Tiempo  4 horas 9 minutos

Coordenadas 4885

Fecha de subida 24 de octubre de 2018

Fecha de realización octubre 2018

-
-
1.414 m
944 m
0
16
32
63,16 km

Vista 209 veces, descargada 5 veces

cerca de Gavín, Aragón (España)

El recorrido es corto, pero intenso; recomendable para mantenimiento otoñal en una mañana despejada.
El puerto de Cotefablo se sube y baja por las dos vertientes y para rematar la excursión se asciende desde Torla a la pradera de Ordesa para ver el grandioso panorama otoñal de ese valle del río Arazas, cumbre paisajística pirenaica.
Desde Gavín la subida al Cotefablo se hace siguiendo la rambla de Sía, ascenso amenizado por los pliegues complejos de las rocas del Flysch o Turbiditas en las laderas y las pendientes cambiantes; a veces más ligeras, seguidas de otras más pronunciadas.
(Un apunte geológico: en esas rocas, compuestas por la alternancia de arcillas y areniscas en capas finas muy bien separadas, es fácil encontrar en las que caen al arcén unas pistas fósiles llamadas icnofósiles, restos de galerías o huellas del desplazamiento de los invertebrados que vivían en los fondos marinos en donde se formaron esas rocas).
Se pasa el túnel de Gavín, corto, 160 m, sin iluminación. Curva tras curva se prolonga el ascenso que en 11 km nos lleva al iluminado, y más largo (680 m), túnel del Puerto de Cotefablo (1.423 m).
La bajada es muy rápida, más tendida que el ascenso, con curvas de amplia visibilidad, firme excelente y buen trazado. Se llega a Linás de Broto, con una fuente y abrevadero y una iglesia, San Miguel, sobre el río Sorrosal. Luego el caserío de Viu y más adelante el desvío bien señalizado al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, que este año celebra el centenario de su declaración como Parque Nacional, hoy Reserva de la Biosfera y Patrimonio de la Humanidad. A 1 km está Torla, pueblo que merece la visita tranquila, ya en el valle del río Ara, con las murallas del Mondarruego al fondo.
La visión del pueblo, el río, los pliegues calcáreos, los verticales cantiles de calizas blancas y dolomías y las areniscas calcáreas de colores anaranjados-amarillentos, es de las que no se olvidan.
Pasado Torla se sigue la carretera hacia el puente de los Navarros. De aquí parte un ascenso de 5 km por una carretera estrecha de firme bastante malo, llena de baches y rotos que contrasta con la del Cotefablo. La subida es singular porque se van viendo por la derecha las laderas de la Umbría de Ordesa, un prodigio de bosque caducifolio en la sazón otoñal; por la izquierda los farallones rocosos de las areniscas calcáreas del Tozal del Mallo y el Circo de Carriata, el libro abierto del Gallinero, el Circo de Cotatuero y la Fraucata con el Tobacor en lo alto.
Hay que pararse un buen rato para saborear tanta visión.
La vuelta se hace rápida, con una bajada hasta el Puente de los Navarros en la que se bota y rebota por el firme tan malo de una carretera sin mantenimiento.
Desde Torla la subida al Cotefablo es más tendida que desde Gavín, con descansillos y tramos de falsos llanos bien amenos.
Tras pasar el túnel, 680 m, el descenso es más entretenido, con curvas ciegas y más pendientes, rápida bajada para tirar de frenos y buenas trazadas.
En seguida se llega a Gavín, fin de la ruta.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta