Tiempo  10 horas 3 minutos

Coordenadas 888

Fecha de subida 8 de noviembre de 2016

Fecha de realización junio 2016

-
-
1.508 m
291 m
0
11
21
42,69 km

Vista 378 veces, descargada 5 veces

cerca de Tudanca, Cantabria (España)

Etapa corta, pero que se atraganta bastante por la senda que encontraremos entre la Braña del Tajo y la Majá del Prao.
Nuestra intención era subir por el collado Abellán y seguir la senda del Potro; pero nos quitaron las ganas varios vecinos, al comentarnos que desde el collado hasta la población de San Mamés, el terreno era un sendero y que continuamente estaríamos subiendo y bajando para cruzar varios barrancos.
Así que cogimos la opción, mucho más cómoda, de ir hasta Pejanda por la carretera.
Intensa bajada por asfalto hasta llegar al río Nansa, y se empieza a subir a buscar la carretera hacia Pejanda. Seguíamos el GPS, así que fuimos a buscar directamente Lastra, encontrándonos con un cuestón, de cemento, de unos 200m donde a mitad camino íbamos cayendo uno a uno por un porcentaje que superaba el 20%; pero es que lo que nos quedaba hasta llegar a la carretera, era el postre del atracón anterior. Vale la pena seguir por la carretera hasta enlazar, mucho más suave.
La carretera sigue encajonada siguiendo el curso del río Nansa, y va subiendo con un desnivel medio del 6% durante casi 3 kilómetros, hasta que divisamos la presa del embalse de La Cohilla, endureciéndose hasta alcanzar el acceso a la presa (1km al 10%).
De aquí a Pejanda, nos quedan 5km con tramos de llaneo, siguiendo el embalse, y suave pendiente.
En Pejanda, se puede hacer paradita en Casa Molleda, que será el único lugar donde repostar hasta casi acabar la etapa; aunque no recomiendo pegarse un atracón, que lo que viene a continuación nos puede amargar la digestión.
La subida hacia San Mamés nos reportará otro suculento tramo de 1300m al 10%, hasta llegar al camino por donde llega la Senda del Potro, suavizando hasta la entrada a San Mamés. Aquí tenemos la última fuente antes de llegar a Potes.
Dejamos atrás San Mamés y tenemos por delante 5’5km, de buena pista, en los que salvaremos casi 500m de desnivel; encontrando, para acceder a la Brañavieja, un tramo de 1400 que ronda el 14%.
Llegamos a un prado donde podremos reponer fuerzas, pues aunque lo que queda apenas gana desnivel (estamos en la cota 1490 y hemos de llegar a la cota 1509) tenemos por delante un tramo muy pestoso que discurre por la senda de la romería a la Ermita de la Nuestra Señora de la Luz. Los primeros metros se dejan ciclar; pero empezamos a encontrar tramos de difícil paso encima de la bici, debiendo además atravesar, cuando no seguir varios arroyos en un continuo subir y bajar, con algún pequeño tramo de escalada y rappel. La niebla no os deja ver, pero intuimos que a nuestra izquierda la profundidad es mayúscula, así que casi mejor que no podamos ver nada. MUY IMPORTANTE EN ESTE TRAMO DE SENDA SEGUIR POR ENCIMA DEL TRAKC, que discurre por el GR. En total, la senda discurre a lo largo de 2400m, de los cuáles únicamente los primeros 400m son ciclables. El resto de calcetín, aunque a cortos trechos podamos intentar montar.
Llegamos a la Majá del Prao, y de nuevo rodaremos por pista. Pero ojito, ya que en apenas 4400m perderemos más de 700m de desnivel. Además por un terreno algo suelto en algún tramo. Por una vez ir cargados como mulos, es de agradecer, así por mucho que nuestro culo esté por encima de nuestra cabeza, será difícil que salgamos por encima del manillar.
Bonito paisaje, siguiendo el curso del río Aniezo, aunque apenas podamos disfrutarlo.
Llegamos a Aniezo, donde pensábamos comer, pero el único bar que había ha clausurado sus instalaciones; así que nos toca seguir pedaleando hasta el cruce de Vieda, para ver de comer en la Venta. Lo de pedalear entre comillas, pues, ahora ya por asfalto, nos dejamos caer y ahora sí podemos ir disfrutando del paisaje.
La venta la encontramos cerrada, por la hora a la que llegamos, y no tuvimos más remedio que seguir por carretera hasta Ojedo para poder encontrar donde comer. De ir bien de tiempo, la mejor opción es la indicada en el trakc, dejando la carretera en Frama y siguiendo el cauce del río bullón por la margen izquierda, siguiendo el PR-5 hasta Potes.
Ya en Potes, es casi obligatorio subir al Monasterio de Santo Toribio (2km y 200m de desnivel), y si se llega bien de hora visitarlo y, si no, deleitarse con la panorámica que se nos ofrece del valle del río Deva desde la ermita de mi tocayo.
La bajada por el PR-7 es una delicia y nos llevará a la carretera dejándonos caer hasta el destino final: Potes.
Terminamos el día con poco más de 45km y 1300m
Dormir
Potes
Casa Cayo
Cena a la carta y dormir, salimos por 43€
Habitación doble 45€
Dirección: Calle Cantabra, 639570 Potes
Teléfono: 942730150 – 942730119
Email: informacion@casacayo.com
Web: www.casacayo.com
Las habitaciones más que correctas. La cama cómoda y el único pero es que al estar en pleno centro, en la zona de copas, el bullicio se alarga más de la cuenta, aunque a decir verdad, casi ninguno lo notamos. Para evitar esto, tienen habitaciones interiores a las que no llega el ruido.
Las bicicletas se dejan en el almacén que tienen, a unos 300m del hostal, que sirven para relajar un poco las piernas y dar un pequeño paseo por el pueblo.
02 00.0km 454m Tudanca
02 00.4km 423m
02 05.1kkm 781m
02 17.6km 1490m
02 18.0km 1480m
02 42.9km 291m Potes
02 Ermita Nuestra Señora de la Luz
02 Fin senda20.0km Majá del Prao
02 Fuente Antigua San Mamés
02 Inicio Senda
02 Monasterio de Santo Toribio
02 Pejanda
02 Presa de la Cohilla

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta