-
-
1.318 m
582 m
0
11
22
44,36 km

Vista 586 veces, descargada 9 veces

cerca de Ronda, Andalucía (España)

Poco ha cambiado el recorrido de esta maratón de montaña desde 2013, año que fue mi primera participación en el HaGUA. En aquella ocasión la salida de realizó desde el Parque San Rafael y actualmente se hace desde la pista de atletismo de la Ciudad Deportiva. En cuanto a desnivel, dificultad técnica y recorrido sigue siendo exactamente igual.

Como hemos dicho, la salida de la carrera se hace desde la pista de atletismo y continúa bajando por la Cruz de San Jorge hasta llegar al barrio de Las Peñas.Desde allí sigue el mismo trazado de los 101km/24h de La Legión, es decir, buscando el camino de los Tejares para cruzar la carretera y continuar por el carril que lleva a la Cuesta del Vinagrero, solo que en esta ocasión seguiremos hasta cruzar el río y tomar rumbo al cortijo Melequetín. Es en este punto donde se separan las modalidades de 22km y la maratón.

En nuestro caso (maratón de montaña) comienza la ascensión a 'las antenas' de Sierra Hidalga. La ascensión discurre a tramos por el carril y a tramos por una vereda fuera de pista que une las 'eses' y endurece aún más la carrera. Bordearemos las antenas hasta la parte posterior, y continuaremos por una zona que acaba pasando de carril a una vereda inexistente. En esta zona, conocida como el camino del Espinarejo, empieza una bajada bastante técnica y peligrosa donde habrá que extremar la precaución. Esta trocha nos conducirá hasta el Refugio de Quejigales entrando por el Sabinal.

Pasado el refugio hay un desvío a la derecha con una fuerte bajada por el arroyo Carboneras. De nuevo tramo técnico durante varios kilómetros de descenso y falso llano, así que ojo donde se pisa, pues es fácil irse al suelo. Desembocaremos en una pista con continuos sube-y-bajas, hasta pasar el camping de Conejeras. Desde allí, nuevo desvío rompepiernas por la Puerta Verde de Marbella, buscando los Manaderos y el pilar del Huerto Malillo. Entramos en lo que considero la zona más monótona de toda la carrera, con continuos cambios de pendientes bajando y subiendo y alguna que otra larga recta que después de tantos kilómetros se hacen interminables. Este carril nos llevará de nuevo a los Tejares por el carril de Calvente, y desde allí regresamos hasta la pista de atletismo por el mismo lugar donde salimos, pero en sentido inverso.

Los tiempos para completar esta ruta, como siempre, dependerán del nivel de cada uno. En mi caso corresponden a una carrera tras pasar una lesión de rodilla y los tiempos no son excesivamente fuertes, si bien tampoco iba lento del todo. En cualquier caso, hay muchas zonas que se hacen duras.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta