• Foto de Alta ruta Góriz - Torre - Bujaruelo por Faja Roya
  • Foto de Alta ruta Góriz - Torre - Bujaruelo por Faja Roya
  • Foto de Alta ruta Góriz - Torre - Bujaruelo por Faja Roya
  • Foto de Alta ruta Góriz - Torre - Bujaruelo por Faja Roya
  • Foto de Alta ruta Góriz - Torre - Bujaruelo por Faja Roya
  • Foto de Alta ruta Góriz - Torre - Bujaruelo por Faja Roya

Dificultad técnica   Moderado

Tiempo  9 horas 42 minutos

Coordenadas 2652

Fecha de subida 18 de mayo de 2016

Fecha de realización mayo 2016

-
-
3.013 m
1.344 m
0
4,4
8,8
17,54 km

Vista 628 veces, descargada 22 veces

cerca de Gavarnie, Languedoc-Roussillon-Midi-Pyrénées (France)

Vuelta de Góriz al Mesón de Bujaruelo que recorre la alta ruta, y en función del tiempo y de las fuerzas nos permitirá coronar los tresmiles del circo de Gavarnie.

Subimos por la ruta normal al Perdido hasta alcanzar el caos de bloques. Las primeras rampas son empinadas y prefiero echarme los esquís al hombro. Me los calzo en la vaguada anterior al caos de bloques, y una vez allí giramos 90º a la izquierda por la faja Roya que se distingue perfectamente. Avanzamos hasta alcanzar la huella de los que suben al Marboré y a los picos de la Cascada y ascendemos hacia el collado de la Cascada, tras la Espalda de Marboré.

Desde aquí ya distinguimos la Torre que nos depara una sorpresa; unos 500 m de arista que en cualquier otro momento será un suave paseo, pero que hoy presenta una enorme cornisa de nieve venteada hacia el circo, y una lisa pendiente de nieve hacia Ordesa que parecen quererte escupir sea como sea, a un lado o al otro. La exposición es terrible y decido quitarme los esquís y calzar crampones de inmediato. Afortunadamente no sopla una gota de viento, el día es magnífico y estamos completamente solos en este paraje inmenso. Tan solo unas figuras negras a lo lejos en la cima del Marboré y las tímidas huellas del francés solitario que nos precedía nos recuerdan que seguimos en el mundo de los vivos.

Recorremos la arista apretando esfínteres, dejando una distancia de seguridad hacia la cornisa. La nieve costra se hunde 5 cm bajo mis pasos y eso me da cierta confianza. Termina la arista y alcanzamos el lomo de la Torre, de nuevo expuesta hacia los abismos de Ordesa. Los últimos pasos a la cima son como avanzar por el casquete polar, y las vistas desde arriba compensan la adrenalina vertida.

Tomamos un merecido almuerzo en la cima mientras observamos al francés solitario bajar del Casco, justo enfrente. Desde aquí la perspectiva de su ruta es completamente vertical y le hacemos la ola.

Ahora viene la temida canal oeste que sabemos tiene un tramo pino pino. La nieve está dura y yo como siempre no me atrevo, así que sigo con crampones hasta abajo, aunque la segunda mitad de la canal ya se pone menos dura. Una vez en el altiplano entre el Casco y la Torre calzo de nuevo y alcanzamos el Collado de los Sarrios, desde donde intentamos flanquear pegados a la pared pero termino bajando al pie de la Brecha 150 m por debajo. Subirlos se me hace eterno y sudo la gota gorda hundiéndome hasta la rodilla y con un calor que se reconcentra en esta olla.

Una vez en la brecha empieza la diversión; bajada hasta el refugio de Sarradets con unas vistas magníficas, llegamos al collado de Sarradets y seguimos bajando hasta girar a la izquierda bajo la norte del Taillón en dirección al puerto de Bujaruelo. Este tramo es parte llaneo y parte remada. Desde el puerto seguimos bajando 300 m con esquís y nos los quitamos en la cabaña de eléctricas con una sonrisa en los labios.
El tramo de porteo hasta el Mesón se hace duro pues no hemos traído zapatillas.

Una ruta soberbia que hay que hacer al menos una vez en la vida.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta