-
-
204 m
35 m
0
12
24
48,44 km

Vista 263 veces, descargada 5 veces

cerca de Murcia, Murcia (España)

Coincidiendo con la celebración el 7 de abril del día de las Vías Pecuarias, Murcia en Bici se une a otras asociaciones para visibilizar este ignorado patrimonio público, para contribuir a su defensa.

El Cordel de los Valencianos forma parte de la red de vías pecuarias que conectan Las Sierras de Albarracín y los Montes Universales (Teruel) con Murcia a través de la Cañada Real Conquense. Conocida en este último tramo como Vereda Real de Murcia, esta vía pecuaria recorre 150 km por tierras murcianas, desde el término de Yecla hasta el Puerto de la Cadena. Allí, en las Casas del Portazgo, conecta con la Cañada Real de Torregüera y con el Cordel de Fuente Álamo y la Vereda de Torre Pacheco.

Estas eran las rutas de ida y vuelta que durante siglos utilizaron los trashumantes para desplazarse a los pastos de Murcia o Valencia cuando “bajaban al Reino” para la invernada, desde sus agostaderos en las sierras de Cuenca o Teruel. La magnífica publicación sobre esta vía pecuaria ( “La Vereda Real, 2002) divide su trazado Murciano en cinco etapas, siendo la última la que vamos a recorrer, desde las Casas del Portazgo (Puerto de la Cadena) hasta la Contraparada. Una parte de la etapa discurre por caminos asfaltados pero otra lo hace por caminos de tierra. Por ello, para disfrutar de la jornada, se recomienda bicicleta de montaña o todoterreno.

Además de admirar su trazado original en algunos tramos, podremos tomar conciencia de las agresiones cometidas contra esta vía pecuaria, tanto por parte de propietarios particulares como por la misma administración, incumpliendo la ley 3/1995, de 23 de marzo que declara las Vías Pecuarias “inembargables, imprescriptibles e inajenables”.
Desde Murcia nos dirigimos a La Alberca a través de la vía amable, donde conectaremos con la Cañada Real de Torreaguera, (km 5) vía pecuaria emblemática para los Vecinos de la Alberca que se han movilizado durante años para evitar su desaparición por la avaricia de particulares o instituciones y la dejadez de las administraciones que deberían velar por su conservación.

Desde la Cañada Real de Torreagüera alcanzaremos las casas del Portazgo (Km 10) mediante una suave ascensión (unos 200 m), donde encontramos las ruinas de los dos Castillos del Portazgo (Superior e Inferior), restos romanos y una rambla con un curso de agua permanente (fuente del caño, y diversas pozas), de gran valor paisajístico e histórico. Aquí, una cadena cerraba el paso a rebaños, comerciantes y viajeros hasta que pagaran el correspondiente impuesto (“portazgo”), origen del nombre del Puerto (“de la Cadena”). Se puede visitar el lugar donde estaba la cadena aunque fue retirada hace muchos años, al parecer, por uno de los vecinos de la zona. Parece que los mismo ocurrió con la roca a la que se fijaba uno de los extremos de la cadena, y que tenía las marcas de la cadena, que ha sido trasladada recientemente a una finca cercana. Sería todo un detalle de sensibilidad histórica, y de justicia, que nuestras autoridades restablecieran estos elementos de innegable valor histórico.

Desde las casas del Portazgo, ya en el Cordel de los Valencianos iremos descendiendo suavemente en dirección Oeste, concienciándonos con el estado de la vía pecuaria (en ocasiones es muy patente la apropiación de terrenos por parte de propietarios colindantes) y volviendo de vez en cuando la vista atrás para admirar la sierra de Carrascoy y el singular Cabezo del Puerto. Entre los elementos de interés de este tramo destaca el eucalipto del Mayayo (km 12), la Ermita de Cuevas del norte (Km. 17) y la Ermita del Molino de la Vereda (km 20). Tras cruzar el río Sangonera (Guadalentín, más adelante Reguerón), tendremos que tomar una vía de servicio de la Autovía del Mediterráneo (A7) y avanzar por un puente (el cordel ha quedado cortado en este tramo), llegando a la Cañada de Belén (km 23), donde sobrevive una explotación de ovino que aún utiliza sus derechos de paso y con un poco de suerte, podremos coincidir con las ovejas que, no olvidemos, tienen prioridad frente al resto de vehículos y transeúntes. Es importante no molestar ni a rebaños ni a perros para no estresar a los animales, así como para evitar situaciones desagradables. Posteriormente, el cordel toma dirección Este para cruzar el Segura en la Contraparada, atravesando la singular Rambla de las Salinas (km 27), donde se aprecia claramente su trazado original, en contraste con el rodeo que da la ruta asfaltada para salvar el desnivel de la Rambla de las Salinas. En este tramo el Cordel se conoce como Vereda de las Salinas Reales. Tras pasar bajo un puente de la A7, en las proximidades de Alcantarilla, pasamos por la parte más incómoda de toda la etapa, no solo por la vecindad de naves industriales sino por la constatación de las agresiones cometidas contra la vía pecuaria por parte de nuestra administración. Así, la Autovía del Noroeste (RM15) ha cortado inmisericordemente el trazado de la vía pecuaria y se obliga a dar un rodeo por vías asfaltadas de casi dos kilómetros, con mayor peligrosidad de tráfico. Afortunadamente, esta agresión tiene fácil reparación con un paso bajo la autovía y esperemos que algún día pueda restituirse su trazado original. Continuamos por caminos en dirección a Javalí Nuevo por unos terrenos áridos, en cierto grado de abandono al haber sido utilizados como escombrera o vertederos ilegales, hasta que encontramos de nuevo el asfalto (Camino Yesares). Antes de descender hacia la Contraparada merece la pena detenerse en este punto y observar cómo el Ministerio de Defensa ha utilizado los terrenos de la vía pecuaria para la instalación de la Brigada Paracaidista (Cuartel de Santa Bárbara). Una vez en la Contraparada (km 37) regresamos a Murcia (km 50) por el carril bici del Río Segura.

Referencias
CARM. 2016. Plan de Actuación en la Red de Vías Pecuarias en Murcia 2016-2020. https://www.um.es/documents/3483379/5028716/Plan+VP+CARM+2016-2020.pdf/ae7c55de-d060-4cb2-98c0-8347c856970c

Contreras, A., 2018. Vías pecuarias en Murcia, nuestro legado desprotegido. Nuestra Tierra (La Verdad de Murcia). 1-5-2018. https://www.laverdad.es/nuestra-tierra/medio-ambiente/vias-pecuarias-murcia-20180501005220-ntvo.html

García, P. 2017. El abandono de un patrimonio único y singular. Nuestra Tierra (La Verdad de Murcia). https://www.laverdad.es/nuestra-tierra/medio-ambiente/201704/04/abandono-patrimonio-unico-singular-20170404015556-v.html

García, P. 2017. Asociaciones ciclistas reivindican las vías pecuarias como red pública para facilitar la movilidad sostenible. La Verdad de Murcia. https://www.laverdad.es/murcia/ciudad-murcia/asociaciones-ciclistas-reivindican-20170915014128-ntvo.html

LCDP. 2001. La Cañada Real de Torreagüera, amenazada por las obras de una urbanización. https://lacronicadelpajarito.com/region/la-canada-real-de-torreaguera-amenazada-por-las-obras-de-una-urbanizacion

LEY 3/1995, de 23 de marzo, de Vías Pecuarias. BOE núm. 71. https://www.um.es/documents/3483379/8048752/Ley+1995+de+Vias+pecuarias.pdf/eb91301a-80ed-4194-87d7-1021a2c971e9

Moya Sáez J.A.; Moyano Ortega, M. 2002. La Vereda Real. De Jumilla al Puerto de la Cadena por la antigua ruta de los trashumantes. ISBN: 9788493224240. Editorial Natursport. Murcia, 113 Págs.

Murciaenbici. Nota de Prensa. 22 de noviembre de 2016. http://www.murciaenbici.org/joomla/component/content/article/1217-nota-de-prensa-la-vereda-real-de-murcia-patrimonio-publico-entre-la-usurpacion-y-la-negligencia-.html.

Ruiz, M. A. 2017. Nuestras olvidadas vías pecuarias. La Verdad de Murcia, Blog "Los pies en la tierra". http://lospiesenlatierra.laverdad.es/blog/4088-nuestras-olvidadas-vias-pecuarias.html

Más referencias sobre VVPP en Murcia: https://www.um.es/web/sanidadderumiantes/contenido/lineas-de-investigacion/ganaderia-extensiva-y-trashumante/documentacion

Ver más external

1 comentario

  • Chachegabriel 07-abr-2019

    He visto pocas rutas preparadas con tanto cariño y artesanía.
    Tanto el track, como la información sobre el recorrido, impecables.
    Y mención aparte merece la bibliografía: un recorrido por la historia del despropósito.
    A veces, trabajar por el Bien común es ir contracorriente; lo que carece totalmente de sentido común.
    En todo caso,; !!Avanti Antonio!!

Si quieres, puedes o esta ruta