Tiempo  9 horas 18 minutos

Coordenadas 925

Fecha de subida 7 de junio de 2013

Fecha de realización mayo 2013

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
772 m
175 m
0
12
23
46,5 km

Vista 1626 veces, descargada 23 veces

cerca de Ardales, Andalucía (España)

4ª Ardales-Antequera 50Km 1580m de desnivel (1400 de desnivel negativo) y 5”00’ con la bici en movimiento...

Después de estar toda la noche lloviendo, y aún lo hacía cuando nos levantamos, para la jornada de hoy, nos temíamos lo peor, aunque afortunadamente, mientras desayunábamos, poco a poco se fue despejando, por lo menos hacia la parte que nos tocaba recorrer, lo que supuso un gran alivio.
Desafortunadamente, uno de los compañeros tuvo que abandonar tras pasar una noche de perros, por culpa de una gastroenteritis, provocada, casi con toda seguridad por el agua de alguna de las fuentes de las que nos surtimos; y es que con los días de lluvia que nos antecedieron, no era de extrañar que estuvieran removidas y hubiesen dejado de ser ese líquido insaboro, inodoro y transparente, al que estamos acostumbrados.
Estábamos intrigados, preocupados y a la vez deseosos de ver como sería la senda que baja de la Mesa hasta El Chorro, pues tras la divertida experiencia del collado de Lifa, pensábamos que nada sería pero que aquello y con esas nos pusimos en camino.
Ya nos advirtió el hijo del dueño de la pensión, aficionado al BTT, de lo que nos íbamos a encontrar nada más salir de Ardales, y creo que se quedó corto, pues no se si aquello era realmente duro, o es que lo pillamos en frío; pero casi me atrevería a decir que fueron los dos kilómetros más duros de toda nuestra travesía, que además fueron acompañados por la rotura, una vez más, de la misma cadena.
Aquí ya nos pusimos en serio, y nos dejamos de tonterías, y en vez de aprovechar los “pins” de la cadena, sacamos un “pin” de los que suministran para montar la cadena (eslabones de enganche ya no llevábamos) que aunque caros, demostraron su eficacia y esa cadena todavía está dando vueltas por el monte.
Superados los duros kilómetros iniciales, el resto nos fuimos los comiendo con bastante facilidad hasta llegar a la balsa de la Mesa de El Chorro (si alguien tiene más tiempo que nosotros, en la subida hacia la Mesa, puede parar un rato y visitar las ruinas mozárabes de Bobastro).
Tras acercarnos a un criadero de buitres, ver la hendidura del Desfiladero de Gaitanes, acojonarnos viendo los restos del Caminito del Rey (pasarela construida para llevar materiales y realizar tareas de mantenimiento en la central eléctrica de El Chorro, a principios del siglo XX) y mirar perplejos la subida que teníamos hasta el Puerto de Flandes, en la Sierra de Huma, decidimos aventurarnos en la trialera que teníamos delante, a ver que nos encontrábamos.
La trialera tenía de todo, y salvo un par de tramos de roca y alguno provocado por algún desprendimiento, lo cierto es que no nos defraudó y disfrutamos de la bajada, eso sí, extremando la precaución en algún punto. Fueron dos kilómetros bastante divertidos. Lo más penoso de todo nos lo encontramos al final, al llegar al asfalto, donde un cartel informativo, que puesto en Ardales estaría muy bien, pero aquí era una trampa, invitando a subir por allí en bicicleta. Una vez más, la oficialidad dando muestras de su ignorancia. Lamentable.
Corta visita a la aldea de El Chorro y, como curiosos ferroviarios, también a su peculiar estación, ubicada entre dos túneles, estampa más propia de otras latitudes.
Y ahora la Sierra de Huma, 5 kilómetros y 440m de desnivel, que vistos desde la balsa, nos habían asustado. Nada, los primeros kilómetros con suaves pendientes y rodeados de una espesa boscosa que poco a poco fue desapareciendo, conforme ganábamos altura, y lo habitual cuando inicias una subida con suavidad, es que en algún momento aparezcan unas rampas que te obligan a darlo todo, y aquí se volvió a cumplir el parámetro, además encontrando en estos tramos el terreno algo más suelto.
Alcanzamos la primera cota y aún nos quedaba, tras un leve descenso seguir escalando hasta llegar al puerto de Flandes, desde donde empezamos un vertiginoso descenso hasta el Valle de Abdalajís, después de echar un vistazo a lo que nos rodeaba, y ver si éramos capaces de ver alguna de las tumbas romanas que hay por aquí, aunque nosotros solo viésemos nubes cargadas de agua amenazándonos. Poco después de superar el puerto, en el cortijo, hay una fuente donde repostar.
En la bajada, como bien decís en la TAD, prestad atención para desviaros y no seguir por asfalto, la entrada por el camino es más atractiva.
Comimos en una Venta a las afueras del pueblo donde nos trataron de maravilla, además de estar muy bien informados de la existencia de la TAD, enseñándonos los mapas y el rutómetro que aparece en la página.
Antequera la teníamos a un paso y una cuesta. Unos siete kilómetros nos separaban de nuestro último collado, muy llevaderos, por buena pista y rodeados de campos verdes; pero como para todo hay un pero, para que nuestra subida no fuese tan apacible, se puso a llover, y es que estábamos condenados.
Para colmo, en el collado empezó a girar aire y otra vez a pasar frío. El descenso hasta Antequera, pasando por la Magdalena y el sendero de las Arquillas fue dantesco, empapados, tiritando de frío, con los cambios saltando y lo más penoso, no haber podido disfrutar de la espectacularidad del sendero, sobrevolando el arroyo de la Magdalena, por la ladera del pico Hacho.
Y cumpliéndose una vez más la Ley de Murphy, en cuanto pisamos suelo urbano, dejó de llover, por lo que hemos decidido poner una reclamación. Así que si sabéis contra quién hay que ponerla, hacérmelo saber…..
Llegamos al hostal tiritando, y en lugar de reconfortarnos con una buena ducha, nos tocó acercarnos a una tienda de bicis en busca de recambios para reparar nuestras monturas

Comer, en el Valle de Abdalajís, en la Venta “Los Atanores”, de 12. Aquí como a las calificaciones de deuda, a las tres BBB, hay que añadir una A+, por la atención que nos mostró la camarera, de cuyo nombre, lamentablemente no me acuerdo.
Dormir en Antequera, en el Hotel Número Uno Tlf: 952 84 31 34 (Pepe, el dueño, que nos trato estupendamente, se merece un puesto en el top ten de los alojamientos, gracias por todo), donde por 37€, por cabeza, dormimos (habitaciones espaciosas y camas cómodas), cenamos de escándalo y desayunamos, como para no tener que comer el resto del día, además de lavar la ropa http://www.hostalnumerouno.com/


Fotos: https://www.dropbox.com/sh/je2r927tf0986m5/KBcpmUcxMA/VueltaAIberiaX20134ArdalesAntequera?authkey=Gv1sRgCOzD0qTklsPn5QE
Caminito del Rey: http://www.diariosur.es/videos/malaga/actualidad/2350688312001-espectacular-video-caminito.html
Fondo
568 m
540 m
Camino
Camino
Camino
454 m
504 m
482 m
Fondo
Camino
200 m
Camino
Calle Lucena 42
4 Bobastro, ruinas mozárabes
Antequera
4 Desfiladero de Gaitanes
4 El Chorro
620 m
17-MAY-13 12:13:20
Huerta Del Chorro

1 comentario

  • Foto de Gabideardales

    Gabideardales 22-mar-2019

    Haremos está ruta, en marcha nórdica.
    Un trabajo estupendo, buenas y detalladas explicaciones. Gracias

Si quieres, puedes o esta ruta