-
-
1.606 m
1.034 m
0
2,0
4,0
7,99 km

Vista 885 veces, descargada 22 veces

cerca de Valcaba, Cantabria (España)

Regresamos al tiempo del manto blanco, para recordar una clásica circular por las montañas de Lunada. 9 kilómetros escasos y 600 metros de desnivel acumulado nos bastaron para recorrer la Peña Becerril, el Bustarejo, Peña Lusa y el Copete de la Tramasquera desde las cabañas de Lunada. Pero los números no nos deben engañar, ya que el terreno es abrupto y hay que solventar varias palas y canales; los cuales nos hicieron sudar más de lo esperado a mi y mi compañero J.M.Guinea.

ACCESO

En Espinosa de Los Monteros (Burgos) tomar la BU-570 dirección a Las Machorras. El punto de inicio se encuentra en el PK 4,5 de la carretera del puerto de Lunada (BU-571); donde encontraremos un espacio habilitado como parking junto a la carretera.

RECORRIDO

Cruzando la carretera, se adivina una pista tapada por la nieve (E); la mañana es fría y la nieve está dura, así que podemos arrancar sin raquetas. Pronto comenzamos a ascender y abandonamos la trazada de la pista en el momento que hace un giro a la derecha. Nosotros a la izquierda, remontamos una pala (NE) en busca del pasillo que se abre en medio de un pequeño bosque, bajo el peña Lusa ya.

Atravesamos el bosque siguiendo la inclinada ladera, unas balizas blancas y azules nos guían hasta que llegamos a un rellano que antecede a la Peña Becerril. Nuestra idea era meternos en el hoyo que hay en la cara sur de esta montaña y ascenderla por uno de los canales que hay en la pared; pero las condiciones nivológicas no son las necesarias. Por lo tanto, decidimos rodear la dolina y ascender por la pala que hay en la cara occidental de la montaña; disfrutando de las vistas sobre el Picón del Fraile. Una vez superado el repecho, alcanzamos la cima de Peña Becerril (1454m); donde un hito nos marca el punto culminante sobre el circo glaciar del Hondojón.

Hacia oriente se muestra ahora impenetrable nuestro siguiente objetivo: Bustarejo o Los Porrones. Bajaremos al collado que nos separa (Escalerucas) y rodearemos la montaña por el sur, a la vez que iremos ganando altura; para terminar encontrando la pala que se encuentra en medio de los dos Porrones. Remontamos la pala y subimos por un estrecho canal a nuestra izquierda, teniendo cuidado de no meter la pierna en los agujeros del karst; para terminar alcanzando la cima de Bustarejo Occidental (1514m). Volveremos a bajar después por el canal, para continuar avanzando junto al filo de la cresta y ascender rápidamente al Bustarejo Oriental (1516m). Desde aquí el Peña Lusa muestra una gran pared que lo convierte en perfecta atalaya defensiva.

Descendiendo por la pala que accedimos a Bustarejo, realizamos un flanqueo hacia la cara occidental del Peña Lusa. Seguimos la inclinada ladera con cuidado de no resbalar, en busca de una roca solitaria que queda justo debajo del canal de acceso a la cima. Tras un breve descanso, arrancamos canal arriba asegurando cada paso con piolets y crampones; la mañana va avanzando y la nieve es cada vez más inestable. Subimos hasta el final del canal, donde nos encontramos con una serie de resaltes y terrazas a nuestra derecha, que superaremos sin gran dificultad para alcanzar la meseta superior. Tras superar una primera cota (1555m), se desciende a un pequeño collado desde donde se alcanza la cima en un par de minutos: Peña Lusa (1575m).

Tras haber disfrutado de nuestra cumbre principal y sus increíbles panorámicas, seguimos el cordal (SE); superando otra cota (1569m) y caminando por el caótico karst en busca de Las Tramasqueras. Llegaremos a un punto en el que la meseta cae en picado; a partir de aquí buscaremos el mejor camino para bajar, ayudados en contados momentos por algún hito. Teniendo que hacer uso en alguna ocasión del apoyo de las manos, llegamos al collado y nos dirigimos a la cercana cima del Copete de Las Tramasqueras (1454m.).

El siguiente paso es seguir el cordal hasta el Collado de La Tramasquera (1374m), donde tomaremos el camino de bajada (W) hacia el lugar donde dejamos el coche. Estamos a 1,5km de terminar la ruta, que los realizamos con las raquetas puestas debido al cambio del estado de la nieve. Al llegar al punto de partida, los niños se divierten con sus trineos con una sonrisa de oreja a oreja; igual a la que tenemos nosotros por haber disfrutado de un gran día de montaña con una meteo genial.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta