• Foto de Ruta por el Algarve (III): de Monchique a Lagos
  • Foto de Ruta por el Algarve (III): de Monchique a Lagos
  • Foto de Ruta por el Algarve (III): de Monchique a Lagos

Tiempo  6 horas 25 minutos

Coordenadas 3523

Fecha de subida 6 de enero de 2015

Fecha de realización diciembre 2014

-
-
517 m
-1 m
0
24
49
97,13 km

Vista 634 veces, descargada 4 veces

cerca de Corte Pereiro, Faro (Portugal)

Tercera etapa de la ruta por el Algarve, con salida en el hotel Vila Foîa, cerca de Monchique. Para quien se alojara en esta localidad, la mejor opción es bajar por la carretera nacional por la que se ascendió el día anterior hasta encontrar un cruce a la derecha (oeste) hacia Aljezur.

Bajamos por el alcornocal en el que se halla el hotel (ojo a las curvas cerradas y a la escarcha en invierno) hasta interceptar la carretera de Aljezur, que seguiremos hasta esa localidad. Giramos a la derecha y afrontamos el tramo rompepiernas que nos espera. La carretera empieza siendo algo estrecha y sin arcén, pero va ganando anchura y buen firme y acaba siendo una maravilla. Se suceden los repechos y las bajadas, como alternan los alcornoques y los eucaliptos, hasta que, poco después de haber visto unas señales de GR y de la Vía Algarviana, intuimos que la bajada definitiva se acerca. El tramo es espectacular, pues hay grandes rectas y un desnivel descendente sostenido del 10%, aunque antes de llegar a Aljezur también hay un buen repecho hacia arriba.

Nos quitamos ropa en Aljezur y giramos a la izquierda, buscando el sur. Dado que la carretera por la que transitamos al principio es la nacional, hay que tener cuidado con el tráfico. También está la opción de subir al mirador de Arrifana e intentar progresar hacia el sur por la pista que sigue los acantilados, aunque la longitud de la jornada lo desaconseja.

Tras unos fáciles repechos, la N120 gira hacia el sureste, buscando Lagos (vía de escape si algo no marcha del todo bien), y nosotros continuamos hacia Bordeira-Carrapateira por una carretera algo más estrecha de firme irregular. Tras unos kilómetros ascendentes, bajamos bruscamente y dejamos a la izqueirda Bordeira. Unos tres kilómetros más adelante, alcanzamos las afueras de Carrapateira y nos permitimos el lujo de ir a ver la inmensa y bella playa desde el mirador que hay a tal efecto.

Volvemos a Carrapateira y, tras reponer fuerzas, seguimos hacia el sur, casi siempre subiendo, hasta alcanzar Vila do Bispo. Nuestro objetivo en este día era ir al Cabo de San Vicente, por lo cual entramos hasta el mercado municipal, desde donde parte la pista que da acceso al cabo de forma más directa. Desgraciadamente, una ojeada al cielo y al reloj nos convencieron de que se nos iba a hacer de noche y decidimos renunciar por esta vez a la magnífica visión de los acantilados vicentinos.

Atravesamos Vila do Bispo (desde el mercado, mejor no seguir el track y tomar la calle que va directa hacia el sur, ahorraremos una vuelta) y tomamos la transitada carretera hacia Lagos, un rompepiernas criminal que, afortunadamente, cuenta con un buen arcén. Renunciando a recortar un par de kilómetros o tres, llegamos hasta el centro de la ciudad por la antigua circunvalación, que nos ofrece unas vistas impresionantes de las murallas y de Meia Praia.

Las opciones de alojamiento y restauración en Lagos son casi infinitas, aunque en verano los precios suben como la espuma.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta