Descarga

Distancia

10,44 km

Desnivel positivo

956 m

Dificultad técnica

Moderado

Desnivel negativo

956 m

Altitud máxima

1.999 m

Trailrank

46

Altitud mínima

1.133 m

Tipo de ruta

Circular

Tiempo

6 horas 38 minutos

Coordenadas

1128

Fecha de subida

22 de marzo de 2021

Fecha de realización

marzo 2021
Sé el primero en aplaudir
Comparte
-
-
1.999 m
1.133 m
10,44 km

Vista 141 veces, descargada 3 veces

cerca de Valdeprado, Castilla y León (España)

Sólo hizo falta una propuesta de Dani (Rutinas Varias) y Lobo (León es +) para volver a la montaña y regresar al Alto Sil, uno de esos parajes a los que volverías una y otra vez. Una pequeña circular alrededor del Pozo Cheiroso, conquistando todas las cumbres que lo rodean, destacando el Pico Miro (1.985 m), principal montaña de la zona. Aún así, el resto de cimas que conquistaremos seguro que nos brindan una gran jornada de montaña!

INICIO:

La ruta parte de Valdeprado, pueblo enclavado en uno de los valles más desconocidos y espectaculares de la provincia de León. No llegaremos a adentrarnos en él, puesto que aparcaremos a la altura de la carretera, en un gran aparcamiento en el que no tendremos problemas en dejar los coches.

DESCRIPCIÓN:

Preparados los cuatro con todo tipo de material invernal, junto a Lobo, Dani y Amador, iniciamos la marcha cruzando la carretera y tomando el desvío que se dirige hacia el Pozo Cheiroso, bien indicado con una pequeña señal. Este desvío nos dejará en la senda que remonta el valle que forma el Arroyo de la Braña del Monte.

Ya desde el principio, la senda empieza a ganar altura de manera exigente. El camino no tiene pérdida y nos irá dejando buenas vistas a nuestra espalda! Dani es el experto de la zona y nos cuenta varias curiosidades sobre el oso, uno de los habitantes principales de este lugar. A ver si lo vemos! Debemos cruzar un pequeño puente de madera para seguir subiendo por el otro margen del arroyo.

Con casi 2 kilómetros de ascensión y unos 300 metros de desnivel ganados, llegamos al punto en el que iniciaremos el trazado circular de la ruta, a la altura de otro pequeño puente hecho con troncos de árboles. No lo cruzaremos para seguir por la senda oficial hacia el Pozo Cheiroso, ya que por aquí regresaremos. El camino de ida lo realizaremos hacia el sur, ganando el cordal que se dirige hacia el Pico de la Fonfría, nuestro primer objetivo.

Nada más salirnos del sendero, debemos superar una pequeña zona arbolada, sin camino definido. A los pocos metros, continuamos el ascenso a lo largo de un extenso canchal. Rocas de todos los tamaños para ir ganando metros, ahora sudando de lo lindo!

Evitando la vegetación y siempre por zona rocosa, nos vamos encontrando con la nieve, que se encuentra bastante dura. Es pronto y aún no ha transformado. Afortunadamente, la inclinación suaviza y nos permite seguir avanzando en botas.

Tras barajar por dónde ganar el cordal, decidimos seguir subiendo por el terreno más tendido posible, combinando zonas de nieve con zonas de más vegetación, lo que hace que sigamos subiendo sin mayores problemas y sin precisar material invernal. Tan sólo los últimos metros nos obligan a prestar mayor atención, alguno sacando el piolet para traccionar los últimos pasos por seguridad.

Finalizada la ascensión por la canal, llegamos al cordal, donde la nieve desaparece. Breve respiro para disfrutar de las vistas y comenzar la ascensión hacia el Pico de la Fonfría.

La subida a nuestra primera cumbre no entraña ningún problema. Una ascensión muy cómoda, tendida y sin ninguna complicación técnica! Lo mejor, la panorámica que vamos teniendo según vamos ganando altura.

Tras completar la ascensión, llegamos a la cumbre del Pico de la Fonfría (1.975 m), una suave montaña que nos regala unas vistas espectaculares hacia el norte, destacando el Pozo Cheiroso y el resto de cumbres que conquistaremos, el Pico Miro, Peña Boquín y la Fana de Resilgar. Imposible no sacar la cámara!

Dejamos atrás el Pico de la Fonfría y comenzamos un bonito y sencillo descenso hasta el Collado de la Bobia. Seguimos disfrutando de las vistas y de la zona, que es brutal!

Turno para el Pico Miro, situado frente a nosotros. Su ascensión tampoco ofrece problemas, aunque el terreno es bastante más inclinado que lo que llevamos hasta ahora. Último esfuerzo!

En pocos minutos, llegamos a la cumbre del Pico Miro (1.985 m). Las vistas que obtenemos no son muy diferentes a las que ya hemos obtenido desde que llegamos al cordal, pero la altura, cercana a los 2.000 metros, nos brinda una imagen de la Cordillera Cantábrica espectacular. Recital de Dani nombrando montañas y buenos momentos haciendo fotos! Logramos distinguir gran parte de las montañas de Laciana, Babia y la Sierra de Gistredo. Bonita panorámica hacia Peña Valdiglesia, el Pico Ta,barón o el Pico Catoute, con mucha acumulación y que nos deja unas ganas locas de ascenderlo! El Pozo Cheiroso se ve espectacular y la cercana Peña Boquín nos llama!

Tener que descender del Pico Miro nos obliga a calzarnos los crampones y precisar material invernal. Cara norte, nieve muy dura y terreno inclinado. Son pocos metros, pero mejor con seguridad!

En apenas unos minutos, llegamos al collado que nos separa de Peña Boquín, donde nos quitamos los crampones y dejamos todo el material para afrontar la subida a la tercera cima del día, ya que por aquí mismo regresaremos.

La ascensión a Peña Boquín nos obligará a utilizar las manos, pues el terreno es más vertical. Buenos agarres y ninguna sensación aérea para ir remontando los metros que nos separan de la cumbre.

En pocos minutos, estamos en la cima de Peña Boquín (1.986 m). No paramos mucho, ya que todo el paisaje es bastante parecido. Aún así, la cumbre nos regala una bonita perspectiva de una laguna situada en la cara este.

Toca bajar, y lo haremos con sumo cuidado. Bajar siempre es más complicado que subir, así que lo haremos pocos a poco. Llegamos nuevamente al collado previo y recuperamos el material. Nos volvemos a calzar los crampones y continuamos la ruta pisando nieve.

Seguimos el trazado rumbo al Alto Bismor, collado al que llegamos tras completar un divertido descenso pisando nieve en perfecto estado.

En el Alto Bismor tendremos que tomar decisiones. Dani nos cuenta que llegar a la cumbre de la Fana de Resilgar no es tarea fácil, teniendo que afrontar parte de la subida por la arista y pisando un terreno mixto de nieve dura y roca. Parece que la parte más comprometida será la primera, así que decidimos dejar las mochilas en el Alto Bismor y acercarnos para intentar la ascensión. Veremos cómo está!

Comenzamos el ascenso a la Fana de Resilgar afrontando una trepada en roca bastante vertical. Vamos en crampones, pero hay buenos agarres, así que la superamos todos sin problemas. Seguimos valorando su ascensión, pues la parte más limpia de nieve será la más aérea. La cara norte, algo más protegida, será la más inclinada, debiendo cramponear perfectamente sobre zonas de nieve muy dura, prestando la máxima atención.

Poco a poco, vamos avanzando. Conforme vamos ganando metros, la ascensión va presentando menos dificultades. Aún así, debemos prestar atención en todo el recorrido. Unos eligen roca y otros nieve, y por ambas vías se puede llegar a la cumbre de la Fana de Resilgar. La arista nos regala una bonita panorámica hacia el Pozo Cheiroso!

Finalizada la entretenida y comprometida arista, llegamos a la Fana de Resilgar (1.888 m). Estamos en la cumbre situada más al este y eso nos regala una bonita panorámica del valle. Tiempo para disfrutar de la cuarta y última cima de la jornada, una montaña agreste y que nos ha regalado momentos de mucha adrenalina!

Habiendo disfrutado debidamente de la cima, toca regresar al Alto Bismor, prestando nuevamente toda la atención del mundo. De nuevo, unos pisando roca y otros pisando nieve, vamos desandando la afilada arista. Algunas fotos para el recuerdo y una arista de esas que se recuerdan para siempre!

