Tiempo en movimiento  3 horas 43 minutos

Tiempo  5 horas 29 minutos

Coordenadas 7062

Fecha de subida 2 de octubre de 2018

Fecha de realización octubre 2018

-
-
427 m
4 m
0
12
25
49,31 km

Vista 149 veces, descargada 0 veces

cerca de Ategorrieta, País Vasco (España)

En mañana soleada pero muy fresca y sin acompañantes, me he dedicado a lo que más me gusta en la naturaleza, conocer nuevos parajes allí donde las pistas forestales permiten a uno acercarse con la eléctrica, para disfrutar sin ninguna prisa, de todo lo que te rodea: paisajes, valles, montes, bosques de robledales, hayedos, castaños...vegetación de ribera, algún bicho que otro (incluido algún perro de caserío con muy “malas pulgas”), ríos, regatas, cascadas, presas, embalses, mar, acantilados, geología, viejos caseríos (algunos ya abandonados), hablar con sus propietarios que siempre te cuentan historias interesantes de la zona, cruzarte con txirrindularis (hoy con Rosa que la he pillado en solitario en pleno entrenamiento) y caminantes (más bien pocos entre semana), todo ello en una línea exploratoria de tanto recoveco de nuestra rica y variada geografía.
Soy también consciente que todo eso supone a veces encontrarte con sendas en lugar de pistas, o éstas prácticamente impracticables, tomadas por espesa vegetación, que te obliga a regresar por el mismo camino.
Un inconveniente añadido es el de los mapas por los que te guías con el GPS, que no siempre diferencian entre sendas y pistas, o no están actualizados.
Por todo ello, al ir uno solo tiene que extremar al máximo todas las cautelas posibles. Así en pistas con suelo irregular, mucha piedra suelta y elevada pendiente, no hay que tener ninguna duda de ir de la mano con tu inseparable y fiel compañera.
Hoy además me ha tocado abrir/cerrar varias cancelas, de todo tipo y tamaños, lo que hace que el track sea aún más misterioso y enigmático, pues no sabes si en el caserío cercano te vas a encontrar algún “can” del que vas a tener que defenderte, sin llegar al extremo de tener que utilizar alguna técnica preventiva efectiva “un tanto extrema” y muy poco conocida por los mortales, al no haber sido aún publicada, pero doy fe que al haberla experimentado en difícil situación, es muy útil.
Así que ha sido una mañanera con un poco de todo eso, por pistas nuevas del Parque Natural Aiako Harria, más todavía???, pues sí porque con el GPS y en plan aventurero, las pistas parecen inagotables.
Desde Donosti hasta Oiartzun por bidegorri. En la ctra de ascenso a Bianditz, justo antes del pk 8, cojo a la izda una pista, justo enfrente de la que va a Sorondo, por la que se asciende pasando por dos caseríos aislados y luego por Pillota Soro hasta dar con la pista hormigonada que sube de Karrika.
Hasta aquí la pista en general está en buen estado a excepción de algunos tramos impracticables para pedalear con un mínimo de seguridad (ver imágenes).
Por pista hormigonada llego al collado con vistas espectaculares de Aiako Harria y justo debajo el “caserón” Emieta, al que me dirijo por pista hormigonada.
Después de disfrutar del enclave e impresionantes alrededores, junto a un arroyo, tomo una pista que no está en los mapas (por el contrario, otra anterior que estaba en los mapas no existía), lo cual hace más emocionante la excursión.
La pista “inexistente” es ciclable, teniendo que atravesar una cancela y luego otro caserío perdido, para llegar finalmente a un depósito de agua.
Aquí es fácil perderse pues la pista de descenso a Ergoien, pasa desapercibida por estar cubierta de vegetación. Eso me ocurrió y cogí la pista errónea que en muy buen estado me llevó a la pista hormigonada de Karrika, en donde me encontré con la txirrindulari Rosa, que amablemente disipó mis dudas. Fue entonces cuando vuelvo al depósito de agua por la misma pista.
Una vez en la pista camuflada por tanta vegetación, atravieso otra cancela y caserío para llegar a la ctra de Aritxulegi, junto a un pabellón industrial, que rodeándolo início el ascenso por otra pista que está en buen estado excepto algunos tramos endemoniados que te los tienes que tomar con calma, caminando irremediablemente con tu inseparable.
Esta pista llega de nuevo, pero en otro punto, a la pista hormigonada que desciende a Karrika.
Tras una rápida hidratación en la terraza del bar Iriberri regreso por bidegorri a Donosti.
Tras la etapa de hoy de 1100m de ascenso acumulado por pistas desconocidas de este Parque Natural, y van varias, uno se da cuenta que aún hay más, así que la exploración... CONTINUARÁ
José María, el propietario del caserío de al lado, me comenta que la presa derivaba el agua por el canal a la central hidroeléctrica Galtzaraberri de Iberdrola, que fue derribada. La demolición total de esta presa se realizará en breve pues la ejecución del proyecto de derribo se ha licitado recientemente, lo que facilitará la permeabilidad piscícola de la regata.
Aquí, en contra de lo que indica el GPS, acaba todo: senda y pista. Retrocediedo unos pocos metros, a la izda atraviesas el arroyo, por una pequeña senda que enseguida se hace impracticable para ir en bici. Asi que me vuelvo, y tomo una pista que me saca de este idílico paraje.
Agradecerle a Rosa su simpatía y disponibilidad para facilitarme la información para llegar por dos pistas diferentes a Ergoien (fui por una y volví por otra). Y su buena mano para sacar un selfi tan chulo y con tan buenas caras, después del duro y prolongado ascenso desde Karrika, ella sin dopaje, jeje. Precisamente este cruce de caminos es al que llegué después ascendiendo desde Ergoien. Previamente me indicó la otra pista para bajar a Ergoien. Es por un cruce un poco más arriba, por pista en muy buen estado que te lleva a un depósito de agua, junto al cual hay una pista camuflada, con hierba muy crecida , que es fácil despistarse y no dar con ella. Veo que al ser tu zona de entrenos cerca de casa, seguro que coincidimos otra vez. Gracias Rosa por todo.

2 comentarios

Si quieres, puedes o esta ruta