-
-
2.275 m
3 m
0
128
256
511,53 km

Vista 1169 veces, descargada 12 veces

cerca de Llançà, Catalunya (España)

De las travesías de larga distancia que se pueden realizar en la Península Ibérica, seguramente las más espectaculares, paisajísticamente hablando, son la Transpirenaica y la Integral de la Cordillera Cantábrica, pero también son las más exigentes físicamente, esfuerzos que compensan con creces tantos estímulos para la vista, a poco que la climatología acompañe.
Estos son los primeros 550 kms. de la Transpirenaica (algo más de la mitad), realizados en bicicleta de montaña con alforjas y en 9 dias.
El recorrido está basado en la clásica guía de Jordi Laparra “La Travesía de los Pirineos en BTT”, y siguiendo en su mayor parte el track del siempre fiable Zinaztli (en Wikiloc o en su estupendo blog) aunque con algunas variantes en zonas concretas y cambiando casi totalmente el trazado de la tercera etapa.


Etapas:

Día 1: Llançá – La Jonquera . 43 kms. / 830 m. de desnivel acumulado.

Por problemas técnicos ese primer día comenzamos a rodar por la tarde y solo pudimos llegar a La Jonquera, donde hay varios hoteles, hostales y pensiones... y muchísimos camiones.

Día 2: La Jonquera – Castellfollit de la Roca. 70 kms. / 1680 m. desnivel acumulado.

Tramos muy bonitos especialmente en el cañón de la parte final (cerca de Sadernes). Desde Montagut nos desviamos hasta Castellfollit. Vale la pena conocer esta enriscada población. Allí alojamiento, cena y desayuno en el hostal-pensión Can Paula con excelente relación calidad-precio y buena atención.

Día 3: Castellfollit de la Roca – Ribes de Freser. 73 kms. / 2007 m. desnivel acumulado.

Internada en el frondoso Vall de Bac, paso por Camprodom y subida posterior por asfalto primero hasta Tregurá Dalt y por pista de tierra luego hasta Collet Gralla. Para tomarla con calma. Alojamiento y cena en un hostal “normalito”.

Día 4: Ribes de Freser – Guardiola de Berguedá. 68,5 kms. / 1330 m. desnivel acumulado.

Esta etapa se aparta casi en su integridad del recorrido “oficial” y se rueda por asfalto por carreteras con muy poco tráfico. Se va directamente a Planoles y de allí a Toses, donde se inicia la subida al collado del mismo nombre que se hace un tanto pesada por su casi continuo desnivel del 10 %. Al llegar al alto se puede seguir por la pista que parte a la izquierda y que enlaza directamente, por detrás de la loma, con la carretera que va al Coll de la Creueta. Nosotros, por necesidades logísticas, bajamos a La Molina y volvimos a subir de nuevo hasta esa carretera. No se pierde nada importante si no necesitas bajar a la Molina y te ahorras ese tramo de ida y vuelta en el track. La subida al Coll de la Creueta es bastante suave y la bajada hacía La Pobla de Lillet es un auténtico disfrute, con unas vistas espectaculares. Alojamiento en Guardiola de Berguedá en Casa Duaner, donde disponen de algunos repuestos de bici o te los pueden traer de una tienda en Berga, también se puede cenar allí mismo en el restaurante de L´Aví del Barça (si no eres del Madrid, jeje). Buen servicio y atención.

Día 5: Guardiola de B. - Noves de Segre. 70 kms. / 1719 m. desnivel acumulado.

Atravesamos en esta etapa el Parque Natural de Cadí-Moixeró, por pistas montañeras y parajes espectaculares y luego carreteras secundarias sin tráfico . Alojamiento en amplio apartamento de casa particular en Noves de Segre (Montse Fusté, 973 38 73 36 y 973 35 31 12), no había otras opciones en el pueblo.

Día 6: Noves de Segre – Llavorsí. 53 kms. / 1302 m. desnivel acumulado.

Subida casi continua desde el inicio hasta el área recreativa de la estación de esquí nórdico de Sant Joan de Lerm y luego bajada por pista bastante destrozada en muchos tramos. Los kms. finales hasta Llavorsí son por carretera. Pernocta y cena en el camping Riberies, en el mismo pueblo.

Día 7: Llavorsí – Espuí. 60 kms. / 1640 m. desnivel acumulado.

Podremos disfrutar de magníficas panorámicas de los Pirineos, desde los altos collados de esta etapa, entre pastos de alta montaña poblados por plácidos rebaños de vacas y caballos. La Portella es el techo de la misma a casi 2300 m. de altura. La serpenteante bajada hacía el valle
Fosca tampoco tiene desperdicio. Alojamiento y cena en hotel rural en Espuí.

Día 8: Espuí –El Pont de Suert. 54 kms. / 1375 m. desnivel acumulado.

El tramo final de la subida y el principio del descenso (unos 2 o 3 kms. en total) del Coll D´Oli, que se afronta en la primera parte de esta etapa, son absolutamente imposibles de hacer montados en bici con alforjas. Asi que toca empujar o incluso levantar a pulso la carga para superar zonas rocosas escalonadas. El resto de la etapa es mucho más fácil aunque no dejaremos de encontrarnos importantes subidas. Y, una curiosidad, a partir del Coll d`Oli los tejados de las casas dejan “repentinamente” de ser de pizarra y vuelven a ser de teja árabe. Alojamiento en uno de los varios hostales del Pont de Suert y cena en el restaurante La Pizzería que dejaba muchísimo que desear.

Día 9: El Pont de Suert – Campo. 60 kms. /1370 m. desnivel acumulado.

Salimos del valle del Noguera Rivagorçana (abandonamos Cataluña y entramos en Aragón), por las empinadas cuestas, primero de asfalto luego de tierra, que nos llevan a Bonansa. Bajamos el puerto del mismo nombre por carretera y comenzamos la última subida larga del día, siguiendo por asfalto hasta Espés y continuando por pista de tierra, en mal estado, hasta los altos del Tozal de Selvaplana desde donde podemos disfrutar de expléndidas panorámicas de las moles pirenaicas y el entorno del Maladeta. La bajada final hasta Seira en sus últimos kilómetros es de cuidado: pista descarnada y fuertes pendientes. De allí a Campo por carretea con tráfico. En esta población hay camping y varios hoteles.

Fin del periplo por este año. Por falta de tiempo el resto de la Transpirenaica se queda para otra ocasión.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta