• Foto de TRANS CANTÁBRICA: 13º Día: Doberganes - San Salvador de Cantamuda
  • Foto de TRANS CANTÁBRICA: 13º Día: Doberganes - San Salvador de Cantamuda
  • Foto de TRANS CANTÁBRICA: 13º Día: Doberganes - San Salvador de Cantamuda

Coordenadas 9485

Fecha de subida 5 de diciembre de 2013

Fecha de realización diciembre 2013

 Mostrar elevación

Vista 499 veces, descargada 5 veces

cerca de Dobarganes, Cantabria (España)

-Fecha: 25-7-2011

-Nuria, Polo, Dani Parro y Joshe

-Distancia: 63 Kms

-Tiempo: 5:56 h

-Velocidad media: 11:77 Km/h

Después de dormir mas o menos bien debajo del pórtico de la iglesia de Doberganes, hemos bajado hacia la carrertera del puerto de San Glorio, aunque sin saber que era esta la que te lleva alli arriba.

Llegando a Vejo, el libro que seguimos nos indica, un poco tontamente, que bajasemos por un sendero que nos costó pasar, pero llegamos a Vejo.

Pero lo peor vino después: estuvimos subiendo valle arriba, y durante mucho tiempo empujando la bici, recuerdo que llevamos alforjas, hasta que nos hemos liado un poco. El perfil nos indicaba que era mas empinadada la subida a partir de unos kilómetros mas adelante, con lo cual, estábamos viendo que no podríamos subir cuando el camino se complicara un poco mas.

Pero cuando nos hemos dado cuenta hemos salido a la carretera, que la teníamos a nuestra derecha en lo alto, y al llegar hemos parado un coche, un todo terreno, que llevaba GPS y nos ha confirmado que estábamos perdidos, muy lejos de donde tendríamos que haber llegado ya.

Hemos tomado la decisión de bajar por carretera, en 20 minutos lo que nos había costado toda la mañana subir por camino, y a su vez elegir otra carrertera alternativa para encontrarnos mas adelante con nuestra ruta.

Eso nos ha hecho pasar por una carretera preciosa que nos subió hasta Dobres, pasando antes por un par de túneles con unas vistas preciosas del valle.

A partir de este pueblo hemos hecho una de las subidas quizá mas largas de toda la ruta de la transcantábrica, ¡nunca se acababa! pero merece la pena subir a ver esos paisajes alucinantes.

Subiendo hemos conocido a una mujer mayor, que volvía del campo, que nos ha hecho saber que arriba nos encontraríamos con unos mastines y que alguna vez a alguien se les habían tirado. Pues tenía razón la mujer, alli estaban esperándonos detrás de la valla que hemos tenido que sortear, guardando un rebaño de vacas tudancas, pero hemos tenido suerte y no hemos renido ningún problema con ellos, ni con las vacas. Para salir de la finca, ya estábamos dispuestos a saltar la puerta, pero hemos tenido la suerte de que estaban por alli los ganaderos y nos han abierto la puerta para salir.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta