Tiempo  4 horas 59 minutos

Coordenadas 3540

Fecha de subida 20 de enero de 2013

Fecha de realización enero 2013

-
-
685 m
126 m
0
7,3
15
29,23 km

Vista 1506 veces, descargada 20 veces

cerca de Campo, Galicia (España)

Día con bastante viento, mala visibilidad y continua lluvia, salgo de Seixo pasando por A Brea tomo dirección al Monte das Penizas entrando por Curras, después de subir a la cima bajo por la cara norte, pero después de bajarlo me encuentro con un indicativo de ruta para subir al monte Penizas desde la zona norte y como no conozco dicha ruta decido tomarla. Valió la pena ya que aparte de ser una ruta muy bonita las vistas son espectaculares, después de subir otra vez a la cima decido bajar hacia curras, para tomar dirección a Rua Nova y Pardavila para luego subir el monte por una pista de tierra y piedras que espero me lleve a la zona del lago de Castiñeiras. El camino aparte de muy duro por su gran desnivel es aún peor por que con la cantidad de agua que cae, donde hay tierra es un barrizal y donde hay piedra un rio de agua, esta va a ser la tónica de toda la ruta. Al llegar a la cumbre veo que acerté en mi previsión y efectivamente estaba en la zona de Castiñeiras. Una vez arriba sobre la marcha tengo que cambiar de planes ya que la visibilidad era muy mala y decido no tomar las vías de montaña que quería explorar pero que no conocía y acortar la ruta tomando solo aquellas vías que me conocía aunque estuviese a oscuras. Decido tomar dirección a O Chan da Armada y subir al monte Xaxan, a medida que iba subiendo la temperatura bajó mucho y el viento arreciaba más por lo que una vez en la arriba no tome ningún desvío y decido bajar pasando por Domaio y cruzar el rió da Fraga para luego ir a la estación de RNE del monte Pastoriza y luego bajar al punto de partida. Los caminos que seguí por la zona de A Fraga no podían estar en peor estado, tuve que cruzar riachuelos y pozas de agua corriendo por el agua ya que era imposible de otra manera. Una vez llegue a la estación de Pastoriza, tomo ruta de bajada hasta llegar al punto de partida.

NOTA:

La climatología fue horrible, los caminos no podían estar en peor estado y acabé mojado como de pies a cabeza, pero recordaré esta ruta como una de las que disfruté intensamente. Hay algo de mítico cuando corres envuelto en la niebla y la naturaleza se manifiesta tan cruda. Creo que en estas condiciones uno se integra más con la la montaña viéndola tal dura, grandiosa y real. Valió mucho la pena.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta