alguna para los que estamos habituados a caminar por estos rincones nevadenses.
Desde su collado, vista a dos aguas, por un lado, la sobresaliente mole del Mulhacén sobre Loma Pelá, los Crestones y la cabecera de Río Seco.

Hacia el otro, nuestros destino, el circo glaciar del río Veleta y la cuerda de Loma Púa.
Pero antes tendremos que deshacernos de los Raspones, siendo en esta vertiente, una canal bastante más larga y amplia que la de ascenso, prestando igual cuidado al descender por lajas y terreno inestable.

Completamos el descenso en la misma Laguna de las Cabras, recóndita laguna encajonada por los Crestones y el Púlpito, nuestro siguiente objetivo.
Dejamos la laguna, remontamos a un pequeño collado desde donde atacaremos la cumbre de la Atalaya del Púlpito y sus enormes vistas al valle y cabecera del Río Veleta.
Al frente nos sorprende la canal de descenso de los Raspones, pintando inexpugnables desde este frente.

Volvemos al collado y continuamos en descenso hacias los Lagunillos del Púlpito, otro lugar recóndito y solitario, apartado de las rutas clásicas de Sierra Nevada.
Ahora nuestro siguiente hito lo tenemos al otro lado del río Veleta, la Cuerda de Loma Púa, estableciendo con la mirada el camino de ascenso y el punto donde conseguiremos su dorsal.

Antes, abandonamos los lagunillos siguiendo la correntía que parte de ellos y tributa al río Veleta, buscando el descenso menos incómodo y tocando las frías aguas del río Veleta según lo previsto.
Espectaculares vistas del circo glaciar, colosal anfiteatro natural del que la gran mayoría de montañeros pasan inadvertidos al caminar sobre la vereda de la Carihuela, existiendo a pocos metros tal espectáculo montañero, adornado con la chorrera que se desploma desde la Laguna de Aguas Verdes.

Mirada arriba, desmoralizante, y tiramos de piernas para remontar las faldas de Loma Púa, exigente a estas alturas del trazado por el terreno suelto y la fuente pendiente.
Con tesón conseguimos su parte alta, virando loma arriba y emprendiendo la marcha sobre la cómoda cuerda en ascenso suave pero continuo.

Sin perder de vista el circo del río Veleta, nos plantamos a los pies del Puntal de Loma Púa, unas pequeñas trepadas para cambiar de tónica y alcanzamos su cota alta.
Aquí completamos las vistas con la arista de los Tajos de la Vírgen, la cabecera del río Dílar, Veleta, Mulhacén y cabecera del río Veleta, buena dosis visual para plantearnos el cierre de la jornada.

De nuevo, sólo nos queda completar el descenso desde el collado y Refugio de la Carihuela hasta la Hoya de la Mora, sin mucho más que añadir.

Nos vemos en las montañas.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta