-
-
3.352 m
1.902 m
0
3,6
7,3
14,5 km

Vista 695 veces, descargada 21 veces

cerca de es Bòrdes, Catalunya (España)

Actividad de puro alpinismo pirenaico que mezcla todos los ingredientes necesarios para una receta completa y efervescente. Esquí, escalada, progresión en arista, corredores de nieve y rápeles.
Salimos de la Besurta porteando esquís hasta unos metros por encima el refugio de la Renclusa. Subimos hasta el cuello de los Portillones para bajar al glaciar del Aneto y rápidamente subir directos a la derecha hasta el Pico Abadías. Des del cuello bajamos esquiando el corredor hasta el estanque de Cregüeña. Sin llegar a él y siempre resiguiendo la cadena rocosa de la izquierda (Pico Abadías, cuello Maldito y Pico Maldito), la bajada nos deja a pié de corredor.
Entrada evidente que nos permite superar los primeros cinco metros trepando para montar la R0. Aquí empieza la aventura. El primer largo de IV+ parece cosa fácil, pero hasta superar los primeros metros no permite un respiro. Una roca lazada con cordinos (y un pitón unos metros más arriba), justo antes de una travesía de izquierdas, nos permite montar la R1. El segundo tramo nos obliga a cruzar una losa que es el desagüe del corredor de más arriba. La travesía es realmente expuesta, fácil al principio y con poco agarre en el último paso hasta la progresión de la chimenea. Sube unos metros con pocos agarres y por la línea lógica hasta un tramo vertical con unos bloques arriba. Aquí montamos la R2. El tercer tramo es físico y vertical, pero con muy buenos agarres (hasta el día que cedan). Tenemos un pitón para el primer seguro y en el bloque superior un poco desplomado un tascón que viene de maravilla para superarlo a ritmo de brazo. Aquí la cosa llanea y se convierte en una trepada cómoda, ya con vistas al inicio del corredor de nieve a la derecha. Justo antes del corredor montamos las R3. De la R3 al inicio del corredor hay una trepada y un pequeño flanqueo un poco expuestos pero con roca y hielo final muy fiables que nosotros superemos en ensamble, poniendo un seguro flotante. El corredor de nieve es precioso, vertical y muy rápido hasta la arista. Des de aquí ya vemos el final, pero antes hay que superar dos flanqueos de nieve muy expuestos a cortados en su parte baja. Seguimos en ensamble poniendo empotradores y enlazando rocas. Se pueden proteger bastante bien. Los últimos metros se convierten en un pequeño corredor de nieve que en la parte final aparece también roca. Una vez arriba, el espectáculo es incalculable. Y aún queda lo mejor! Podemos subir una aguja a la izquierda (todo suma) y rápidamente seguimos la arista por la izquierda para superar un par de pasos de III (recomendable subir en ensable y poner algún seguro) y en pocos minutos llegar al Pico Maldito. Aquí disponemos de la panorámica completa para enmarcar. Seguimos la arista sorteando bloques grandes con un pie al glaciar del Aneto y el otro al de Coronas hasta culminar la Punta Astorg (dónde llega el track aprox.). Un paso estrecho nos deja al inicio del rápel. Descendemos y nos surgen las dudas. La idea inicial era continuar la cresta del Medio hasta el Pico de Coronas, pero lo más sensato es rapelar des del cuello hasta el glaciar del Aneto antes que anochezca (són las 20:30). Con dos rápeles nos plantamos a la parte inicial del corredor del Pico del Medio. Ponemos esquís ya de noche y con el frontal llegamos al paso de los Portillones (si hay nieve se recomienda ir al Portillón inferior para no quitar esquís). Trepamos hasta el cuello y ponemos los esquís para descender hasta la Renclusa. Cargamos esquís a la mochila y terminamos la actividad a pata pasada la media noche (00:30h). Una aventura épica y muy completa que nos regaló 17 horas de grandes vibraciones!

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta