Tiempo  un día 6 horas 53 minutos

Coordenadas 8257

Fecha de subida 16 de octubre de 2015

Fecha de realización febrero 2015

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.417 m
255 m
0
15
30
60,21 km

Vista 1305 veces, descargada 82 veces

cerca de El Chaltén, Santa Cruz (Argentina)

Bonita y espectacular ruta en dos días (lo normal son 3-4), que rodea el Cerro Huemul.
El nivel de dificultad es relativo a la longitud del recorrido, que conlleva peso extra con comida, tienda/carpa, saco, hornillo..., a lo inhóspito, los pasos de los ríos... Podría quedarse entre Moderado/Difícil.
Se sale desde El Chalten, previo permiso en la casa de guardas (no recuerdo el nombre exacto), donde teóricamente debes acreditarte y solicitar el permiso de entrada.
Te pedirán material, mapas, GPS... incluso recomendándote que alquiles en el pueblo un aparato de radio.
Se empieza por un sendero muy marcado que sirve de camino de otras rutas (de pocas horas) de la zona.
Hasta la Laguna del Toro (km 17) el recorrido no presenta ninguna complicación y las vistas, especialmente tras "coronar" la primera subida, son impresionantes.
Antes de la laguna se encuentra el campamento (km 16) donde normalmente se hace noche, tanto para dar la vuelta como para los que solo llegan hasta el Paso del Viento.
Desde la laguna hay dos pseudo-complicaciones: el viento, que puede soplar muy, muy fuerte, y por encima de la laguna, el paso del río. Recomiendo hacerlo por la tirolina, para lo que será necesario llevar material (arnés, mosquetones, algún cordino para colgar la mochila...). A tener en cuenta: NO hay polea; el desplazamiento se hace con el mosquetón sobre el cable de acero.
Hay quién cruza el río, pero me parece un riesgo innecesario.
La tirolina se encuentra por encima del río, en un pequeño alto que encontrarás hacia la izquierda según has subido y rodeado el pequeño mazacote rocoso por encima de la laguna.
Una vez cruzado el río, se sube una pronunciada pendiente entre camino y piedras grandes que nos llevará a una especie de collado desde donde hay que bajar por un terreno de piedras y tierra incomodo.
Las vistas siguen siendo alucinantes con el glaciar terminando casi por debajo de nuestros pies.
Hay que mantener el camino casi por el límite de la lengua del glaciar, aunque en mi caso, después de perder los hitos, decidí hacer una subida (después del km 21) a la izquierda pero que no recomiendo: tierra, piedras, pendiente e incómoda. Dependiendo de cómo sople el viento por ahí, esto puede resultar también peligroso por la caída de piedras. En cualquier caso, solo ese tramo de pendiente fue el incómodo. Una vez pasado, encontré hitos y poco después sendero.
Ese es el que nos llevará sin pérdida al Paso del Viento (km 24), punto culmen del recorrido, ya que se llega a un mirador al Mar de Hielo del Glaciar Viedma: espectacular, asombroso, increíble, impresionante, "herizante", escandaloso...
Desde allí, comenzamos a bajar hacia la izquierda, perdiendo altura cada vez con menos velocidad hasta llegar casi al fondo del pequeño valle que se forma. Por allí podremos perder por momentos el camino, que ya no está tan marcado, pero normalmente veremos los hitos. En todo caso, no tiene pérdida, ya que hay que mantener el camino que nos marca el valle/canal, manteniendo o perdiendo altura poco a poco.
Luego llegaremos de nuevo a un sendero marcado que en poco tiempo nos llevará hasta la cabaña (Refugio Ihcp, Km 28) junto a la cual podemos montar la tienda (segunda noche en el recorrido típico).
Desde allí el camino está más o menos marcado, pero sin ninguna pérdida.
Durante quizás un par de kilometros antes y después de la cabaña estaremos sin vistas al glaciar, pero luego llegaremos a ver de nuevo el Glaciar Viedma y las montañas nevadas que lo rodean; eso nos hará estar parando de vez en cuando para volver la vista atrás y contemplar el espectacular paisaje.
Después de no tener cambios de altura pronunciados, debemos hacer una bajada para cruzar un pequeño río desde el cual comenzaremos la subida con distintos desniveles hasta el Paso del Huemul (km 39.5). Dependiendo de por dónde crucemos, la subida puede ser más o menos por sendero marcado, pero sigue sin haber pérdida alguna, ya que es evidente la dirección a seguir.
En el Paso comienza una bajada con algún tramo algo incómodo por culpa de la vegetación; tras algo menos de un kilómetro la bajada se hace un pequeño sube-baja hasta que en pocos metros encontraremos la parte más "peligrosa" de la ruta: se trata de una bajada muy pronunciada, con terreno de tierra, vegetación y rocas, por donde el riesgo de resbalón es alto, y, aunque apenas hay tramos expuestos, sí podríamos hacernos daño.
Este tramo es de medio kilómetro aproximadamente, pero a mí se me hizo bastante larga, especialmente por el cuidado y tensión que hay que mantener.
Tras la bajada, nos espera un tramo bastante llano, a la altura del Lago Viedma. Más o menos justo al comenzar ese tramo llano, sobre el km 42.5, se encuentra el punto donde se suele acampar para hacer noche antes del último día. Creo que este punto de acampada no está pegado al camino, o al menos yo no vi ninguna zona especialmente destinada o con muestras de acampada.
En mi track se puede ver como después del km 44 doy un rodeo que es innecesario y que tampoco aporta nada; yo fui siguiendo un sendero pero creo que debí perder el más directo e hice algo más de un kilómetro adicional.
Más tarde habrá que cruzar un río justo antes de su desembocadura al lago. A partir de ahí comienza (más bien en el km 47) el tramo más incómodo para mí: no encontré sendero ni marcas y fui improvisando el camino, tirando de GPS y mapa, orientándome hacia el nordeste. Hay unos tramos por los que parece inevitable tener que atravesar algunos tramos de hierba y agua que llega a cubrir los pies.
Ya después del km 54, pude, por fin, encontrar un sendero que poco a poco te dirige hacia el río (no recuerdo el nombre) que debemos cruzar antes de llegar a la Bahía Túnel, fin de mi ruta.
El paso del río tiene sus riesgos: agua fría, corriente algo fuerte, cierta profundidad... todo ello dependiendo del momento en el que lo crucemos. Yo lo hice sobre las 5 de la tarde y el agua me llegó casi a la cintura (mido 1.73 m).
Desde el río, solo quedan menos de 3 kms hasta el embarcadero de la bahía, donde es fácil a esas horas encontrar algún bus que te lleve de vuelta a El Chalten.

En resumen, un recorrido espectacular, de unos 60 kms, en los que la soledad está casi asegurada, ya que no está muy transitado, así como los distintos tipos de paisaje, indescriptibles y que ni siquiera las fotos pueden reflejar del todo.

2 comentarios

  • fcofianco 10-ene-2016

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Caminhem!

  • Rainer Moll 26-dic-2017

    He realizado esta ruta  verificado  ver detalle

    It is a fantastic tour that offers a huge variety of trails and views. Especially in the wetlands it is sometimes very difficult to follow the track. Check weather forecast carefully and in some passages the wind can get very strong! We did the tour in three days (1. night small campground after Tunnel G.lacier, 2nd night campground after descent from Passo Huemule). For the river crossings with the steel ropes you need some experience and strength.

Si quieres, puedes o esta ruta