Tiempo  12 horas 17 minutos

Coordenadas 3904

Fecha de subida 6 de octubre de 2015

Fecha de realización septiembre 2015

-
-
690 m
144 m
0
25
51
101,97 km

Vista 1759 veces, descargada 39 veces

cerca de Saucelle, Castilla y León (España)

La tercera etapa comienza en Saucelle, saliendo por una pista que se convierte en un entretenido sendero estrecho que acaba en la carretera; nos lleva al río Huebra en descenso prolongado y desde el puente de la Molinera nos sube por carretera hasta un mirador sobre el río Camaces. En primavera adecuada se forma aquí el Cachón de Camaces, un salto de agua de grandes proporciones del que ahora se ven las rocas erosionadas. Seguir la carretera hasta el Puente del Ojo que lo cruza y subir hacia la Torre de San Leonardo, una ruina de la antigua iglesia. Luego por el camino de San Leonardo se llega a Hinojosa del Duero y se sube hasta la Ermita de San Pedro desde donde se toma el estrecho y técnico sendero que nos lleva a La Fregeneda pasando por debajo del viaducto de la antigua vía de tren que comunicaba con Portugal. De La Fregeneda salimos por carretera y bajamos hasta la frontera, el Muelle fluvial de Vega Terrón hasta donde llegan los cruceros que recorren tramos del Duero. Cruzamos por un viaducto abandonado en estado precario hasta Barca d'Alva, ya en Portugal, y tras intentar seguir la vía abandonada nos vemos obligados a seguir la carretera 221 que nos lleva en dirección Sur a Figueira de Castelo Rodrigo. Desde Barca de Alva hasta Escalhao hay 13 km de subida continua, pero tendida que se hace a ritmo. Luego hasta Figueira es más llano. Aquí tomamos dirección Noroeste por la 332 hacia Almendra y luego la 222 hacia Vila Nova de Foz Côa, final de la etapa.
En la Fregeneda nos dicen que está en proyecto hacer una vía verde ciclable sobre el antiguo trazado ferroviario que conectaba con Portugal a través de variados túneles y viaductos, actualmente muy en precario, que los vecinos desaconsejan recorrer a pie; en bici imposible, aseguraron. Les hicimos caso.
Los datos del gps: 102 km; 1809 ascenso; 2010 descenso.

La senda del Duero es una ruta que recorre el río Duero desde su nacimiento hasta la frontera con Portugal, desde Soria hasta Salamanca, en un trayecto de más de 750 km y que aparece en la página del magrama (ministerio de agricultura y medio ambiente), sendas naturales. Allí hay información de las etapas pensadas para hacer a pie, pero que se pueden recorrer con la bici de montaña en gran parte.
Nosotros hicimos una parte del camino, entre las ciudades de Zamora y Oporto, en la desembocadura del río. No siempre pudimos seguir la senda porque llevábamos unos tracks descargados de esta página que en apariencia recorrían el GR 14 o senda del Duero, pero luego vimos que muchas veces el track se apartaba de la senda y discurría por carretera evitando las sendas con dificultad.
La señalización de la ruta es muy buena salvo en los pueblos, en los que se pierde con frecuencia, pero hay postes de madera que indican el camino bueno y el equivocado, muchos paneles informadores en los pueblos con datos de altimetría, puntos de interés y otras indicaciones útiles.
Hay predominio de pistas, algún tramo de carretera y algunos senderos nada fáciles. A veces hay que desmontar por los escalones de piedra o el sendero sólo para paseantes.
Al llegar a la frontera con Portugal la senda se acaba y no se puede seguir por la vía abandonada del tren que iba desde Barca de Alva a Pocinho. Lo intentamos, pero es imposible por el deterioro de la vía y la ocupación por vegetación y edificaciones sobre el antiguo trazado. Eso significa que hay que tomar la carretera y dar un rodeo importante; lo que se suponía 28 km se convierten en más del doble con desniveles a tener en cuenta.
Desde La Fregeneda hasta Barca de Alva está previsto hacer una vía verde sobre el antiguo trazado ferroviario, pero ahora no es más que un proyecto.
El resto de la etapas hasta llegar a Oporto es por carreteras secundarias con poco o ningún arcén y escaso tráfico salvo en horas determinadas. Es un sube y baja continuado que resulta ameno por los parajes tan interesantes que se atraviesan, sobre todo el tramo del alto Duero portugués, patrimonio mundial por el cuido de los viñedos que son el origen de los vinos de Oporto.
Queda para otra ocasión recorrer entera la senda del Duero por los senderos originales, pero estas etapas han sido un aperitivo interesante.

3 comentarios

Si quieres, puedes o esta ruta