Llegamos al Alto Bismor, donde aprovechamos para realizar una parada, recuperar las mochilas, quitarnos el material invernal, comer algo y quitar ropa, que el calor empieza a apretar. Bonitas vistas de la arista conquistada y del cercano Pozo Cheiroso, hacia nos dirigimos.

Continuamos la ruta por un sendero en suave descenso y a media ladera que nos dejará directamente en el Pozo Cheiroso, el lago de mayor extensión de la provincia de León y, seguramente, el más profundo, pues en los meses más cálidos adquiere un tono de profundo azul que es espectacular. Despedimos a Lobo, que tiene algo más de prisa, y disfrutamos del Pozo Cheiroso rodeándolo por su lado izquierdo, por el sur. Menudas imágenes del lago, sublimes!

Seguimos el trazado descendiendo por el valle que forma el Arroyo de la Braña del Monte. Primeros metros inclinados y con varias opciones para perder altura. Vemos unos cuantos hitos, aunque el mejor camino es el que tomamos, que Dani sabe mucho!

Seguimos perdiendo altura rápidamente mientras cruzamos el Arroyo de la Braña del Monte en varias ocasiones. Por el camino, disfrutamos de un sendero precioso, de un arroyo que nos regala algún salto de agua y de pequeñas masas boscosas, predominando abedules, acebos y algún que otro roble en la cara sur de la Fana de Resilgar.

Con medio descenso completado, llegamos al desvío en el que iniciamos el tramo circular de la ruta, donde cruzamos el pequeño puente de madera, ahora sí. Estamos en terreno conocido!

Última parte de la ruta, que la iremos completando de manera muy cómoda y rápida hasta llegar a la altura de la carretera. Debemos volver a pasar por el primer puente que cruzamos y descender hacia Valdeprado por el mismo sendero que utilizamos en la ida, a primera hora de la mañana.

Finalizado el descenso a lo largo del valle, llegamos a la carretera nuevamente, donde sólo nos resta cruzarla y acceder al gran aparcamiento, donde damos por finalizada la ruta.

CONCLUSIÓN:

Espectacular circular por el Alto Sil, una de esas zonas tan espectaculares como desconocidas. Ascensión al Pico de la Fonfría (1.975 m), al Pico Miro (1.985 m), a Peña Boquín (1.986 m) y a la Fana de Resilgar (1.888 m) y visita al Pozo Cheiroso, digno de conocer y enclavado en un lugar brutal! Una ruta que, en condiciones invernales, puede presentar bastante dificultad y para la que es necesario estar bien preparado y acceder con el material adecuado. A tener en cuenta, la ascensión a Peña Boquín, la más vertical, y a la Fana de Resilgar, cumbre que nos brindará un cúmulo importante de adrenalina. Un placer compartir montañas con Dani (Rutinas Varias), Lobo (León es +) y Amador! Una jornada espectacular y muy recomendable!

MÁS INFORMACIÓN:

Valdeprado - Pico de la Fonfría (1.975 m) - Pico Miro (1.985 m) - Peña Boquín (1.986 m) - Fana de Resilgar (1.888 m) - Pozo Cheiroso

Índice de Rutas
Mapa de Rutas
Mapa de Cumbres

R&S Wanderlust (www.randswanderlust.com)

Ver más external

Waypoint

Valdeprado

Valdeprado
Intersección

Desvío

Desvío
Puente

Puente

Puente
Intersección

Desvío

Desvío
Waypoint

Canchal

Canchal
Cima

Pico de la Fonfría (1.975 m)

Pico de la Fonfría (1.975 m)
Collado de montaña

Collado de la Bobia

Collado de la Bobia
Cima

Pico Miro (1.985 m)

Pico Miro (1.985 m)
Collado de montaña

Collado

Collado
Cima

Peña Boquín (1.986 m)

Peña Boquín (1.986 m)
Cima

Fana de Resilgar (1.888 m)

Fana de Resilgar (1.888 m)
Riesgo

Trepada

Trepada
Collado de montaña

Alto Bismor

Alto Bismor
Lago

Pozo Cheiroso

Pozo Cheiroso
Río

Arroyo de la Braña del Monte

Arroyo de la Braña del Monte
Río

Arroyo de la Braña del Monte

Arroyo de la Braña del Monte
Cascada

Cascada

Cascada
Río

Arroyo de la Braña del Monte

Arroyo de la Braña del Monte
Puente

Puente

Puente

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta