Tiempo  una hora 50 minutos

Coordenadas 1275

Fecha de subida 14 de agosto de 2020

Fecha de realización agosto 2020

-
-
724 m
624 m
0
14
28
55,88 km

Vista 1 veces, descargada 0 veces

cerca de Zamora, Castilla y León (España)

Mejorico, esa es la conclusión de hoy. Se repite más o menos el guión de la salida anterior. Hoy elegimos salir por la tarde, lo que era un riesgo por el calor. Empezamos por Cubillos, con un viento que nos iba empujando, aunque no sé deciros exactamente cómo soplaba, porque a veces parecía que daba de frente, otras de lado... claro que mantener el ritmo que llevábamos solo podía significar que nos estaba ayudando un poco. Me encontraba bien, con fuerza y ganas. Y esta vez parecía que las pulsaciones, con máximas en subidas que hicimos apretando, no en llano y a rebufo como otras veces, las pulsaciones, digo, se comportaban más normalmente. Bien. Las carreteras están en muy buen estado y se rueda de maravilla (la bici fenomenal, por cierto, ni un problema). Y así, llaneando bien y subiendo mejor que Sergio en ocasiones (quizás por que me dejara, no lo sé) fuimos pasando por los pueblos que conocéis (Cubillos, Moreruela, Piedrahíta, San Cebrián...). Y seguro que también conocéis el dicho de 'no quiero buenos comienzos para mis hijos', porque ese buen inicio se encontró de pronto con el frenazo del viento de cara en el regreso. La bofetada llegó en la rotonda de acceso a la N-630. Ufff. Ahí es donde Sergio acudió, como siempre, al rescate y se puso en modo locomotora para coger una muy buena velocidad en esas condiciones. Mi misión era no descolgarme, cosa que no es fácil con el ritmo de martillo pilón de mi compañero. Solo me quedé una vez para atrás y me pude reenganchar cuando mi colega levanto el pistón. Después di algún relevo (dos o tres veces), y le insisití a Sergio para que se quedara detrás aunque la velocidad fuera 2 o 3 km/h más baja que cuando tiraba él, pero enseguida volvíamos a lo habitual: él tirando y yo detrás. Llegamos a Roales y decidimos meternos por La Hiniesta, pasando por el fuerte repecho que va de un pueblo a otro (lo subí bien). Luego ya es todo fácil: recta llana desde la Hiniesta hasta el giro hacia Valorio y carril bici que entra en Zamora por el bosque. Cansados (yo más), pero muy contentos por hacer una buena velocidad media en estas condiciones (impensable si voy yo solo), paramos en el chiringuito a refrescarnos con una cerveza y un montadito para compensar. Otro día de felicidad.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta