-
-
263 m
50 m
0
12
24
47,63 km

Vista 62 veces, descargada 1 veces

cerca de Brañes, Asturias (España)

Para realizar nuestra ruta por la zona Centro (CE3-1) la iniciamos en el  Conjunto Medieval de Brañes (43.41236, -5.91487).

Se trata de una construcción bajomedieval, posterior al siglo XIII, en un estado de conservación aceptable, aunque muy tapado por la vegetación circundante y un handicap importante y es que sigue siendo paso de vehículos en la actualidad.
Para poder ver bien el puente, tenemos un camino que veremos fácilmente y que baja hacia un molino en ruinas y una presa. Saltando varios muretes, llegamos al lecho del río, desde donde podemos contemplar el puente y realizar fotografías aprovechando el perfil de la presa o bajando, en la medida de lo posible al lecho del río.
Para ir al siguiente puente de la ruta, el de Gallegos, cruzaremos el puente y por una carretera bastante estrecha y empinada, seguiremos las indicaciones hacia Castiello. Sin desviarnos en ningún momento, llegamos a la AS-240, Biedes-Posada de Llanera. Al salir a la misma, giramos a nuestra izquierda hasta llegar a Biedes, en un cruce con la AS-233, junto al Restaurante Casa Edelmiro. Este restaurante, está especializado en fabada y pote, en una rústica casa de 1890 con jardines y una panera.
Nos incorporamos a la AS-233, dirección Trubia, hasta llegar a El Escamplero. En este lugar, a pocos metros del desvío hacia Santullano, por la AS-234, está El Tendejón de Fernando, establecimiento hotelero que ofrece como plato estrella la fabada asturiana. Para visitar nuestro próximo puente, tomaremos la AS-232 en dirección San Claudio y Oviedo. Tras recorrer 2 Km, llegamos al pueblo de Gallegos donde, a la salida del pueblo, después de pasar el puente sobre el río Nora, tomamos un cruce a la izquierda que indica Rodiella y La Vega. En pocos metros llegaremos al puente medieval. La primera referencia escrita es de 1247. Forma parte del camino de Santiago, en la ruta trazada por Alfonso II El Casto por donde pasan multitud de peregrinos cada año.
Después de disfrutar de este magnífico puente, volvemos sobre nuestros pasos para llegar de nuevo a El Escamplero, donde giraremos a nuestra izquierda, otra vez por la AS-233, dirección Trubia, hasta llegar a San Pedro del Nora. Allí podemos visitar la Iglesia del mismo nombre, del siglo X y que es una de las joyas del Prerrománico Asturiano. Unos cientos de metros después de cruzar el puente sobre el río Nora, llegamos a la presa de Priañes. A nuestra derecha, pegado al muro desde donde vemos la presa, hay un sitio para un coche. Si caminamos unos metros cuesta arriba a la derecha, hasta llegar al lado de una casa que encontraremos, vemos el único arco de los 6 que tenía en origen el Puente Gubín, en Udrión, sobre el río Nalón. Este puente, posiblemente del siglo XV, forma parte de la ruta llamada "camín de Grao", como alternativa a la que transcurre por Gallegos, El Escamplero y Peñaflor.
Dejamos el Puente Gubín para seguir hasta Trubia, a donde llegaremos después de pasar el puente sobre el Nalón en la N-634. Al llegar a Trubia, por la AS-228, enfrente de la Fábrica de Armas de Santa Bárbara, encontramos las indicaciones hacia el campo de fútbol, las cuales seguimos a la izquierda por la calle Aranjuez,donde en su parte derecha hay dos sidrerías, Sidrería El Bosque y El Bodegón de Trubia, si queremos hacer una parada ahora o a la vuelta, para seguir siempre nuestra derecha por la calle San Francisco, sin desviarnos, pasando por delante de la Química del Nalón y continuamos rodeándola, dejándola a nuestra derecha, llegaremos a un claro a la izquierda donde podemos dejar el coche y después de caminar unos pocos metros, veremos el Puente Godos, del que sólo quedan restos de dos de sus pilares. Es de la misma época que el Puente Gubín, visitado anteriormente.
Una vez hayamos visto el Puente Godos, volvemos por la ruta que nos trajo hasta al mismo, para, al llegar al cruce con la N-634, girar hacia la izquierda, dirección Grado.
En este tramo de la ruta, pasaremos al lado de Valduno, donde podemos visitar las pequeñas termas romanas que hay al lado de la iglesia del pueblo, fácilmente localizable, así como visitar el pueblo, no exento de encanto.
Volvemos a incorporarnos a la N-634 hacia Grado y seguiremos la ruta hasta llegar a nuestro siguiente objetivo, el Puente de Peñaflor, de fábrica románica, y cuya constancia escrita data de mitades del siglo XII, anque sufrió una docena de reconstrucciones, entre las que destacan la de finales del sigo XVI y XVII. Fue escenario de encarnizadas batallas con las tropas de Napoleón, durante la Guerra de Independencia. Al cruzar el puente, que separa los concejos de Grado y Candamo, aunque por este último circulamos unos pocos metros para adentrarnos en el de Las Regueras. Después de cruzar el puente a nuestra derecha, hacia donde seguimos nuestra ruta, encontramos Casa Aurina, establecimiento hostelero con una larga tradición y donde se puede degustar buena comida casera.
Seguimos la carretera AS-234 pasando por Puerma, donde hay otra joya de la gastronomía asturiana, Casa Florinda, donde se puede degustar cocina tradicional de una alta calidad.
Unos pocos metros antes de llegar a este restaurante, hay un cruce a la izquierda, a Bolgues y al área recreativa de Las Llamuergas. A 500 metros de tomar el desvío está el Palacio de Bolgues, donde merece la pena hacer una parada. Si queremos, podemos seguir 750 metros más y llegar al área recreativa.Volvemos sobre nuestros pasos para tomar de nuevo la AS-234.
Continuamos nuestro camino hacia el último de los puentes de esta ruta, circulando por la AS-314, dejando a nuestra derecha el desvío a Santullano y El Escamplero. En paralelo a la carretera y a pocos cientos de metros discurre el río Andallón, donde observamos varios molinos, que pueden ser objeto de una pequeña parada, siempre que encontremos sitio para aparcar.
Pasamos Premió, último pueblo del Concejo de Las Regueras, en el límite con el vecino Concejo de Llanera, y justo donde está el indicador de Conejo de Llanera, a la derecha hay una pequeña explanada, donde temporalmente suele haber madera talada. Ahí podemos aparcar. Enfrente justo, cruzando hacia un pequeño grupo de casas, pasamos por encima del puente sobre el Río Andallón. Es un pequeño puente de hechura románica con tres arcos, tajamares en sus pilares y en perfecto estado de conservación. Para poder fotografiarlo es necesario pasar unos cables con pastor eléctrico, ya que hay ovejas en los prados colindantes. Amablemente, los dueños no ponen ningún tipo de problema para permitirnos el acceso al río, pudiendo incluso pasar por debajo de uno de sus arcos, de un lado a otro del puente y observar todos los detalles de la construcción.
Regresamos al coche y volvemos a nuestro lugar de origen por las vías más que nos resulten más cómodas.
43.41236, -5.91487
43.38318, -5.9312
43.36726, -5.96549
43.34462, -5.96062
43.40348, -6.04092
43.45878, -5.94202

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta