Tiempo  12 horas 50 minutos

Coordenadas 1376

Fecha de subida 9 de enero de 2016

Fecha de realización junio 2015

-
-
524 m
32 m
0
17
34
68,95 km

Vista 310 veces, descargada 8 veces

Tenemos por delante la etapa más dura de toda esta travesía, a la que, encima, tuvimos que añadir unos cuantos kilómetros y metros de desnivel más, al tener que buscar un lugar donde comer, ya que casi toda la etapa discurre por zonas deshabitadas.
El inicio ya empieza siendo duro, pues la perdida de altura nada más salir, nos obligará a tener que superar, así para desayunar, 250m en apenas 3km (8.0%), pero con rampas que alcanzan el 15%, especialmente los últimos 500m antes de entrar en el Parque de Atracciones del Tibidabo.
En estos primeros kilómetros hemos de tener mucho cuidado con la pista de acceso a Valvidriera, pues a pesar de ser de tierra, infinidad de vehículos la utilizan para acceder a un colegio, y todos, absolutamente todos los conductores van con mucha prisa, hasta el punto que nos amotinamos, la ventaja de viajar en grupo, y decidimos ocupar toda la pista para hacerles reducir la velocidad y dejar de tragar polvo.
Vamos ganando altura y la última cuesta antes del Tibidabo se atraganta, pero las vistas valen la pena.
Como justo premio, o castigo por bajar tanto, tenemos por delante casi doce kilómetros que nos harán bajar de los 500m del Tibidabo hasta los 90m en Montcada, con un único repecho de unos 500m para pasar al lado del Turó de la Margarola, y que luego iremos pagando. El descenso es muy rápido por carretera, pistas asfaltadas y pistas de tierra, y con varias cadenas para impedir el acceso al parque a los vehículos a motor. La única ventaja de esta larga bajada, es que todos los kilómetros cuentan para llegar al final.
Huyendo del asfalto y las aglomeraciones, en lugar de bordear al Turó de Montcada, decidimos atravesarlo. Aunque si lo “fuésemos sabido…” Son sólo dos repechos, de unos 40 metros de desnivel cada uno; pero que dos repechos. El primero, de unos 500m de longitud, tiene una pendiente media del 8%, pero con 100m en el medio que superan el 20%. El segundo, de apenas 300m, supera de largo el 12% de media, con algún tramo rondando el 25%. Eso sí, entremedias encontramos, la que hasta ahora era la única fuente que nos pillaba de camino, fuera de un núcleo habitado, la Font de la Mitja Costa, fresca y buena.
Precaución en el siguiente descenso con mucha inclinación, que nos dará entrada al municipio de Montcada, donde encontraremos una tienda de bicicletas (bicicletas Action) y que nos vino muy bien para hacer un par de reparaciones.
Salimos de Montcada, cruzando el río Besós, por la carretera BV-5001, con bastante tráfico al principio, pero en cuando cogimos otra carretera, a la izquierda, la BV-5011, el tráfico desapareció, al tiempo que empezaba a cambiar el perfil. Y es que por delante tenemos casi 6km en los que salvaremos 400m de desnivel (7%) hasta llegar al collado de La Coscollada. Los tres primeros kilómetros, por la carretera, mantienen una pendiente casi constante del 6%, pero nada más desviarnos a la izquierda, poco después de pasar una cantera. Aquello empieza a cambiar. Rodamos por una buena pista, cuyo primer kilómetro nos deja una pendiente media del 9%, y agradecidos por pillar algo de sombra; pero los últimos 700m que nos quedan para alcanzar el collado, son terroríficos: una pendiente media del 11.5%, con una máxima del 16%, y a desprotegidos del sol y del aire.
Aquí hay una modificación a mano del trakc (está comprobada y se puede hacer), y es que nuestro trakc nos llevaba directamente al albergue del seminario de La Conrería, donde pensábamos que podríamos comer, pero no pudo ser y preguntando, nos dijeron que lo mejor era acercarnos a La Conrería, que había un buen restaurante, y que sólo estaba a unos tres kilómetros. Preguntamos si había que bajar o subir mucho, y nos dijeron que no, que el camino era prácticamente llano… Unos cojo….y es que, en esto de la bici, por más que te la pegan, nunca se escarmienta.
Por eso la modificación, hecha a mano. El trakc se puede seguir perfectamente, y nos lleva directamente al Restaurante Els Castanyers, donde ciertamente comimos muy bien, a muy buen precio. Aquí pudimos repostar agua en la fuente.
Toca subir, para retomar nuestro trakc, cruzando La Conrería, camino del seminario. Continuamos subiendo suavemente, por buena pista, hacia el Turó de Galceran, siguiendo a partir de aquí un perfil sube y baja, que nos llevará hasta Alella Park y el restaurante Can Gurguí (aquí pretendíamos comer, ya que nos pillaba a mitad de camino, pero nos dijeron que cierra entre semana, tfno. 935 72 90 20, por eso alteramos el recorrido). Lo que si encontramos fue agua en la fuente.
Empezamos a bajar hacia el Torrent de Can Maimó, y justo al bordear un más, nos encontramos con un tramo de terreno muy inclinado y bastante roto (60m en 400m), por lo que toca extremar la precaución. Vamos remontando el torrente, ya por buena pista, y giramos en dirección al Turó de Banús, del que nos separan poco más de tres kilómetros con una pendiente media del 6%. Poco antes de coronar, nos encontramos el complejo de les Tombes de Can Boquet, que bien merecen una paradita para visitarlas, pudiendo contemplar alrededor varios dólmenes.
Durante tres kilómetros, volvemos a enfrentarnos a un perfil rompepiernas, con continuas bajadas y subidas, hasta llegar a la ermita de San Bartomeu de Cabanyes, cogiendo la carretera dirección a Orrius, rodando por ella un kilómetro, justo al salir de una curva a derechas, nada más pasar la verja de entrada a la cantera.
Nos vamos a encontrar un buen repecho, corto, pero duro a estas alturas. Una vez superado rodamos por una pista ancha, con tendencia a descender, aunque nos vamos a encontrar con algún que otro repecho, hasta llegar a la urbanización de Sant Carles.
Si vamos escasos de agua, al llegar a la carretera, a mano derecha, en un carril que entra pegado a la fábrica de material para la construcción, está la fuente de Can Cortés. Nosotros no entramos, pero nos lo dijeron los vecinos de la urbanización y unos ciclistas que encontramos.
Y a partir de aquí, se acabó el paseo. De entrada nos vamos a encontrar con la subida a la Torrassa del Moro, con 2km en los que salvaremos 150m de desnivel (7.5% de pendiente media). Los últimos 300m a la Torrasa del Moro son de ida y vuelta. Ahora un suave descenso nos llevará a Can Bordoi.
Cruzamos la carretera y empieza la última subida de la etapa, y que nos adentra en la Sierra del Montnegre y el Corredor. Tenemos por delante 5’5km de subida para sortear un desnivel de 200m. y aunque, la pendiente media no sea excesiva, si nos vamos a encontrar alguna rampa que nos hará apretar los dientes. A poco de cruzar la carretera, a unos 300m a la izquierda, está el castillo de Llinars, pudiéndolo visitar (a nosotros nos pilló casi de noche y así no valía la pena), y luego retomar el camino. Rodamos por una pista ancha, primero asfaltada y luego de tierra, pero bien pisada, por donde se rueda bien. Pasaremos por Sant Andreu del Far y Can Bosc, poco antes de culminar la subida cerca del Puig Aguilar.
Nada más iniciar el descenso, nos desviamos hacia Can Arenes, y cuidado con meterse en la casa, aunque los dueños ya deben de estar acostumbrados por lo poco que les sorprendió que nos confundiésemos de camino.
El descenso hasta Can Freginals, es espectacular, por una pista estrecha y bastante rota, pero de esas que se disfrutan bajando, y eso que lo hicimos con la luna bastante alta. Afortunadamente era llena.
Al final nos salieron 79km y 2130m de desnivel.
Agua: afortunadamente, aquí sí encontramos agua en un par de puntos del camino
Alojamiento
Can Freginals
Telèfon: 93 103 30 72 / 696 01 10 40. Media pensión por 45€
info@canfreginals.cat
http://www.canfreginals.cat/es/
Fue una suerte encontrar este alojamiento en medio del PN de las Sierras de Montnegre y el Corredor, aunque para poder alojarnos tuviésemos que desviarnos del camino, pero peor hubiese sido tener que bajar a buscar en los pueblos que circundan el parque.
La atención por parte de Carla exquisita, y el menú (con tres opciones para elegir) muy acertado después de un duro día de pedaleo. Detallazo, el de recibirnos con unas cervezas y una picaeta, mientras se preparaba la cena y nos duchábamos.
Sin duda un buen lugar donde pasar un fin de semana con la familia, especialmente si hay niños, o amigos, o simplemente hacer noche en medio de una travesía.
Gracias por todo, Carla
06 01.1km 244m
06 04.5km 507m
06 63.5km 432m
06 Can Freginals
06 Dolmen de Can Boquet
06 El Tibidabo
06 font de Mitja Costa
06 Rte Els Castanyers

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta