Tiempo en movimiento  una hora 42 minutos

Tiempo  2 horas 45 minutos

Coordenadas 2666

Fecha de subida 4 de mayo de 2019

Fecha de realización mayo 2019

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
74 m
15 m
0
4,5
9,0
18,05 km

Vista 118 veces, descargada 0 veces

cerca de Cascais, Lisboa (Portugal)

La Federación Portuguesa de Cicloturismo y Usuarios de Bicicleta (FPCUB) y su congénere española CONBICI, han organizado entre los días 2 y 4 de mayo, en la villa de Cascais, el XVI Congreso Ibérico “La Bicicleta y la Ciudad: Más allá de la movilidad”.
La Asociación ciclista donostiarra Kalapie ha presentado en el grupo “Mejor Ambiente y Salud” una comunicación titulada “La contaminación en el interior de los metros de Madrid y Donostia-San Sebastián.¿De dónde viene la contaminación que respiramos en el metro? ¿Es más saludable moverse en superficie?”.
Asimismo, a continuación Kalapie presentó un avance de los resultados de las mediciones de partículas PM2.5 realizadas con el monitor AirBeam2 en el interior de las 4 líneas del metro de Lisboa, y en varios puntos del exterior de la ciudad, con un debate posterior muy activo y participativo.
En breve Kalapie remitirá a la Organización del Congreso y al Presidente de la FPCUB el informe de la calidad del aire basado en las mediciones realizadas en el interior del metro y exterior (en la calle).
Pero no todo en el interior del metro era polución, pues hasta aquí también llega el arte, esta vez de la activa artista lisboeta Bela Silva, que tiene unas preciosas cerámicas en la estación de Alvalade (se aportan imágenes).
Esta edición del congreso, con muy buena organización por la FPCUB, contó con más de 200 congresistas de Portugal y España, que presentaron un total de 41 comunicaciones.
El congreso se celebró en el auditorio de la llamada “Casa Das Historias de Cascais”, edificio modernista que consta de dos pirámides de color rosa, rodeadas de árboles y que dispone de un museo con una colección permanente de 121 obras, entre óleos, litografías y grabados donados por Paula Rego, que tuve tiempo para visitar, y que verdaderamente mereció la pena (ver imágenes)
Esta artista portuguesa pintó por primera vez un aborto en una obra de arte (se adjunta imagen). No está en el museo.
Señalar que al presentarse todas las comunicaciones en el mismo auditorio, la asistencia fue más numerosa y hubo un mayor contacto y comunicación entre los asistentes. Aspecto este fundamental en los congresos, que no se da cuando se celebran en lugares diferentes y alejados entre sí.
Como colofón del congreso, el día 4 por la mañana se realizó una marcha ciclista circular desde la “Casa das Historias Paula Rego” hasta la bella playa de Guincho, la ida por las vías ciclistas del litoral, y la vuelta, tras pasar un conjunto de dunas impresionantes con su centro de interpretación “Duna da Cresmina”, por el interior hasta encontrarse de nuevo con la vía ciclable de la costa.
La marcha con alrededor de una treintena de ciclistas, tuvo su parada técnica en el inigualable paraje del centro dunar de Cresmina, con vistas sobre las dunas y la playa de Guincho, muy frecuentada por los nativos.
En este insólito enclave, a 23ºC y cielo azul, Manuel Tiago representante de la federación portuguesa (y ex alcalde del municipio navarro de Mindegorria de 2011 a 2015) dio lectura a las conclusiones de los cinco temas tratados en el congreso: Mejores Comunidades, Mejores Accesibilidades, Mejor Economía, Mejor Ambiente y Salud, y Mejor Turismo.
Entre los 27 puntos de las conclusiones del congreso se encuentra el relacionado con la comunicación presentada por Kalapie, que dice lo siguiente:
“Un compromiso por un mundo más respirable implica, de hecho, disminuir drásticamente el nivel de polución del aire, combatiendo así, simultáneamente, las alteraciones climáticas.
Reforzando en este sentido la necesidad de continuar con políticas públicas de reducción del acceso del automóvil al centro de las ciudades, incentivando la movilidad en bici o a pie, el transporte público, aumentando la red de vías ciclables, ampliando las aceras para dar más espacio a las personas y limitando el espacio dedicado al estacionamiento en el centro de las ciudades.
Más allá de que las autoridades ambientales se preocupen de las medidas de la calidad del aire, es importante que la sociedad civil, a través de asociaciones de usuarios de la bici y de movilidad activa, participen en proyectos de ciencia ciudadana de monitorización del aire que respiran, recurriendo, por ejemplo, a dispositivos de medición de la calidad del aire existentes en el mercado, cuyos datos obtenidos deben ser compartidos por todos los agentes interesados en una movilidad más sostenible y saludable”.
Fue en este paraje natural donde casualmente nos encontramos con Carlos Pimenta, ex secretario de Medio Ambiente y otros muchos cargos en su etapa activa (y gran amigo de José Manuel Caetano, presidente de la federación portuguesa desde hace 34 años)...fundiéndose en un gran abrazo (plasmado en imágenes).
Luego José Manuel me decía que gracias a su apoyo la FPCUB ha llegado a ser lo que es.
Y como en las marchas ciclistas de años anteriores de los congresos de Zaragoza y Valencia, esta vez tampoco podían faltar las mediciones de la calidad del aire por partículas PM2.5 que respiramos mientras pedaleamos por los cerca de 20 km recorridos.
Desde Kalapie desde hace tiempo venimos reivindicando una movilidad sostenible y saludable, sin “chupar humos”, que esta vez así ha sido, con niveles prácticamente inexistentes de polución (gracias a la agradable brisa que corría) a excepción del paso de un autobús (se aprecia un pico en la imagen).
Finalmente, agradecer en general la hospitalidad de los organizadores y componentes de la federación portuguesa, y en particular a Irina, responsable técnica del congreso, a José Manuel Caetano y Filipe Beja, que me esperaban en coche a la llegada al aeropuerto de Lisboa, para medir la contaminación del aire de la capital y que luego me llevarían hasta el hotel de Cascais.
Y finalmente a Rita, moderadora de mesa en mi grupo de trabajo, que me permitió excederme en el tiempo de exposición, y que tras la marcha ciclista tuvo la amabilidad de llevarme en su coche al aeropuerto, pues si no no hubiera llegado a tiempo a coger el avión.
Y también por los buenos ratos que pasé con los colegas españoles que conocía de congresos anteriores, Laura, Belén, José Luis...y a los nuevos que he conocido de A Coruña, Vigo, Madrid, Sevilla, Palma de Mallorca, Barcelona, Málaga...animando especialmente a los componentes de la nueva Junta de CONBICI, por la ingente labor que les espera, más si cabe ahora aportando nuestro granito de arena en la lucha contra el cambio climático, para entre todos tender hacia una movilidad más sostenible y saludable.
Muchas gracias a todos. Y hasta octubre del año que viene que nos veremos en el congreso en Barcelona.
Gracias a la brisa marina que nos acompañó a lo largo de la agradable ruta, los niveles de partículas PM2.5 fueron muy inferiores a los 10 microgramos/m3 recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se ve en el gráfico en la zona de color verde. No obstante, se observa un pico en la zona de color amarillo al paso de un autobús, y otros pequeños picos al paso de algunos automóviles. CONCLUSIÓN: Si queremos tener en las ciudades para 2050 CERO emisiones de Gases Efecto Invernadero (GEI) , habrá que empezar drásticamente a regular/prohibir el acceso de los coches al centro de las ciudades.

1 comentario

  • mnarbona 08-may-2019

    Tout pour le vélo. Bonne réussite à Cascais.
    Merci à tout ce que vous faitres pour nous les cyclistes.

Si quieres, puedes o esta ruta