-
-
468 m
346 m
0
4,1
8,1
16,21 km

Vista 38 veces, descargada 0 veces

cerca de La Laguna, Andalucía (España)

Pendiente de la Descripción de la Carrera Circular a Linares

Información de Linares (Jaén)

Linares es un municipio y ciudad española perteneciente a la provincia de Jaén, en la comunidad autónoma de Andalucía. Es la segunda ciudad más poblada de la provincia, ya que cuenta con 57 811 habitantes, según el padrón del INE del año 2018.

Está situada en el noroeste de la provincia de Jaén, entre el sector oriental de Sierra Morena y la parte alta de la depresión del río Guadalquivir, por lo que se pueden apreciar dos zonas bien diferenciadas: la sierra y la campiña. Goza de una situación geográfica privilegiada por ser encrucijada de caminos y por su riqueza agrícola, pecuaria y minera.

Linares es la capital de la comarca de Sierra Morena, ocupando su municipio el 14% de su extensión y sumando el 58% de su población total. Hoy en día, es una ciudad que se caracteriza por una clara vocación al comercio, al haber desaparecido la totalidad de la industria de extracción minera con el cierre de todas las minas durante el final del siglo xx.
Hidrografía
Los ríos Guadalimar y Guadiel, ambos afluentes del Guadalquivir, marcan respectivamente el límite con los términos municipales de Vilches, Ibros y Torreblascopedro al sureste, y Bailén y Guarromán al oeste.

Flora
El conjunto de plantas que pueblan el término municipal de Linares se puede distinguir en tres zonas principales: la campiña (70% de la extensión municipal), la dehesa mediterránea (7%), los pastizales (5%), matorral mediterráneo (4%) y los bosques de la ribera (2%).7​La campiña está poblada mayoritariamente por olivar y por herbáceos de secano, rodea al núcleo urbano y se extiende por todo el municipio, aunque su predominancia es más acusada en la mitad sur y gran parte del cuadrante noroeste.


Un olivar en Linares
La gran parte de la superficie que ocupan los cultivos está destinada al olivar, que ocupa alrededor del 70% de los terrenos agrícolas. Algo menos del 27% de este terreno está destinado a los cultivos de secano, fundamentalmente, cereales del tipo del trigo, la cebada o la avena, y sólo algo más del 3'5% a los cultivos en regadío, básicamente, algodón y las típicas huertas familiares. En esta unidad, y a pesar de no formar nunca masas importantes, las encinas están presentes de modo testimonial, diseminadas por toda la zona de cultivos, aprovechando fundamentalmente linderos de caminos y bordes de las líneas de ferrocarril.

Las dehesas del término municipal de Linares se localizan, fundamentalmente, en la zona de La Aceitosilla, La Garza, Cañada Incosa y alrededores del Cerro Pelado. Representan aproximadamente el 43% de toda la vegetación autóctona que aún se encuentra presente en el mismo. Estas formaciones vegetales han sido tradicionalmente manejadas para su explotación ganadera, de manera que la cubierta arbustiva existente ha sido completamente eliminada para poder aprovechar los pastos que, naturalmente, sustituyen al matorral cuando este desaparece o para plantar forrajeras para el ganado.

La cubierta arbórea que permanece es monoespecífica, con la encina (Quercus ilex rotundifolia), como único representante del bosque original. Las dehesas de Linares mantienen un buen grado de regeneración del arbolado, observándose muchos ejemplares en distintos estados de desarrollo.

Los pastizales, poco o nada arbolados son frecuentes rodeando los mismos enclaves citados para las dehesas. Constituyen la última etapa serial del bosque de quercíneas primitivo y son pastizales destinados al ganado, con especies vegetales típicas de las familias gramíneas, compuestas y leguminosas.


Paraje de El Piélago, entre los términos municipales de Linares y Vilches.
En la unidad serrana, también se pueden identificar áreas de matorral mediterráneo que se distribuyen entre la zona del Cerro Pelado, el Hoyo de San Bartolomé, El Arenal Blanco y Vadollano. Son formaciones típicas de sustitución del bosque mediterráneo original en las que prácticamente ha desaparecido la cubierta arbórea, o bien etapas evolutivas del pastizal, que una vez que ha sido abandonado como terreno productivo para el ganado ha comenzado a regenerarse con la aparición de especies propias del matorral. Muy probablemente esté más generalizada la regeneración del matorral desde etapas menos desarrolladas ya que la variedad de especies de flora que actualmente conforma estos matorrales es escasa.

Los bosques de ribera son una intrusión del paisaje vegetal de la región climática eurosiberiana en la Iberia mediterránea. La compensación freática permite que especies propias del bosque caducifolio europeo se desarrollen en las cercanías de los cursos de agua de la región climática y biogeográfica mediterránea. En muchos tramos, tanto de los ríos Guadalimar, Guadiel y Guarrizas se mantiene una vegetación densa y variada, típica de los bosques en galería, compuesta principalmente por fresnos (Fraxinus angustifolia), sauces (Salix alba), álamos blancos (Populus alba), eucaliptos, alisos (Alnus glutinosa), especie interesante por su distribución tan al sur de Sierra Morena, tarajes, tamujos (Securinega tinctoria), cañas (Arundo donax), etc.

Historia
Época antigua
Artículo principal: Cástulo
Para empezar a hablar de Linares y su historia, es inevitable remitirse a Cástulo, un importantísmo enclave íbero y posteriormente romano (Kastilo), considerado como "capital" de la antigua Oretania (región que abarcaba no sólo el actual término municipal de Linares sino gran parte del NE de la provincia y además, zonas de Ciudad Real y Albacete).


Cuenco romano de terra sigillata del siglo i d. C. hallado en Cástulo (M.A.N., Madrid)
En el siglo vi a.C y ya desde entonces, gestionaba la riqueza minera de la zona. Posteriormente, dada su importancia, atrajo al pueblo cartaginés, que había perdido la I Guerra Púnica contra los romanos en Sicilia, y puso sus miras en Iberia (como llamaron ellos a la península), y en concreto en sus ricos yacimientos mineros.

Dentro de la política de interés, concertaron matrimonios mixtos con la población local, siendo el más conocido de ellos el concertado entre la castulonense Himilce y el general Aníbal Barca, líder cartaginés. Tras la muerte de su padre y tío respectivamente, se inició tras el saqueo de Sagunto la II Guerra Púnica contra los romanos. La leyenda cuenta que llevó a su esposa hasta Qart Hadast (actual Cartagena) y se fue a la guerra, aunque se dice que también tuvieron un hijo, Áspar, que falleció. Himilce falleció en Cartagena y sus restos fueron trasladados a Cástulo, donde se le erigió una estatua en su honor (podría ser la que preside una fuente en Baeza, aunque su cabeza no es la original).

Los hermanos Escipión, generales romanos, desembarcaron en la península y rápidamente se dirigieron a la actual Andalucía donde querían vengar la muerte de su padre, saqueando y destruyendo la vecina Illiturgi por no plegarse a su condiciones. Cástulo decidió rendirse dadas las circunstancias, lo cual hizo que se iniciara su período de romanización y esplendor posteriores.

Un posible origen del nombre Linares procedería de un templo o altar en honor de la Luna, Luna arae.[cita requerida]

Cástulo no fue ajena al periodo de cristianización del imperio romano, llegando incluso a contar con obispos, que también acudían a concilios durante el periodo de dominación visigoda.

Edad Media
Durante la invasión musulmana, fue conocida como Qastuluna, siendo testigo de un movimiento de resistencia contra el califato, sofocado en la conocida como batalla de Qastuluna, hasta caer en una paulatina decadencia, dado también su abandono como ciudad o asentamiento.

La primera mención a Linares data de 1155 por parte del rey Alfonso VII el emperador. Luego siempre ha sido llamada así. Linares fue reconquistada por Fernando III el Santo el 30 de noviembre de 1227, entregándola a Baeza, de la que dependería administrativa y políticamente hasta su emancipación en el siglo xvi por parte de Felipe II.

Etapa Contemporánea
A mediados del siglo xix, con la introducción del maquinismo y el capital extranjero, fue cuando Linares dio el salto, cualitativa y cuantitativamente, más grande de su historia gracias a la actividad minera de extracción del plomo y, en menor medida, plata y cobre. En unas décadas multiplicó su población y obtuvo el título de ciudad, que le otorgó, en 1875, Alfonso XII. El producto de sus entrañas comenzó a cotizar en la bolsa de Londres y la ciudad experimentó una impresionante transformación urbana. Se convirtió en un bullidero de gentes venidas de cualquier parte, con la esperanza de una vida mejor. Vio abrir delegaciones diplomáticas de Reino Unido, Francia, Alemania y Bélgica.


Ruinas del pozo San Vicente en la mina de San Miguel (Linares).
La zona minera de Linares-La Carolina llegaría a configurarse a finales del siglo XIX como la primera productora de plomo en todo el mundo, situación que se mantuvo durante alrededor de cuarenta años (entre las décadas de 1880 y 1920).8​

Al calor de este desarrollo industrial y minero, en Linares llegó a haber operativas hasta cinco estaciones de ferrocarril,9​10​ e incluso un servicio de tranvías. En 1866 fue inaugurada al sur del municipio la estación de Baeza-Empalme, construida por la compañía MZA.11​ En los años que siguieron se inaugurarían nuevos recintos ferroviarios: la estación de Almería (1893),12​ de los Caminos de Hierro del Sur de España; la estación de Zarzuela, de la Compañía de los Ferrocarriles Andaluces; o la estación de Madrid (1925),12​ construida por MZA. Sin embargo, en la actualidad solo se mantiene operativa la estación de Linares-Baeza, operada por Renfe.

En una época en que la ciudad superó en población a la capital de la provincia, Jaén, también destacó por la intesa actividad periodística que había en estos años. En el primer tercio del siglo xx circularon por Linares varios periódicos, como fue el caso de El Noticiero (1895-1929), Diario Regional (1925-1931), Diario de Linares (1926-1928) o El Día (1929-1932).13​

A mediados del siglo xx, comenzó una paulatina decadencia de la extracción de plomo, si bien Linares fue reinventándose a nivel industrial y comercial. La actividad minera decayó, hasta el punto de que cerraron todas las minas. Paralelamente se desarrolló una potente industria fabril, de la que Santana Motor fue el buque insignia. Los inicios del siglo xxi trajeron a Linares la diversificación, el declive y el final de Santana. La ciudad se centraba en los servicios como uno de sus principales ejes económicos.

2 comentarios

  • Foto de LASBOTASDOS(OK PERICO)

    LASBOTASDOS(OK PERICO) 25-ene-2020

    He realizado esta ruta  ver detalle

    peaaaazo de carrera lobo por todo linares y en circular toma yaaaa.ok
    vaya carrerón que te has cuajaoooo.ok
    corres como un lobo en plena caza.ok
    bueno lobo un abrazo y no dejes de correr y de rutear q es lo q mas te gusta.ok
    hahahhahahahahhauhuhuhuhuhuuhhu.ok

  • Foto de turquesa69.tt

    turquesa69.tt 06-feb-2020

    He realizado esta ruta  ver detalle

    buena carrera lobo

Si quieres, puedes o esta ruta